Facebook Twitter RSS Reset

Red en América del Sur[editar] Partiendo desde el (Cusco),

Red de caminos del Tahuantinsuyu

Trilha Inca Cuzco

La Red de caminos del Tahuantinsuyu (en quechua, Qhapaq Ñan) fue un sistema de caminos de enormes distancias en la civilización incaica que vinculaba las ciudades importantes de la costa y de la sierra. Se estructuró con base en dos ejes longitudinales: del sector cordillerano y del llano costero. Este sistema de los incas no fue sino un bimilenario legado preincaico, potenciado durante el Estado incaico. En idioma quechua, Qhapaq Ñan significa: camino del rey o del poderoso o camino del Inca, tanto para la totalidad de esa organización de rutas, que superaban los 30 000 kilómetros, como para el camino principal (de aproximadamente 5200 km de longitud). Todos estos caminos se encontraban conectados al Cuzco, la capital del Tahuantinsuyo o Imperio incaico, facilitaban su comunicación con los distintos pueblos anexados en el marco del proceso expansivo inca y, al mismo tiempo, constituían un efectivo medio de integración político–administrativa, socio-económica y cultural. Dado que el Capac Ñam interconectaba localidades tan distantes como Quito, Cuzco y Tucumán, los conquistadores españoles lo emplearon durante el siglo XVI para invadir Perú, Bolivia, Chile y las pampas cordilleranas argentinas.

El famoso «Camino del Inca», que une la ciudad de Cuzco con el sitio arqueológico de Machu Picchu, es solo una parte mínima e intrarregional de la gigantesca red de caminos incas.

Red de caminos del Tahuantinsuyu

Red en América del Sur[editar] Partiendo desde el (Cusco),

Red de caminos del Tahuantinsuyu

Red en América del Sur

Partiendo desde el (Cusco), el Quapaq Ñan permitía recorrer los cuatro “Suyos del Imperio incaico” quechua suyu: ‘región’ o ‘territorio’) que constituían el Tahuantinsuyo:

al norte el Chinchaysuyo, ocupado por grupos como los chincha, chimúes o yungas y pastos;

al sureste el Collasuyo, ocupado por aimaras, collas y puquinas;

al suroeste el Contisuyo, ocupado por grupos como los conti o conde, collaguas y colonos de origen puquina; y

al oriente el Antisuyo, ocupado por los antis (las actuales poblaciones nativas de la Amazonia).

El Qapaq Ñan permitió el control económico y político de estos pueblos, al mismo tiempo que su integración, el intercambio y movilización estatal de diversos productos, la transmisión de valores culturales, el acceso a los diferentes santuarios incaicos y el desarrollo de prácticas comunes; fue además un símbolo del poder imperial cuzqueño y de su expansión a lo largo de la geografía sudamericana, que incluyó seis países andinos actuales: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.

Con un total de 60 000 kilómetros de longitud, esta columna vertebral hábilmente construida por manos de especialistas puede ser comparada, por sus dimensiones, con la Ruta de la Seda o la Gran Muralla China.

Red de caminos del Tahuantinsuyu

Red en América del Sur[editar] Partiendo desde el (Cusco),

No comments yet.

Leave a Comment