Facebook Twitter RSS Reset

Quieren cerrar la bombonera

Propuesta para ampliar la Bombonera: más capacidad y espacios públicos

Es una de las iniciativas de la Agrupación Juntos por Boca, la cual lleva como candidato a presidente de Boca a Jorge Amor Ameal. El proyecto es del estudio Versa Arquitectos.

En diciembre de 2015 habrá elecciones en el Club Atlético Boca Juniors, y hay tres candidatos lanzados para tratar de comandar los destinos del club hasta 2019. Además del actual presidente Daniel Angelici, que irá por la reelección, también competirán Víctor Santa María, de la Agrupación “Boca Somos Todos”, y Jorge Amor Ameal, con la Agrupación “Juntos por Boca”. Ameal, quien ya fue Presidente de Boca en entre 2008 y 2011, lanzó recientemente su candidatura en el teatro Vorterix (donde Mario Pergolini ofició de presentador) y, entre otras propuestas, presentó la que será uno de los puntales centrales de su plataforma: la remodelación y ampliación de la Bombonera. Con el proyecto del estudio Versa Arquitectos se estima incrementar la capacidad del estadio, de 54 mil a 78 mil espectadores.

“El mayor cambio será la ampliación del estadio hacia el sector donde hoy se encuentran los palcos preferenciales, pero nuestro proyecto incluye la remodelación integral de la totalidad del estadio: refuncionalización de áreas internas, deportivas, administrativas y recreativas y espacios bajo tribuna, como así también la modernización del sector de servicios, vestuarios, baños y usos comerciales”, explica el arquitecto Carlos Navarro, uno de los titulares del estudio. Para poder llevar adelante esta obra, se deberían comprar dos manzanas vecinas, ubicadas sobre la calle Dr. Del Valle Iberlucea. En este sentido, lo primero que se hizo fue conducir un censo entre los vecinos, de manera de involucrar a la comunidad en el proceso. Según Navarro, más del 65% aceptaría una propuesta de compra directa.

Propuesta para ampliar la Bombonera: más capacidad y espacios públicos

Es una de las iniciativas de la Agrupación Juntos por Boca, la cual lleva como candidato a presidente de Boca a Jorge Amor Ameal. El proyecto es del estudio Versa Arquitectos.

Quieren cerrar la bombonera.

La remodelación completará el estadio con tribunas en 360°

Quieren cerrar la bombonera. La remodelación completará el estadio con tribunas en 360° (imágenes gentileza Versa Arquitectos).

Quieren cerrar la bombonera. Se hará una cubierta liviana perimetral, que cubrirá las dos bandejas superiores.

Quieren cerrar la bombonera. Con esta ampliación, la cancha tendrá capacidad para 78 mil espectadores.

Quieren cerrar la bombonera. Se hará una piel metálica microperforada en toda la fachada perimetral, la cual contará con un grado de transparencia, y permitirá ver la fachada histórica del estadio.

Quieren cerrar la bombonera. La propuesta también incluye espacios verdes para uso de la comunidad.

Quieren cerrar la bombonera. Para realizar el proyecto, se deberán anexar dos manzanas aledañas a la cancha.

Esquema de cómo sería la circulación del nuevo sector.

En diciembre de 2015 habrá elecciones en el Club Atlético Boca Juniors, y hay tres candidatos lanzados para tratar de comandar los destinos del club hasta 2019. Además del actual presidente Daniel Angelici, que irá por la reelección, también competirán Víctor Santa María, de la Agrupación “Boca Somos Todos”, y Jorge Amor Ameal, con la Agrupación “Juntos por Boca”. Ameal, quien ya fue Presidente de Boca en entre 2008 y 2011, lanzó recientemente su candidatura en el teatro Vorterix (donde Mario Pergolini ofició de presentador) y, entre otras propuestas, presentó la que será uno de los puntales centrales de su plataforma: la remodelación y ampliación de la Bombonera. Con el proyecto del estudio Versa Arquitectos se estima incrementar la capacidad del estadio, de 54 mil a 78 mil espectadores.

“El mayor cambio será la ampliación del estadio hacia el sector donde hoy se encuentran los palcos preferenciales, pero nuestro proyecto incluye la remodelación integral de la totalidad del estadio: refuncionalización de áreas internas, deportivas, administrativas y recreativas y espacios bajo tribuna, como así también la modernización del sector de servicios, vestuarios, baños y usos comerciales”, explica el arquitecto Carlos Navarro, uno de los titulares del estudio. Para poder llevar adelante esta obra, se deberían comprar dos manzanas vecinas, ubicadas sobre la calle Dr. Del Valle Iberlucea. En este sentido, lo primero que se hizo fue conducir un censo entre los vecinos, de manera de involucrar a la comunidad en el proceso. Según Navarro, más del 65% aceptaría una propuesta de compra directa.

De los terrenos adquiridos, el 50% de ellos serán ocupados por la nueva tribuna, la cual completa el estadio en sus 360°. El terreno restante será destinado a un parque verde que cumplirá diversas funciones: en días de semana será un espacio de recreación, donde funcionará un paseo gastronómico y comercial, al cual se le sumarán actividades culturales del barrio y la vinculación con el actual Museo Boquense. Funcionará como un pulmón verde para la zona, el cual sería cedido por el club a modo de retribución. En días de partido y espectáculos, este espacio funcionará como playón de acceso, logrando de esta manera mayor fluidez, tanto en el acceso al estadio como en las desconcentraciones del mismo.

A su vez, sobre las dos bandejas superiores se prevé la construcción de una cubierta liviana perimetral,dotando de una protección horizontal al 70% de las ubicaciones del estadio. También se desarrollará una piel metálica microperforada en el perímetro, la cual posee un importante porcentaje de transparencia, permitiendo percibir la histórica fachada del estadio.

Se estima que la obra demoraría 40 meses (poco más de 3 años), divididos en una serie de etapas bien definidas. La demolición de palcos existentes se realizaría durante el verano, dando tiempo a realizar una pantalla que aísle la obra del campo de juego. De esta manera, el primer equipo podría seguir jugando de local en la Bombonera. En la última etapa se unirá lo existente con lo nuevo, una instancia crítica de la obra que se deberá programar cuidadosamente para no interferir la agenda deportiva.