Facebook Twitter RSS Reset

Reinventar el pan: nueva tecnología.

Reinventar el pan: nueva tecnología.

Reinventar el pan: nueva tecnología.

El nuevo método de amasado mecánico permite hornear el pan integral sin levadura ni aditivos artificiales. En la producción convencional, aparte de harina y agua, el pan lleva antioxidantes, conservantes y otros compuestos químicos.

El tiempo de preparación del pan con la nueva tecnología se puede reducir hasta 120 veces. Para conseguirlo, los ingenieros rusos decidieron añadir a la cadena de producción una máquina parar ahuecar la masa.

“Se han convertido en unos auténticos pioneros en el sector. A estas alturas, la empresa no solo ha patentado esta exclusiva tecnología en Rusia, sino también en la UE, China, Canadá y EE UU, pues se trata de un invento crucial para el desarrollo de la producción industrial”, opina la experta en patentes y derechos de autor, Ekaterina Kozir.

En un turno de siete horas, la máquina produce unas 700 barras de pan. “Gracias al ahuecado mecánico y no ‘químico’ de la masa, el pan se conserva durante bastante tiempo y mantiene la ternura hasta cinco días después”, afirma Yevgueni Perevozchikov, director de la empresa que ha desarrollado el invento, Avtom-2.

La levadura como arma biológica

En los últimos años, se han publicado numerosos estudios que confirman que los cultivos de levadura son perjudiciales para el organismo. Por ejemplo, el doctor en Biología Alexander Boldyrev demostró que los procesos de fermentación de la levadura desarrollados en el organismo afectan al sistema inmunitario y pueden provocar la aparición de tumores cancerígenos.

De acuerdo con Andréi Averiánov, portavoz del laboratorio del mercado de alimentación Petrovski, el 80 % de los adultos y el 95 % de los niños de todo el mundo sufren algún tipo de afección por el uso de la levadura.

“Para la producción de pan a gran escala se usan levaduras transgénicas, y en el organismo se desarrollan procesos de fermentación y de putrefacción”, aclara Averiánov. “Aparece una flora microbiana que daña el tracto estomacal e intestinal. Los microorganismos patógenos penetran fácilmente en el torrente sanguíneo. El estreñimiento, las varices, las úlceras tróficas o los cálculos biliares son efectos secundarios de los ataques de la levadura. Como resultado de cambios patológicos en los órganos vitales, el cuerpo se convierte en un caldo de cultivo de virus, hongos y bacterias”.

Separar el grano de la paja

De acuerdo con los creadores del minihorno, la empresa Avtom-2, otro problema para el organismo es la harina que se usa en la producción industrial. Para obtener harina blanca, se procesan los granos de calidad superior para separar la parte más valiosa, el salvado y el germen del grano. Lo que queda es la parte muerta, compuesta principalmente de almidón.

Como resultado, el hígado se satura con una masa aceitosa, el almidón se acumula en el organismo en forma de mucosa y las paredes del intestino se obstruyen.

Los creadores de la empresa Avtom-2 decidieron usar harina integral, que incluye la parte más saludable y biológicamente más activa de la planta: el salvado y el germen. Además, encontraron la forma de librar a los obradores de la levadura para siempre. “El contenido de gluten es mucho menor en esta mezcla que en la harina refinada de calidad superior”, comenta Averianov.

Según los expertos, si bien hasta hace poco el pan sin levadura se producía sobre todo en pequeñas panaderías, esta nueva tecnología permitirá introducir este tipo de pan también en las plantas industriales. “El porcentaje de pequeñas panaderías en el mercado europeo no supera el 15 %, por eso el precio de este tipo de panes es tan alto”, comenta Averiánov. “La nueva tecnología permitirá renunciar a la levadura y producir un pan más saludable a precios razonables”.

Según afirman los creadores, productores del sector de Israel, Turquía y Holanda se han mostrado interesados en su minihorno. También las tropas rusas han sabido apreciar las ventajas de este pan, firmando un acuerdo con Avtom-2 para el suministro de hornos autónomos.

Reinventar el pan: nueva tecnología.

No comments yet.

Leave a Comment