Facebook Twitter RSS Reset

Reprimen murga: periodismo parapolicial de Clarín

De los creadores de “La crisis causó dos nuevas muertes” cuando ocultaron el accionar de su amigo Duhalde (que les licuaba su deuda en el año 2002)
Reprimen murga: periodismo parapolicial de Clarín

Llega otra entrega de ocultemos la represión macrista...

“Dos gendarmes fueron baleados durante un operativo”, titularon Clarín y La Nación. Una versión parapolicial de la represión que dejó 16 niños heridos tras la balacera a una murga en el Bajo Flores. De los autores de “La crisis causó dos muertes”.
Reprimen murga: periodismo parapolicial de Clarín



El viernes a la noche, Los Auténticos Reyes del Ritmo se encontraban ensayando para los próximos carnavales. Mientras realizaba un supuesto operativo, la Gendarmería desoyó el pedido de los jóvenes de la murga y avanzó entre los 140 chicos y chicas que ensayaban sobre calle Bonorino. Dos chicos resultaron heridos por un patrullero que avanzó sobre el grupo.

Hasta ahí, ya es indignante. Pero no contentos con eso, los gendarmes quisieron seguir avanzando, en lo que ya era una clara provocación. Como relata el director de la murga, a pesar de que ante los primeros golpes les dijo a los chicos que se corran, el gendarme a cargo del operativo comenzó a disparar sobre los “peligrosos murgueros”. “Desesperado, mi hijo Jonathan se puso adelante mío. Y le dieron en la pierna, apenas arriba del tobillo, arrancándole la carne con una bala de plomo, sí, una bala de plomo que seguro era para mí. Ahora, ahí tiene un pozo y le pueden ver el hueso. A mí, me llenaron de balas de goma por todos lados, porque me tiraron sin asco. Por eso, en cuanto pude, me levanté y salí a correr para cubrirme, pero entonces ya no había un solo gendarme, sino muchos, que comenzaron a reprimir sin piedad. Así, tal cual, tirándoles a todos como si estuvieran locos, sin importarles que hubiera chicos por doquier. Fue un desastre, un desastre total. Tiraron a mansalva”.

El resultado: 16 chicos y jóvenes heridos, que por orden de la Policía (se trataría de una “peligrosa banda”) no fueron atendidos en el Hospital Piñeyro.

Esos fueron los hechos. Pero Clarín y La Nación decidieron ocultar, otra vez, la verdad. Como si se tratara de un comunicado salido de la Comisaría 36 o el puesto de Gendarmería, titularon que “Dos gendarmes fueron baleados durante un operativo en la villa 1-11-14”. Los efectivos habrían “resultado heridos cuando intentaban retirar dos coches robados que habían sido abandonados en el lugar”. Los efectivos, fuertemente pertrechados, habrían visto cómo durante el operativo “se ’empezaron a aglomerar’ cerca de 50 individuos alrededor del personal”.

Nada sobre la represión, sobre los palazos y balas contra los pibes que preparaban sus ritmos y vestimentas con la ilusión del próximo carnaval.

Lo que se llama un periodismo parapolicial, que estigmatiza a los pibes de los barrios populares y cuenta la historia dictada por los comisarios y “caranchos”.

Les faltó decir que “dos niños murgueros abollaron un patrullero al intentar detenerlo con sus cuerpos”.

Reprimen murga: periodismo parapolicial de Clarín
Reprimen murga: periodismo parapolicial de Clarín

Querés saber por qué Clarín te oculta todo lo que está ocurriendo? Enterate y pasá por este post:

Macri y Clarín: el amor es más fuerte

No comments yet.

Leave a Comment