Facebook Twitter RSS Reset

Recetas para cuando tenes la heladera vacia

CUCHARADA DE NESQUIK

Recetas para cuando tenes la heladera vacia

Cuando agotamos casi todos nuestros recursos de comida y bebidas para saciar nuestro hambre, muchas veces terminamos recurriendo a la famosa cucharada de Nesquik. La primera vez que lo hiciste seguro que eras chiquito todavía, pero siendo adultos en algún momento terminamos haciendo cosas de niños. Ahora bien, hay otro aspecto de la “cucharada”: algunos cuando no tienen Nesquik, eligen optar por el azúcar sólo, y eso sí que ya es medio raro…

PAN CON MANTECA Y AZUCAR

Recetas para cuando tenes la heladera vacia

Es el clásico de los desayunos y las meriendas, pero como dijimos antes, éste es el momento del bajón. El pan es casi siempre un fiel acompañante en los momentos de hambre, ya que se pueden inventar un montón de combinaciones distintas, y casi todas ellas van a quedar bien. Pero eso sí, al pan con manteca y azúcar, no hay con qué darle…



GALLETITAS CON LECHE

Recetas para cuando tenes la heladera vacia

Este es el momento en que convertimos la merienda en bajón. Sea la hora que sea, las galletitas mojadas en un vaso con leche siempre van a jugar a tu favor. Ya sean galletitas dulces o de agua, resultan ser de gran ayuda cuando queremos callar al estómago. Eso sí, probablemente una vez que termines de comer, la panza te quede un poco hinchada.

FRUTAS CON MERMELADA

Recetas para cuando tenes la heladera vacia

Obviamente que cuando no tenemos nada para comer, nos dirigimos directamente al estante de las frutas, pero no siempre comer una manzana o una banana nos satisface realmente. Es por esto que aplicándole una capa de mermelada o dulce de leche a la fruta, nos autogeneramos una sensación de estar comiendo algo más que sólo una simple fruta. Vendría a ser algo así como la cereza del postre pero al revés.



CASANCREM Y DULCE DE LECHE

Recetas para cuando tenes la heladera vacia

Este invento es buenísimo y no a todo el mundo se le ocurre hacerlo. Es simple: mezclas dulce de leche con Casancrem, u otro tipo de queso untable, y vas a obtener una especie de pasta dulce y cremosa. Aunque comerla sola puede llegar a ser medio empalagoso, funciona muy bien si lo ponés un rato en la heladera o en el freezer.

TOMATE CON SAL Y OREGANO

Recetas para cuando tenes la heladera vacia

Volviendo a las verduras, el tomate, al ser también una fruta, nos puede salvar de muchas ocasiones en donde estemos hambrientos. Si bien es una receta bastante conocida, tal vez comer el tomate así no más no satisfaga nuestras necesidades “bajoneras”, y es por esto que simplemente le agregamos un poco de sal y orégano, y ya tenemos un menú completamente distinto. TIP: también resulta si le agregas un chorrito de jugo de limón.

SALCHICHAS AL MICROONDAS