Facebook Twitter RSS Reset

Refugiados van a “Buchenwald” campo de concentración Nazi

El excampo de concentración nazi Buchenwald se convierte en hogar de refugiados
Refugiados van a
Ante la creciente afluencia de refugiados, las autoridades de la ciudad alemana de Schwerte, en la región del Ruhr, tomaron polémica una decisión: los inmigrantes serán albergados en el excampo de concentración nazi Buchenwald.
Refugiados van a

“La decisión es adecuada”, justificó la polémica medida el alcalde de Schwerte, miembro del partido Unión Demócrata Cristiana de la canciller Angela Merkel, Heinrich Böckelühr. “No puede ser que todos los edificios sigan siendo un tabú 70 años después del fin de la Segunda Guerra Mundial”, indicó.

Por su parte, el alcalde del principal distrito de la capital alemana Berlín-Mitte, Christian Hanke, también encuentró “sensata” la decisión de acoger a los refugiados en uno de los más grandes campos de concentración de la época nazi. “Es una solución de emergencia, pero es inevitable (…) Hay un montón de espacio en las barracas”, dijo Hanke al diario ‘The Daily Mail’.

Refugiados van a

En dependencias del excentro de detención serán alojados unos 21 solicitantes de asilo. Representantes de las autoridades de Schwerte explicaron este viernes en una rueda de prensa que los edificios originales de Buchenwald fueron destruidos tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y que las barracas que se encuentran actualmente en el lugar fueron construidas en los años 1950 y ya han servido como hogar de refugiados y como residencia de artistas.

Refugiados van a

Un refugiado que vive en una de las barracas de Buchenwald, Abdurahman Massa, de 20 años, ciudadano de Eritrea, comenta sobre su estancia en el excampo: “Esto es bueno para mí”, y explica que no le importa para qué se utilizaba el edificio antes, sino tener un techo.

Refugiados van a

Otro refugiado entrevistado por ‘The Daily Mail’, que vive en el mismo edificio desde hace una semana, afirma que las barracas se encuentran en “buen estado”, y agrega que “muchos ni siquiera tienen esto”. Además de tener techo los refugiados albergados en la ciudad de Schwerte reciben 135 euros mensuales para gastar en alimentos y otros bienes de primera necesidad.

Sin embargo, en torno al asunto se abrió un intenso debate. Birgit Naujoks, jefe del consejo de refugiados del estado de Renania del Norte-Westfalia calificó el plan de las autoridades de Schwerte como “alarmante y desconcertante o por lo menos insensible”. La primera ministra de Renania y líder regional del Partido Socialdemócrata de Alemania, Hannelore Kraft, quien comparte la opinión de Naujoks, solicitó a las autoridades de la ciudad revisar el polémico proyecto.

Refugiados van a

No comments yet.

Leave a Comment