Facebook Twitter RSS Reset

¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?

¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?

¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?

¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?

espacio

¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?



¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?

¿En el espacio tendrías frío sin el traje espacial? ¿Qué efectos tendría la despresurización? ¿Podrías sobrevivir aunque sólo fuera un momento?

En primer lugar: ¿se pasa frío en el espacio?

La temperatura del espacio ronda los -156ºC en las cercanías de la Tierra. Pero para medir esa temperatura no puedes sacar un termómetro por la ventana de tu satélite y mirar a ver qué cifra marca porque, como el espacio está vacío, no hay materia que pueda transferir su calor al termómetro para ver a qué temperatura se encuentra. Por este mismo motivo tampoco hay materia a la que tu cuerpo pueda ceder calor para bajar su temperatura.

Pero el calor no sólo se transfiere de un lugar a otro a través de la materia.

En tierra firme sentimos frío cuando el entorno está a una temperatura menor que la nuestra y, por tanto, el calor se transfiere de nuestro cuerpo al medio que nos rodea. Si nos tumbamos en el suelo, por ejemplo, nuestro cuerpo cederá calor a la superficie sobre la que estamos en contacto directo hasta que la temperatura de ambos se equilibre. En la atmósfera o en el agua el efecto es aún mayor porque nunca podemos alcanzar el equilibrio térmico al aire libre: al transferir nuestro calor al fluido que está en contacto con nuestro cuerpo, éste asciende y nueva materia fría se coloca en su lugar, absorbiendo más calor de nuestra piel. Éste fenómeno se llama convección.

¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?

2015

Pero, por supuesto, ninguno de estos procesos puede hacer que perdamos calor en ausencia de la materia y, por tanto, no nos van a afectar en el espacio. Pero hay un tercer mecanismo de transferencia de calor en el que no solemos pensar: la pérdida de calor por radiación o, lo que es lo mismo, a través de la radiación electromagnética que emite nuestro cuerpo.

¿Cómo que emitimos radiación electromagnética? ¿Somos como routers andantes?

Como routers no, porque el tipo de radiación transmitida mediante tecnología inalámbrica es aún menos energética que la que emitimos los seres humanos.

Lo que pasa es que todo lo que se encuentra a una temperatura superior a los -273,15ºC, la mínima temperatura posible, emite radiación electromagnética. Y eso nos incluye a nosotros.

Cuanto más caliente esté un cuerpo, más energética será la radiación que emitirá. Las cosas más frías emiten ondas de radio, microondas y radiación infrarroja a medida que su temperatura aumenta. Cuando un objeto alcanza una temperatura de unos cuantos cientos de grados, entonces empieza a volverse incandescente y emitir luz visible.

¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?

astronauta

Pero que no podamos ver la radiación menos energética no significa que no exista.

A una temperatura de unos 36ºC, nuestro cuerpo está demasiado frío para brillar con luz visible (por suerte), pero sí produce suficiente calor como para emitir radiación infrarroja. Si nuestros ojos fueran capaces de detectar este tipo de radiación, entonces en ausencia de luz visible podríamos distinguir los elementos del entorno por su temperatura. En la siguiente imagen podéis ver dos fotos del mismo río en luz visible e infrarroja. Nótese el contraste del agua y el suelo en la foto infrarroja, fruto de la diferencia de temperatura entre ambos.

¿Qué pasa si salgo al espacio sin traje espacial?

educacion

La cuestión es que los seres humanos perdemos el el 65% de nuestro calor corporal por radiación. Y, como habréis supuesto, que el espacio esté vacío no impedirá que nuestro cuerpo desnudo siga perdiendo calor al emitir radiación infrarroja. Poniendo cifras al asunto, en el espacio perderíamos calor a un ritmo de unos 958 Joules por segundo. A este ritmo, la temperatura de tu cuerpo tardaría unos 72 minutos en bajar de los 36ºC hasta los 20ºC. Y, por supuesto, notaríamos el frío a medida que la temperatura de nuestro cuerpo bajara.

Pero, ojo, esto es lo que cabría esperar en una situación en la que estuviéramos desnudos en el espacio sin una fuente de calor externa o, lo que es lo mismo en las cercanías de la Tierra, el equivalente a estar protegido por la sombra de nuestro planeta. Si saliéramos de nuestra nave mientras cruzamos la cara iluminada de la Tierra, entonces la cosa cambiaría.

En esta situación, la mitad de tu cuerpo estaría iluminada por el sol, recibiendo unos 1.368 Joules de energía cada segundo, mientras la otra mitad expuesta a la sombra perdería sólo unos 479 Joules por segundo. Sin contar el daño que producirían sobre tu piel los rayos más energéticos de radiación ultravioleta que normalmente son bloqueados por la atmósfera, tu cuerpo estaría recibiendo más energía de la que pierde y, por tanto, poco a poco se iría calentando.

Por tanto, en el espacio sí que notarás el frío a menos que estés cerca de una estrella cercana y haya ningún objeto en medio que te tape su radiación. En cualquier caso, estos cambios de temperatura corporal no serán lo que te matará en el espacio porque ocurren a un ritmo demasiado lento comparado con las otras amenazas que harán peligrar tu vida en esta situación, así que podemos dejarlos a un lado y centrarnos ahora en cómo reaccionará nuestro cuerpo al encontrarse en medio del vacío.

Como explicaba en esta otra entrada, en la atmósfera nuestro cuerpo está siendo constantemente presionado desde todas las direcciones por el peso del aire que tenemos encima. Por este motivo los objetos que contienen gases en su interior reaccionan ante los cambios de presión alterando su volumen: si la fuerza compresiva que actúa sobre ellas es más intensa se comprimirán hasta alcanzar un tamaño menor, como se puede ver en este vídeo grabado con una patata en el que se aplica aire a presión sobre un malvavisco.

En el caso contrario, al crear el vacío alrededor un objeto de este estilo ya no existirá ninguna fuerza que lo mantenga compacto y éste aumentará su volumen porque el gas de su interior empezará a expandirse para intentar ocupar el volumen ocupado por el aire que había ahí antes. En el siguiente vídeo se puede ver un experimento similar, en el que unos malvaviscos son sometidos al vacío y su tamaño aumenta considerablemente.