Facebook Twitter RSS Reset

Resumen de la Revolución Rusa

I. Introducción

La Revolución Rusa es uno de los hechos históricos más importantes del siglo XX, pues no solo estableció la creación de estados socialistas poniendo en práctica la teoría de Marx aplicada al estado más grande del mundo, también marcó la era de revoluciones modernas de su siglo, algo que terminó destruyendo la monarquía absolutista en Rusia, un tipo de movimiento que no se veía desde el siglo anterior, y que llegó esta vez con una nueva teoría: el socialismo.

A diferencia de un conflicto internacional, esta revolución marcó una nueva forma de pensar, hasta entonces no practicada, una nueva estructura política, social, y económica que cambiarían el mundo para siempre.

II. Antecedentes y causas de la Revolución Rusa

Para mediados del siglo XIX, el Imperio Ruso era el estado más grande sobre la tierra, su extensión territorial iba desde los fértiles campos de Ucrania en el Oeste, hasta el territorio de Alaska en el Este, terreno que sería vendido más tarde a Estados Unidos; todo este vasto territorio había pertenecido por más de 400 años a un solo personaje: el Zar.

El Zar era el personaje más rico y poderoso de todo el imperio desde que Iván IV, o “Iván el Terrible” estableció el gobierno Zarista en el principado de Moscú. La familia real de los Aleksándrovich Romanov reinaba desde hace más de 300 años.

A diferencia de muchos soberanos Europeos de la época (siglo XIX), para el zar era muy difícil estabilizar la Economía del país, esto debido a que era uno de los estados más poblados de Europa, pero la diferencia con otras naciones, como Alemania, con elevada población, era que Rusia era un estado con más de 20 millones de Kilómetros cuadrados en un localización geográfica en donde hasta en las zonas más al sur, el invierno era muy crudo, lo que dificultaba la expansión de las ciudades, la comunicación terrestre y hasta la agricultura en tiempos de nevada.

Aún cuando toda Europa estaba en pleno apogeo de la era industrial, Rusia era un país muy retrasado, los pueblos rurales vivían del campo y las ciudades más grandes, Moscú y San Petersburgo, apenas llegaban a 500 mil habitantes, la mayoría de los cuales trabajaba en fábricas pobres con bajos salarios y muy malas condiciones laborales.

Las Industrias del país requerían del capital extranjero para sustentar las fábricas y la producción de bienes. La creación de industrias dependía siempre del gobierno y la burguesía, pero al necesitar capital extranjero, el país se endeudaba cada vez más y al tener que pagar exagerados intereses, su única salida era aumentar los impuestos de la gente común.

Explicando un poco más el sistema político y económico de la Rusia de la época, podemos explicar cómo se organizaba el poder político del imperio. El poder de Rusia se centraba, de una forma absolutista y teocrática en la voluntad del Zar, apoyado en cuatro pilares: la nobleza, el clero, el ejercito, y la burocracia, todos apoyados por un omnipresente cuerpo policial político. A pesar de que el Zar ostentaba un poder absolutista, existía una Duma Imperial, un congreso conformado por burócratas para determinar algunas decisiones políticas del imperio, sin embargo, esta junta siempre requería del consentimiento del Zar para tomar decisiones y estaba orientada hacia su corriente de pensamiento político; era prácticamente un engaño para que el pueblo viera la Duma como un avance en la “democratización” del Imperio.

Así llegamos a 1861, el Zar Alejandro II de Rusia planea una serie de reformas liberales, según muchos, los cambios económicos y sociales más importantes y arriesgados desde aquellos impuestos por Pedro El Grande, consolidador del Imperio Ruso como tal, están por venir; Y no se equivocan, el 3 de Marzo de 1861 (19 de Febrero en Calendario Juliano, calendario que regía en esa época en Rusia) se pronuncia una reforma legal impuesta por el mismo Alejandro, llamada “Manifiesto de Emancipación”, en ella se proclama legalmente, para todo el imperio, la prohibición de la servidumbre, la propiedad privada de seres humanos, estableciendo la condición de ciudadano libre a cada habitante del Imperio. Esta ley impuesta por el zar es acogida muy bien y con mucha gratitud por parte de la mayoría de clases sociales bajas, especialmente quienes acostumbraban a ser siervos.

Lamentablemente y como algunos campesinos pensaban, esta reforma trajo más pobreza e inestabilidad al Imperio que antes, pues los campesinos, al no tener un empleador fijo, no recibían los beneficios de un amo: vivienda y alimentación; entonces tuvieron que comenzar a amasar sus propios recursos económicos, lo cual para un campesino común, por su clase social y escaza educación básica, era muy difícil.

A pesar de que el Zar trata de remediar su mala imagen y la de su personaje con nuevas reformas liberales como el nombramiento de jueces independientes a su régimen, el mejoramiento de un ejército ruso en ruinas, y la creación y mejoramiento de Universidades, nada impide que los grupos revolucionarios en contra de su régimen se desarrollen; Es entonces cuando grupos como el Partido Socialista Revolucionario, o el Partido Obrero Socialdemócrata toman poder entre la gente, y de forma clandestina empiezan a confabular.

Finalmente, es el grupo revolucionario terrorista Naródnaya Volia, el que terminaría asesinando al Zar en un atentado el 13 de Marzo de 1881, Exactamente el día en que el Zar planeaba anunciar algo histórico en la historia de Rusia: la creación de un congreso legislativo con participación de congresistas independientes elegidos por votación popular; La mañana de ese 13 de Marzo el Zar se dirigía a la reunión de la Duma para anunciar su decisión, mientras viajaba en carruaje por las calles de San Petersburgo, un miembro del grupo terrorista recibió la señal para lanzar la granada contra el carruaje del Zar, afortunadamente, éste era resistente a explosiones, pero la granada rebotó en la calle explotando e hiriendo a quienes caminaban por ahí, el Zar bajó de la carrosa para ayudar a los heridos, entonces otro terrorista llega y le tira otra granada a una distancia menor, explotando cerca de su cuerpo.

Horas después fallecería en un hospital cercano sin poder haber cambiado el futuro político de su país tal y como él esperaba.

El heredero al trono, el hijo de Alejandro II, Alejandro III, subió al poder con planes muy diferentes a los de su padre, su miedo a sufrir el mismo destino de su padre, y su sed de venganza lo convirtieron en un gobernante muy opresivo. Comenzó a perseguir a los partidos políticos y organizaciones contrarias a su régimen con ejecuciones, exilios, y castigos.

Un hecho especial a mencionar es la ejecución de algunos jóvenes revolucionarios, entre ellos, el joven Aleksandr Ulianov, estudiante de Química perteneciente al grupo terrorista Naródnaya Volia, quien participó en la creación de bombas camufladas con la intención de asesinar al Zar; en uno de sus intentos, él y sus compañeros fueron encontrados y condenados a ser fusilados. Este hecho, ocurrido en 1887, marcó de por vida a su hermano menor, Vladimir Ílich Ulianov, quien más tarde sería conocido como Lenin.

Los acontecimientos de finales del siglo XIX e inicios del XX fueron los más importantes para el desarrollo de la revolución. Al morir Alejandro III, su hijo, Nicolás II subió al trono en 1894. Nicolás era un gobernante que nunca demostró mucho interés por gobernar su Imperio ni por el bienestar de su gente; el pueblo lo veía como un gobernante insensible con su sufrimiento y alguien autocrático que reinaba bajo su único criterio y voluntad.

En un intento por regenerar su imagen, y por intereses personales de poder, en 1905, entró en guerra con Japón en disputa por la región de la península de Corea y el Norte de China, en el extremo Oriental de Rusia. Las dificultades pronto llegaron, el Zar movilizó a sus tropas a través de todo el Imperio en el ferrocarril transiberiano, el orgullo de su gobierno. Con elevados costos de movilización, un ejército muy débil, y una marina retrasada, y tras varios meses de fallidas batallas, el ejército ruso perdió desastrosamente en la última batalla en la que tras varias semanas de viaje marítimo desde el mar báltico hasta las costas de Japón perdió en menos de dos horas toda su armada marina, desgraciadamente para el Zar, había más grandes problemas esperándolo en las calles de San Petersburgo.

En Enero de 1905, el pueblo de San Petersburgo salió a las calles en una marcha pacífica en “apoyo” al Zar para pedir paz ante la guerra con Japón, mejores raciones de alimentos, mejores condiciones laborales, y una consolidación económica en el Imperio sin despilfarros innecesarios en conflictos armados; Este grupo que buscaba hablar personalmente con el Zar fue exterminado brutalmente por la armada real del Palacio de Invierno, residencia del Zar. Esta agresiva reacción de la armada terminó con la paciencia de la gente, quien ahora con un real resentimiento, buscaban cambios inmediatos en su sociedad; toda esta indignación ocurría delante de los ojos del Zar quien no consideraba a estas protestas algo relevante. Mientras tanto los grupos revolucionarios aprovecharon estas situaciones de indignación popular para agitar más el ambiente entre la gente, convencerlas de una verdadera revolución y de tomar medidas drásticas y definitivas.

Por su parte el partido Bolchevique, dirigido por Lenin y otros revolucionarios, comenzó a formar juntas y asambleas clandestinas en las principales ciudades y pueblos del Imperio, llamadas Sóviets, en éstas se discutía la forma de comenzar un movimiento a nivel nacional para tomar el poder del Imperio e instaurar un gobierno comunista radical basados en las teorías de Marx y de otros pensadores revolucionarios Rusos. La tensión en todo el país persistía a costa del Zar quien no tomaba la intranquilidad de la gente como algo importante.

La gran guerra (Primera Guerra Mundial) comenzó en Europa en 1914 ante la sorpresa de muchos soberanos incluido el Zar quien vio ésta como otra oportunidad para arreglar su imagen de mediocridad. Rusia entra en la guerra en apoyo a Serbia para luchar contra el Imperio Austrohúngaro aliado al Imperio Alemán, el cual sería el verdugo del ejército ruso en esta guerra. Con un ejército rellenado de campesinos y obreros inexperimentados, y un sistema militar desgastado tras fracasar contra Japón en 1905, Rusia vería una campaña desastrosa en la guerra. Ante tantas batallas perdidas, el Zar decide tomar en persona el poder de la milicia y partir al frente de batalla, pero al no tener preparación militar ni estratégica, no hace más que agravar la situación y hacer de la campaña rusa la más desastrosa de los participantes en la gran guerra.

Más batallas perdidas siguieron hasta que, 3 años después, en Febrero de 1917, el día 23 (8 de Marzo en calendario Gregoriano), día de la mujer, las mujeres de San Petersburgo se levantaron en protestas para pedir mejores raciones de alimento, ésta sería la chispa que inicie con la revolución de Febrero la cual terminaría con el régimen Zarista para siempre.

Resumen de la Revolución RusaResumen de la Revolución RusaResumen de la Revolución Rusa

Alejandro III

Resumen de la Revolución Rusa Alejandro II

Resumen de la Revolución Rusa

Primera Guerra Mundial

III. Desarrollo del hecho

Los hechos comienzan el 23 de Marzo de 1917, en plena época de guerra, fecha del día de la mujer; Las mujeres de San Petersburgo comienzan protestas en la plaza frente al Palacio de Invierno para pedir mejores raciones de Alimentos, mientras tanto los Mencheviques (revolucionarios socialistas moderados), al mando de Aleksandr Kérenski, aprovecharon, y en 3 días de intensas protestas, varios obreros se unieron a la marcha aclamando por el fin de la autocracia.

A pesar de que todo el cuerpo policial luchó para frenarlos, tras varios días más de protestas, las cuales se extendieron por ciudades vecinas, los revolucionarios se hicieron con el poder de la Duma, la cual el Zar había disuelto días atrás. Finalmente, el 2 de Marzo, el Zar se vio obligado a dimitir en su favor y el de su hijo Alejo, el heredero, dejando el puesto para su hermano el duque Mijaíl Aleksándrovich quien optó por dejar el poder completamente a la nueva Duma. El Zar y su familia fueron exiliados a Tomsk para luego ser llevados a Ekaterimburgo donde serían ejecutados meses más tarde. La monarquía llegó a su fin tras más de 400 años de represión Zarista, y un nuevo futuro para Rusia se vislumbraba con el triunfo de la revolución Menchevique.

El nuevo gobierno provisional dejó el cargo mayor de primer ministro al ex presidente de la Duma, Giorgi Lvov quien controló el estado del 15 de Marzo al 21 de Julio, fecha en la que sería sustituido por Aleksandr Kérenski, organizador del partido Menchevique.

Tras 3 meses de gobierno, la gestión de Kérenski se convirtió en una verdadera decepción para el pueblo, es entonces cuando el partido bolchevique (revolucionarios comunistas) empieza a armar a la gente para exigir más cambios y cumplimento por parte del gobierno provisional, ante el alboroto causado por los bolcheviques, la policía al mando de Kérenski comenzó a atacar y clausurar imprentas de diarios Bolcheviques, entonces, el partido Bolchevique decide pasar a acciones mayores y convoca una a una junta nacional de todos los Sóviets (asambleas bolcheviques) del país, se reunieron en la sede del Sóviet de Petrogrado (antes San Petersburgo) y decidieron convocar a toda la armada roja e ir tomando cada edificio de la ciudad hasta llegar a la plaza del Palacio de Invierno donde se instaló Kérenski y el gobierno provisional, una vez ahí, y al llegar Lenin de su exilio en Suiza, tomaron el palacio y designaron una nueva asamblea llamada Consejo de Comisarios del Pueblo de los Sóviets, nombrando como presidente del consejo a Lenin, instaurando así un gobierno Socialista basado en las teorías de los bolcheviques en todo el país. Todo esto sucedió entre el 24 y el 26 de Octubre (Calendario Juliano) de 1917.

Kérenski logró huir del país para exiliarse en varias naciones y acabar en Estados Unidos en 1940, años más tarde se arrepentiría de la revolución de Febrero y sus consecuencias.

Finalmente el gobierno instaurado definiría en 1922 la unión de 4 naciones federativas socialistas (Rusia, Ucrania, Bielorrusia, y Transcaucasia) mediante el Tratado de Unión que definiría en esta unión un nuevo estado, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) el cual se convertiría, años más tarde en la mayor potencia mundial junto con Estados Unidos.

Resumen de la Revolución Rusa

Nicolás II de Rusia

Resumen de la Revolución Rusa

Aleksandr Kérenski

Resumen de la Revolución Rusa

Vladimir Ílich Ulianov, Lenin

IV. Personajes que participaron en el hecho histórico (Incluido en punto III)

Nikolái Aleksándrovich Románov, conocido como Nicolás II de Rusia fue el último Zar de Rusia, nació en San Petersburgo, capital de la Rusia Imperial, el 18 de Mayo de 1868. Su padre fue el zar Alejandro III, hijo de Alejandro II famoso por abolir la servidumbre en Rusia. Nicolás subió al trono tras la muerte de su padre, el 1 de Noviembre de 1894 con el nombre de Nicolás II de Rusia, y se casó el 26 del mismo mes con la zarina Alejandra Fiódorovna.

Nunca mostró mucho interés por la política, y aunque le interesaba el estudio militar, nunca estudió técnicas ni tácticas militares. Según sus propias palabras y las de su padre, Nicolás nunca estuvo listo para gobernar, pues no tenía suficientes conocimientos sobre política ni economía. Tuvo que dimitir a su cargo tras la Revolución de Febrero, el 2 de Marzo de 1917; Él y su familia fueron exiliados a Tomsk, en Siberia, y luego a Ekaterimburgo, en los Urales, donde el 17 de Julio de 1918 sería ejecutado con su familia, por orden del Sóviet de los Urales.

Aleksandr Kérenski, nació en Simbirsk, Rusia, en 1881, pero desde joven vivió en Taskent donde ocupó cargos menores de funcionario. En 1889 finalizó sus estudios secundarios y viajó a la capital para estudiar derecho por la Universidad de San Petersburgo donde se graduó en 1904.

Se afilió y ocupó cargos importantes en partidos revolucionarios como el Partido Social Revolucionario, participó en el Sóviet Bolchevique de Petrogrado a pesar de pertenecer al Partido Menchevique. Fue pieza clave en la revolución de Febrero de 1917, donde fue uno de los mayores dirigentes y posterior líder del gobierno provisional. En Octubre del mismo año, tras la Revolución Bolchevique, huyó del país y fue exiliado en varias naciones; Pasó en Francia hasta 1940, año en el que viajó a Nueva York, Estados Unidos, lugar donde vivió por el resto de su vida, hasta su muerte el 11 de Junio de 1970. Años después de la revolución de Febrero de 1917, se arrepentiría públicamente de liderarla y acabar con el régimen zarista.

Vladimir Ílich Ulianov, conocido como Lenin, fue el principal propulsor de la revolución de Octubre de 1917 donde el partido Bolchevique se estableció en el gobierno Ruso. Nació en Simbirsk, Rusia, el 10 de Abril de 1870, perteneció a una familia acomodada. Nació en el mismo pueblo de Aleksandr Kérenski, y su padre, Fiódor Kérenski, fue maestro de Lenin en la secundaria, siempre lo describió como un alumno brillante.

Cuando tenía 17 años, en 1887, Lenin presenció la ejecución de su hermano Aleksandr por intento de atentado contra el Zar Alejandro III, ya que pertenecía a un grupo terrorista Revolucionario; Este hecho marcaría de por vida al joven Lenin quien empezó a reflexionar en el sistema del Imperio, y comenzando a leer a autores como Marx y otros revolucionarios rusos.

En 1887 ingresaría a la Universidad de Kazán de donde sería expulsado en Diciembre por participar en grupos revolucionarios, al salir, logró ser admitido en la Universidad de San Petersburgo donde se graduaría de Abogado en 1894. Inmediatamente se uniría al Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, en donde presentaría su tesis comunista y definiría la separación de los movimientos Menchevique, y Bolchevique, el cual él lideraba junto con León Trotsky y José Stalin. Después de fracasar en su participación de la Revolución de Julio de 1905 se escondió en Finlandia y luego en Suiza.

Regresaría a San Petersburgo el 25 de Octubre de 1917 para liderar el asalto al Palacio de Invierno donde se había instalado el Gobierno Provisional y fue nombrado presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo de Rusia y más tarde de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas tras firmarse el tratado de unión el 29 de Diciembre de 1922, sería el líder mayor desde esa fecha hasta el día de su muerte.

Murió de un ataque cerebral el 21 de Enero de 1924 en Gorki, cerca de Moscú.

V. Relación del hecho histórico con el resto del mundo

La revolución Rusa de 1917, en sus dos etapas marcaron el mundo completamente, y el destino de varias naciones para siempre. El pensamiento Marxista – Leninista de una sociedad y sistema económico más justo se convirtieron en una parte fundamental de la teoría comunista. Aquí están las formas más significativas en las que la Revolución Rusa afectó al mundo:

• Le dio a varios movimientos revolucionarios de todo el mundo la muestra de que es posible cambiar toda una sociedad.

• Le demostró a todos los gobiernos del mundo, el inmediato efecto de una revolución; En Rusia, todo un sistema social cambió de la noche a la mañana.

• El Progreso de la teoría comunista y los planes de trabajo impuestos por el gobierno posterior de Stalin, convirtieron a la U.R.S.S en una superpotencia mundial en pocos años.

• La revolución Bolchevique alentó a varios movimientos comunistas alrededor del mundo a establecerse, como sucedió en China, Rumania, Cuba, Corea del Norte, Vietnam, Camboya, Alemania Oriental, entre otros. La Unión Soviética siempre apoyó estos movimientos extranjeros.

• La consolidación de la Unión Soviética como superpotencia llevó a la competencia con E.E.U.U. en la guerra fría.

Resumen de la Revolución Rusa

Situación Mundial en 1980, en rojo la Unión Soviética y sus aliados, y en azul, la OTAN, encabezado por Estados Unidos, y sus aliados.

VI. Consecuencias de la Revolución Rusa

Aquí están las consecuencias más relevantes tras la Revolución Rusa en todo su proceso:

• Fin del gobierno del zar, régimen que había reinado en Rusia por más de 400 años.

• Disolución de la Duma Imperial y creación del Consejo de Comisarios del Pueblo.

• Tratado de Unión donde se creó y “unificó” a cuatro naciones para formar la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S)

• Establecimiento de un gobierno Comunista en Rusia.

• Tras un proceso de trabajo, décadas más tarde la U.R.S.S. llegaría a convertirse en la mayor potencia mundial junto con E.E.U.U., polarizando, de esta forma, los bandos ideológicos a nivel mundial, el comunismo centrado en la Unión Soviética, y el capitalismo en Estados Unidos.

• Primera aplicación a nivel mundial de las teorías Sociales y Económicas formuladas por Karl Marx años atrás.

• A largo plazo y especialmente bajo el gobierno de Stalin, se vivió mucha opresión política en todo el país. Bajo su mandato se estima que entre víctimas de guerra, ejecuciones de todo tipo, castigos, prisioneros políticos del Gulag, y otros factores, hubo entre 10 y 60 millones de víctimas mortales por persecución; todo esto en el periodo aproximado de 1930 – 1952.

• La época de la revolución, entre 1917 – 1921, se obtuvo un saldo muertes de aproximadamente 4 millones de personas.

• Pérdida casi total de la cultura imperial rusa y de pueblos autóctonos de todo el imperio.

• …entre otras.

VII. Bibliografías y Referencias

• Documental History Channel “La Revolución Rusa”

• Documental History Channel “La Revolución Rusa a Color”

• Documental BBC “Días que cambiaron al mundo: El fin de los zares rusos

y la caída del muro de Berlín”

• Documental Biography Channel “Lenin”

• es.wikipedia.org/wiki/Revolución Rusa de 1917

• es.wikipedia.org/wiki/Revolución Bolchevique

• Libro “Historia Universal: 15.Un Mundo en Armas”;Grupo El Universo,

Editorial Sol90. “Capítulo 1:La Gran Guerra y la revolución Rusa”.

Páginas 18-21, “La Revolución Bolchevique”

• Libro “La Enciclopedia del Estudiante: 02.Historia Universal”; Grupo Santillana, “Bloque 5: Edad Contemporánea”. Páginas 248-251, “La Revolución Rusa” y “La época Estalinista”

• Libro “Historia Universal: 12.Edad Contemporánea II-Imperialismo y Primera Guerra Mundial”; Grupo Santillana, “Bloque 4: El Arte y la Revolución”. Páginas 84-89, “La Antesala”, “La Revolución de 1917”, y “La Revolución de Octubre”. Ediciones Santillana, Septiembre de 2007

• http://www.historialuniversal.com/2010/07/causas-de-la-revolucion-rusa.html

• http://revolucionrusa1917.blogspot.com/2008/10/antecedentes-de-la-revolucion-rusa_15.html

• http://www.historiacultural.com/2010/11/revolucion-rusa-1917.html

• http://www.historialuniversal.com/2010/07/consecuencias-de-la-revolucion-rusa.html



Aclaración:

Yo, como autor de esto post, personalmente no defiendo la revolución ni la teoría Comunista, el único propósito de este post es contribuir como me es posible a la educación de los usuarios en general.

No comments yet.

Leave a Comment