Facebook Twitter RSS Reset

Quién es Mauricio Macri el procesado presidente de Argentina

En 2008, Mauricio Macri se encontró en la embajada de EEUU con Carl Meacham, funcionario del Comité de Relaciones del Senado, y le dijo que “los argentinos estarían contentos de ver caer el gobierno de los Kirchner”, asegura Santiago O’Donell en su libro.

Quién es Mauricio Macri el procesado presidente de Argentina
Por Stella Calloni. Elección de Macri genera dudas y expectativas en sectores argentinos. Dudas y expectativas surgieron en diversos sectores políticos de Argentina por la trayectoria ideológica y de gestión del presidente electo, Mauricio Macri, por sus estrechas relaciones con fundaciones de la derecha internacional y con la embajada de Estados Unidos.

Especialmente existe preocupación por el futuro del país en su relación con América Latina y por los anuncios sobre política interna que podrían terminar con el legado del kichnerismo, que él ha prometido respetar pero que contradicen las pocas medidas hasta ahora anunciadas.

Actual intendente de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri es ingeniero civil y empresario; su carrera política comienza después de haber sido presidente del popular club de futbol Boca Juniors, de 1995 a 2007.

En 2007 fue electo alcalde de Buenos Aires y relegido en 2011. Estudió en la Universidad Católica Argentina y en universidades de Estados Unidos. Trabajó en las empresas automotriz, alimentaria y de la construcción de su padre Franco Macri, muy favorecido durante el gobierno de Carlos Menem (1989-1999). Enfrentó a la justicia por la compra del Correo Argentino en los años de las privatizaciones, y recuperado por el gobierno de Néstor Kirchner. En 2003 formó el partido político Compromiso para el Cambio, que se transformó en 2005 en Propuesta Republicana. Fue diputado entre 2005 y 2007, y duramente criticado porque nunca se le escuchó en la cámara, y estuvo ausente en 277 de las 321 votaciones.

Analistas recordaron la noche de este domingo su relación especial con la embajada de Estados Unidos. En los cables divulgados por Wikileaks en un libro del periodista Santiago O’Donell, se da cuenta que Macri asistió en 2007 a la legación, donde presentó su oferta electoral: “somos el primer partido pro mercado y pro negocios en cerca de 80 años de la historia argentina, que está listo para asumir el poder”.

Más: Los gurues de Mauricio Macri

En ese momento Macri tenía la Fundación Creer y Crecer, que trabajaba con el Instituto Republicano de Estados Unidos y con la Fundación Konrad Adenauer de Alemania en la formación de nuevos liderazgos como informó a su anfitriones. Sobre otros temas referidos al kirchnerismo habló Macri entonces, de acuerdo a lo que informa el autor del cable el cónsul político Mike Matetra, quien señala que Macri es un líder de oposición, que tiene “suficientes recursos y es lo suficientemente joven como para competir (con el kirchnerismo) a largo plazo”.

En 2008, se encontró en la embajada estadounidense con Carl Meacham, funcionario del Comité de Relaciones del Senado. Le dijo que “los argentinos estarían contentos de ver caer el gobierno de los Kirchner”, refiere O’Donell.

Además habla del sentimiento anti estadunidense de los Kirchner y de cierta “pasividad” de Washington hacia ellos. En 2011 discutió abiertamente sus ambiciones para la presidencia.

Macri está al frente de la Fundación Pensar ligada a la estadunidense Heritage y a todas las fundaciones derechistas como las que presiden José María Aznar o Mario Vargas Llosa.

Entre sus invitados especiales han estado personajes como el ex presidente de Colombia Álvaro Uribe y Alejandro Peña Esclusa, presidente de la Fundación Unoamérica, conformadas por ex militares de las dictaduras de América Latina, para “derrocar” a los gobiernos de izquierda de la región.

El próximo presidente de Argentina, es el primero en arribar a la presidencia con dos procesos abiertos. En uno acusado por espionaje contra el dirigente de los familiares de víctimas de la Asociación Mutual Israelí Argentina, Sergio Burstein, a sindicalistas y al esposo de su hermana Néstor Daniel Leonardo, quien fue agredido en esos días.

Elisa Carrió, poco tiempo antes de arrodillar sus “principios” al conservadorismo neoliberal de los amos de Macri, así opinaba del presidente electo.