Facebook Twitter RSS Reset

Repará tus discos de vinilo doblados.

Por mucho que nos cueste admitirlo, un disco de vinilo no es más que un trozo de plástico. Da lo mismo lo preciado que sea, o la buena música que tenga, si le das calor y le aplicas presión se deforma.

Repará tus discos de vinilo doblados.




Seguro que te habrá pasado con algún que otro disco, que después de un tiempo sin ponerlo, su superficie se ondula como una marea negra cuando lo reproduces en tu tocadiscos, la aguja es incapaz de leer sus surcos y no para de saltar. Efectivamente, tenés un disco doblado, pero no desesperes, no es el fin del mundo, muchos aseguran que se puede arreglar. Aquí haremos una recopilación de diferentes formas con el que se puede solucionar este problema, ordenadas de menor a mayor gasto económico.

Repará tus discos de vinilo doblados.

Evita las principales causas por la que los discos se pueden doblar.

Repará tus discos de vinilo doblados.

No los pongas cerca de una fuente de calor como pueda ser: una estufa o una torre de ordenador. Aléjalos de la luz solar, no olvides que las fuentes de calor más comunes de una casa son las ventanas. Intenta apilarlos de forma vertical, nunca en horizontal uno encima de otro, la presión que ejerce este peso puede doblarlos poco a poco.



UTILIZAR PESO

Repará tus discos de vinilo doblados.

Esta forma conlleva poco riesgo para tus discos. Consiste en colocar peso de forma homogénea sobre el disco de manera continuada durante meses. La manera más fácil de hacer esto es utilizar los muebles de tu casa que tengan una base plana para ejercer este peso, también sirve una pila enorme de libros, encima de un disco encima de dos laminas de vidrio. Recomendamos que protejáis el disco con una capa de tela no sintética. 

PESO + CALOR

Repará tus discos de vinilo doblados.

Si no tenés tiempo ni paciencia, o el disco parece demasiado doblado, te recomiendo que pases a medidas más desesperadas. La medida más extendida y utilizada por la mayoría de la gente, necesita de tres elementos fundamentales: Dos láminas de vidrio y un horno.


Los pasos son:

Colocá el disco de vinilo dentro de los dos vidrios (muchos ponen una tela, no sintética entre el vidrio y el disco). 

Calentá el horno primero entre 175 y 200 grados centígrados durante 30 minutos. 

El sándwich vinílico lo colocás dentro del horno a la mínima temperatura, 50º a 40º durante 20 minutos, pero con el horno caliente. 

Rápidamente lo sacás y lo ponés sobre una superficie plana con un peso encima, por ejemplo unos libros. 

Dejá el disco durante un día dentro de los vidrios y después al sacarlo debería estar más recto.También podés prescindir del horno y hacer el sandwich con los dos vidrios y dejarnos al sol por el término de una hora



Riesgos

Repará tus discos de vinilo doblados.

Muchos opinan que en ningún caso se puede dar calor a un disco. Porque aunque aparentemente le 

eliminéis los problemas de doblado, el disco no terminará siendo el mismo. El calor deforma los surcos restando fidelidad al sonido del disco. Por tanto mucho cuidado. 

MAQUINAS ALISADORAS 

En el mercado existen diferentes opciones para satisfacer esta necesidad del coleccionista de discos. El problema es que cuanto más dinero, mejores prestaciones ofrecen para el cuidado de nuestros discos.

Repará tus discos de vinilo doblados.

Posiblemente la maquina más común y comercializada. Su ventaja es que no es difícil de utilizar y no cuesta mucho dinero, por lo que muchos coleccionistas se decantan por ella para reparar sus discos doblados.