Facebook Twitter RSS Reset

¿Que es el derrame en economía?

Cuando se habla de capitalismo y sobre todo de liberalismo por lo general se quiere convencer de que la riqueza se va a distribuir de manera natural y que aunque los ricos concentren cada vez más dinero, éste, al final, va terminar “derramándose” hacia los pobres.

Bien.

Esto no ocurre.

Los ricos y poderosos -cada vez más- se ocupan de cerrar muy bien los “bordes” de su riqueza para que nada se derrame, y si algo se derrama es sólo basura que a ellos no les importa contener.

Por más riqueza que acumulen los cada vez menos ricos (en cantidad de ricos) -ya que en el liberalismo se concentran cada vez más-, la riqueza nunca baja.

Si al rico no se le aplican impuestos y restricciones no ocurre la distribución de la riqueza, la distribución de lo producido, las distribución de las ganancias de la producción.

Lo ideal es que cuanto más tengan más paguen en impuestos, de esa manera se intente lo que se llama “Justicia social“. Esta justicia social trata de que aquellos menos favorecidos puedan llevar una vida digna disfrutando de un estándar de vida mínimo lo suficientemente digno cómo para lograr una vida feliz y en definitiva puedan hacer uso de algo de lo que han producido con su esfuerzo, porque en definitiva los trabajadores han sido los que han hecho posible la riqueza de los ricos así que ¿no sería justo que pudiesen disfrutar de algún beneficio?

¿En que consiste esa justicia social? Consiste en sueldos dignos, jornada de trabajo de horarios y condiciones acordes, transporte digno, vacaciones, jubilación, acceso a esparcimiento, educación gratuita, salud gratuita, seguridad, casa propia, y todo ello en un nivel o estándar digno, pero, pero… si no se les obliga a los que tienen el dinero estos no lo reparten.

Debido a un tema de condición humana, a una condición inherente a esas personas que les gusta tanto el dinero al punto de amasar cuantiosas fortunas, en cuanto a que no les gusta repartir, es que es necesario que el estado se ocupe de implementar sistemas de reparto, pero debe ser un estado fuerte ya que -justamente- los ricos son poderosos y el dinero compra voluntades.

Así que pedirles por favor no suele ser suficiente.

No comments yet.

Leave a Comment