Facebook Twitter RSS Reset

qué pasó con los ‘otros’ astronautas que pisaron la Luna

qué pasó con los 'otros' astronautas que pisaron la Luna

Si bien los célebres Neil Armstrong y Edwin Aldrin fueron los primeros hombres en pisar el suelo lunar, contrariamente a lo que mucha gente cree, no fueron los únicos.

La misión Apolo 11 registró su hazaña en la historia, al permitir que los primeros especímenes de la raza humana lograran poner un pie en la Luna. Sin embargo, el Programa Apolo contó con un total de 22 misiones, las que, sucediendo a los pioneros Neil Armstrong y Edwin Aldrin, permitieron pisar el suelo lunar a diez hombres más.

te contamos qué fue de la vida de los otros astronautas que la pisaron:

Charles Conrad: integrante de la misión Apolo 12, fue el tercer hombre en caminar sobre la Luna. Abandonó la Nasa en 1973 y, durante la década de 1990, trabajó como piloto de pruebas para el proyecto experimental Delta Clipper, un prototipo de vehículo espacial no tripulado. Además, fundó y dirigió la empresa Universal Space Lines, hasta que un accidente de motocicleta puso fin a su vida, el 8 de julio de 1999.

Alan Bean: integrante de la misión Apolo 12, fue el cuarto ser humano en pisar la Luna. Remontó los cielos por última vez con la misión Skylab 3, de 1973, para retirarse finalmente en 1981. No demoró mucho en volcarse de lleno a su gran pasión, la pintura, especializándose en el retrato de paisajes lunares. En algún momento de su nueva etapa artística, Bean reparó en que los parches de su traje espacial, conservados celosamente, contenían aún polvo lunar, el que hoy añade en pequeñísimas proporciones a sus obras, haciéndolas únicas en la Tierra.

Alan Shepard: además de ser el quinto hombre sobre suelo lunar, como integrante de la misión Apolo 14, Shepard fue la segunda persona y el primer norteamericano en volar al espacio, en 1961. Tras retirarse de la Nasa, en 1974, se dedicó a dirigir varias empresas, incluso la suya propia, que fabricó paraguas. El 21 de julio de 1998, murió víctima de un cuadro de leucemia.

Edgar Mitchell: el sexto hombre en pisar la Luna también fue integrante de la misión Apolo 14, aunque su destino, tras retirarse de la NASA, en 1972, fue un tanto pintoresco. Además de trabarse en un largo y complejo proceso judicial, cuando intentó subastar una cámara del viaje espacial con la que se había quedado (y que finalmente fue restituida a la NASA), dio un abrupto giro vocacional hacia la parapsicología. Según señaló, durante su regreso a la Tierra, tuvo una experiencia mística que lo cambió para siempre. Trabajó en experimentos de percepción extrasensorial, cuyos resultados llegaron a ser publicados en el Journal of Parapsychology. Más tarde, fundó el Instituto de Ciencias Noéticas, que se dedicó al estudio e investigación de la expansión de conciencia y la espiritualidad. Hoy es consejero del Instituto para la Seguridad y la Cooperación en el Espacio, fundación que aboga en pos del no desarrollo de armas espaciales.

David Scott: el séptimo hombre sobre la Luna viajó con la misión Apolo 15. En 1975, fue nombrado director del Centro de Investigación de Vuelo de la Nasa, cargo que ocupó hasta octubre de 1977. A partir de entonces, se mantuvo activo en proyectos vinculados al trabajo aeroespacial.

James Irwin: la misión Apolo 15 permitió que fuera el octavo humano en la Luna. Abandonó la NASA y la Fuerza aérea, en 1972, para dar origen a la cristiana Fundación Alto Vuelo, con la que promovió mensajes religiosos, entre los que se destaca ‘Jesús caminando sobre la Tierra es más importante que el hombre caminando sobre la Luna’. En 1973, Irwin emprendió una serie de expediciones en territorio turco, buscando rastros del Arca de Noé. Fue el primero de los 12 astronautas lunares en morir, en 1991, por un ataque al corazón.

John Young: integrante de la misión Apolo 16, el noveno hombre en pisar la Luna fue uno de los más experimentados pilotos de la NASA y ejerció como jefe de la Oficina de Astronautas de la Nasa, la más alta posición a la que puede aspirar un astronauta en actividad, desde 1974, hasta 1987. Tras 42 años de trabajo ininterrumpido, se retiró de la agencia espacial en diciembre de 2004.

Charles Duke: el décimo hombre en la sucesión de astronauta con un pie en la Luna, llegó a destino en la misión Apolo 16. Una vez retirado de la NASA, se ocupó de llevar adelante diferentes negocios y fue estímulo espiritual para muchos presidiarios, a través de charlas cristianas en las cárceles. Hoy vive en Texas y es presidente de la junta directiva de la Fundación de Becas de Astronautas.

Eugene Cernan: aunque fue el undécimo y penúltimo hombre que pisó la Luna, fue también el último ser humano en abandonarla, al ser el último que ingresó al módulo lunar, durante la misión final, para volver a casa. Pasó a retiro en 1976 y se dedicó a los negocios. En 1999, publicó un libro titulado El último hombre en la Luna. En 2010, junto a Neil Armstrong, criticó la cancelación del programa lunar de la Nasa.

Harrison Schmitt: arribó a la Luna en el Apolo 17 y fue el duodécimo hombre en pisarla. Tras retirarse, en 1975, fue candidato a senador de Nuevo México por el Partido Republicano y se mantuvo en actividad política entre 1977 y 1983. Hoy, es profesor adjunto en la Universidad de Wisconsin-Madison y se vincula con diversas iniciativas que proponen la utilización de recursos geológicos lunares.

No comments yet.

Leave a Comment