Facebook Twitter RSS Reset

Que pasa si duermo mucho?

Un persona que duerme 6 a 7 horas puede estar preocupado pensando que no está durmiendo lo suficiente, sin darse cuenta de que entre 6 a 7 horas está en la media de la población. Muchas personas creen que 8 horas de sueño son necesarias para tener buena salud, pero hay poca base médica para recomendar dormir 8 horas o más. Por ejemplo, un estudio reveló que los clásicos dormilones reportaron menos energía y tenían más psicopatología que las personas que duermen menos.

Dormir muy poco también es malo, sabemos que dormir muy poco puede causar un funcionamiento mental pobre.

Que pasa si duermo mucho?

¿Dormir demasiado es malo para vos?

La siguiente es una lista de 6 problemas relacionados con dormir 9 horas o más cada noche.

Dormir mucho está relacionado con un mayor riesgo de muerte. Aunque es una creencia común de que 8 horas de sueño son necesario para una salud óptima, un estudio de más de seis año realizdo en un millón de adultos entre edades comprendidas entre los 30 a los 102 años ha demostrado que las personas que duermen unas 6 a 7 horas por noche tienen una tasa de mortalidad más baja. Las personas que duermen 8 horas o más, o menos de 4 horas por la noche, demostraron tener un aumento significativo en la tasa de mortalidad en comparación con los que duermen un promedió de 6 a 7 horas.

Dormir demasiado y la depresión. La depresión está relacionada con el sueño tanto en personas que duermen mucho como poco. La mayoría de las personas deprimidas tienen riesgo de insomnio y duermen muy poco, pero aproximadamente el 15% duermen demasiado. Esto es probablemente debido al letargo y a la falta de motivación para vivir la vida.

Más horas de sueño durante los meses de invierno. Los trastorno de afectividad estacional se produce en muchas personas durante los meses de invierno. Se caracteriza por la depresión, disminución de la energía y el entusiasmo, la disminución del interés sexual y el aumento del sueño. Es más pronunciado en las latitudes extremas. La luz y la temperatura son factores importantes en el control de nuestros relojes internos del cuerpo. Los días de invierno son más cortos, por lo que preparamos a nuestro cuerpos para “hibernar”. Desde un punto de vista físico, no hay necesidad de aumentar las horas de sueño durante el invierno. De hecho, dormir más durante los meses de invierno agrava los síntomas de la afectividad estacional. Sin embargo la afectividad estacional es curable. Puedes superar los síntomas de la afectividad estacional con ejercicio físico.

Menos energía. Los estudios han demostrado que el sueño abundante se asocia con una disminución de la energía. ¿Alguna vez has notado que al dormir muchas horas, por ejemplo 9 0 10 horas te sientes más cansado que si hubieras tenido 7 horas de sueño? Esto es porque el sueño verdaderamente reparador proviene de la calidad del sueño y no la cantidad. Tu cuerpo trata de compensar la mala calidad del sueño mediante la ampliación de la duración del sueño. La buena calidad del sueño proviene de buenos hábitos de sueño y los hábitos de estilo de vida. La excelente calidad del sueño te hará sentir renovado y con energías después de dormir 6 o 7 horas.

La falta de ejercicio. El ejercicio diario aumenta tu temperatura corporal, lo que te permite una mayor caída de la temperatura corporal durante la noche, lo que mejora la calidad del sueño. Actividad sedentaria puede causar un ligero aumento en la duración del sueño.

Dieta pobre. Los hábitos de alimentación y los hábitos de sueño van de la mano. Una dieta pobre suele estar llena de alimentos grasos y artificiales que reducen tu energía y te hacen sentir más cansado. La mala alimentación significa mala energía. Energía pobre significa más horas de sueño. Además, los alimentos procesados ​​artificiales (conocidos como comida basura) son más difíciles de digerir. No comas alimentos preprocesados antes de acostarse. ¿Por qué no? Porque entonces más cantidad de sangre y energía metabólica se asignarán al sistema digestivo que tendrá un exceso de trabajo en lugar de más sangre para el cerebro durante el sueño. Tu cerebro podría utilizar este exceso de sangre y la energía metabólica para mejorar la calidad del sueño.

“Los que duermen más de nueve horas cada noche y aún así se sienten cansados durante el día, es que hay algo que no funciona bien y está causando el sueño pesado”

No comments yet.

Leave a Comment