Facebook Twitter RSS Reset

Ridículos géneros musicales que pocos se atreven a escuchar

Ridículos géneros musicales que pocos se atreven a escucharGIF

10 ridículos géneros musicales que pocos se atreven a escuchar.



En la música como en otras artes, la experimentación ha hecho surgir géneros maravillosos y nuevas propuestas que se han quedado en la historia no sólo por su estética acústica sino por que expresan el espíritu de su época.

El jazz, el blues, el rock, el hip y trip hop, destacan no sólo por la complejidad de su composición, sino porque hay una oleada generacional que la sustenta. La música proyecta las pasiones, ficciones y adicciones de su generación; sin embargo, tal como hay géneros que llegaron para quedarse, hay otros que simplemente pasan fugaces e inadvertidos.

Ridículos géneros musicales que pocos se atreven a escuchar

Todos hemos oído de la voz de los mayores decir: “esta generación ya sólo escucha ruido, no música”. Y quizá tengan razón.

John Cage fue el primero en hablar de música experimental, aleatoria y electrónica, controlada por el azar. Buscaba que los sonidos no tuvieran una explicación o emoción, sino sensaciones: “Música nueva: audición nueva”.

Empero de la música experimental una pervive y otra muere: el minimalismo, el glam rock, el punk, el new wave, son géneros musicales que mediante la experimentación llegaron a grandes composiciones.

Ridículos géneros musicales que pocos se atreven a escuchar

Cada generación innova y eso justo le da frescura a la música. Estos híbridos musicales que aquí presentamos, podríamos decir que nacen más de un afán de pequeñas sectas que intentaron destacar siendo “originales” o bien, de impulsos populares gracias a la masificación de las herramientas tecnológicas.

Son la expresión de aquellos quienes hacen de la tecnología su medio de expresión para expresar su nueva percepción del mundo.

La expresión es libre para todos los gustos, sólo nos preguntamos: ¿será esta una generación futurista en decadencia?

Ridículos géneros musicales que pocos se atreven a escuchar

Black MIDI