Facebook Twitter RSS Reset

Puedes tener VIH y no saberlo, entérate acá.

La enfermedad transmitida sexualmente más peligrosa es causada por el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humano). El VIH ataca las mismas defensas del cuerpo (sistema inmunológico) que nos ayudan a combatir enfermedades, por lo tanto este sistema llega a no funcionar bien por causa del VIH.

Puedes tener VIH y no saberlo, entérate acá.

En los primeros años normalmente no hay síntomas de la infección y por eso no es posible saber si tu pareja tiene el VIH a no ser que él/ella se ha hecho una prueba de sangre del VIH. También hay muchas personas con el VIH que se ven saludables pero pueden transmitirle (pasarle) el VIH a otra persona.

Si no se toman las medicinas para tratar el VIH, el VIH puede llegar al SIDA y hasta puede terminar en muerte. Pero antes de llegar a ese punto, es bueno saber que hoy en día hay buenos tratamientos disponibles.

El VIH es una infección prevenible (se puede evitar). El virus se transmite a través del sexo y al compartir agujas, jeringas y otro equipo utilizado por quienes usan drogas.

No te puedes infectar con el VIH/SIDA por contacto casual. Lo que eso quiere decir es que no te puedes infectar por dar un abrazo a alguien, de un insecto, de un empleado de un restaurante, nadar o por compartir un sándwich. Personas a quienes tu quieres se infectan con el VIH/SIDA.

Algunas personas todavía piensan que el VIH es un problema solamente para los homosexuales. Esto no es verdad. El VIH puede infectar a CUALQUIERA si tienen sexo sin protección con una persona infectada. Muchas personas se infectan con el VIH principalmente por tener sexo sin protección o compartir agujas inyectables con una persona infectada.

Preguntas comunes

¿Son el VIH y el SIDA la misma cosa?

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es el virus que desarrolla el Síndrome de Inmune Deficiencia Adquirido (SIDA). El VIH daña las células del sistema inmunológico, las defensas del cuerpo que luchan contra infecciones y enfermedades. Con el paso del tiempo y en la medida en que el virus destruye estas células importantes, el sistema inmunológico va teniendo menos capacidad de proteger al cuerpo de enfermedades. El VIH no destruye las células rápido, y es posible que las personas infectadas con el VIH no tengan síntomas por mucho años. Se verán completamente saludables y se sentirán perfectamente saludables. Puede que estas personas ni sepan que están infectadas a no ser que se hagan una prueba de anticuerpos (reacciones en la sangre que la prueba busca) del VIH.

El SIDA es la última etapa de la infección del VIH. El VIH gradualmente destruye la parte del cuerpo que te protege de las enfermedades e infecciones. Ya cuando ese sistema está débil, tu cuerpo no está bien protegido contra diferentes tipos de infecciones como una pulmonía, ciertos cánceres e infecciones de los ojos. Sin estas defensas tu cuerpo no puede luchar contra estas infecciones y muchas veces estas infecciones te matarán.

¿Cómo se infectan las personas con el VIH?

El VIH se transmite (se pasa) de una persona infectada a través de la sangre, el pre-semen (liquido que sale antes del semen), semen (liquido que sale del pene cuando el hombre se viene o eyacula) y los fluidos vaginales. La infección con el VIH ocurre cuando los fluidos de una persona infectada entran a tu cuerpo por tener sexo sin usar condones de látex, compartir agujas inyectables y accidentalmente por entrar en contacto con sangre o fluidos del cuerpo (como en un hospital). También una madre con VIH le puede pasar la infección a su bebé durante el embarazo, el parto y por darle el pecho (amamantar con su leche).

¿Cómo NO se transmite el VIH?

El VIH no se transmite o pasa por insectos o mosquitos, ni por las mascotas (perros o gatos en tu casa). La “H” del VIH quiere decir “humano” y este virus solamente se pasa por los fluidos infectados de un humano-sangre, pre-semen, semen, leche materna o fluidos vaginales-a otro humano. El VIH no se pasa al compartir comida o una bebida con alguien infectado. Puedes abrazar, besar, y tocar a alguien con el VIH sin preocuparte de infectarte. Puedes nadar en una piscina pública sin preocupación de infectarte accidentalmente, o usar un baño público o teléfono, o compartir una toalla con alguien. Esas no son maneras en que se transmite el VIH. El VIH es un virus frágil que no vive mucho tiempo fuera del cuerpo. El VIH no se pasa por el aire ni por la comida.

¿Es riesgoso el sexo?

El sexo sin usar condones de látex es la manera principal por la cual el VIH se transmite. Puede ser por sexo vaginal, oral o anal. Al usar condones de látex reduces la posibilidad de que la sangre, el pre-semen, semen o los fluidos vaginales de tu pareja entren en tu cuerpo. Estos fluidos son los más infecciosos (tienen mucho virus) del cuerpo. Hasta por el sexo oral (con la boca) debe de haber algún tipo de barrera de plástico o de látex entre tu y tu pareja para evitar contacto con sus fluidos.

Algunas personas se preocupan de que se infectarán con el VIH por los besos. Los besos secos o besos en los labios cerrados no es riesgoso. Los besos abiertos o pasionales (mojados o Franceses) no son muy riesgosos. De hecho la única manera que te pudieras infectar con el VIH es si la persona tiene sangre en su boca o lesiones o llagas. No hay casos documentados de alguien que se ha infectado con el VIH por besos mojados.

¿Y por inyectarse drogas?

Otra manera que el VIH se transmite o se pasa de una persona infectada a otra persona, es por compartir agujas inyectables de drogas. También se puede infectar por usar los equipos, “works”, envases para cocinar la droga, el algodón, o cualquier otro equipo de drogas que contiene sangre infectada. Algunas veces se comparten las agujas como parte de la experiencia de usar la droga, pero es una manera muy fácil de infectarse. ¿Cómo? Muchas veces la sangre entra a la jeringa por la aguja después que la persona se inyecta en la vena y se inyecta la droga. Cuando compartes la aguja o el equipo que no ha sido limpiado, la sangre que esta dentro de estos será injectada cuando te metas la droga. Así es como las personas se infectan. No hay solamente riesgo de compartir el equipo cuando se inyectan las drogas como la heroína, cocaína, “speed” o “speedballs”. Sino también al compartir agujas para inyectarse esteroides que algunas veces usan los deportistas para aumentar el tamaño de sus músculos.

Si estás inyectándote drogas o medicamentos (como vitaminas) y compartiendo el equipo, aunque solo lo hagas de vez en cuando, hay un riesgo muy alto de infectarte con el VIH y otras infecciones virales de la sangre como la hepatitis B y C. (La hepatitis es una enfermedad viral seria que afecta el hígado. Las formas más comunes del virus son la hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C. La hepatitis B o C se pueden transmitir por contacto sexual o por el uso de drogas). Si necesitas ayuda para dejar de usar drogas, llama a la Línea Nacional de las Drogas y el Alcohol (National Drug and Alcohol Hotline). El número es 1-800-662-4357.

La manera más segura de evitar la infección con la hepatitis y el VIH cuando te inyectas drogas es no compartir tus agujas, jeringas o equipo. Pero si vas a compartir las agujas para inyectarte drogas, debes de saber cómo limpiarlas bien entre usos. Esterilizar la aguja mata cualquier célula o virus, que quiere decir que entonces no hay riesgo de inyectarte después que ya esté limpia la aguja. Puedes limpiar las agujas usando blanqueador o cloro. Llame a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) al 1-800-CDC-INFO para obtener más información sobre cómo prevenir la transmisión del VIH y otras enfermedades a través del uso de drogas inyectables.

¿Cómo sabes si tienes el VIH?



Bueno, no puedes saber a simple vista, y no puedes confiar en los síntomas. La única manera de saber con seguridad es haciéndote una prueba. Hay pruebas especiales para ver si hay anticuerpos del VIH en la sangre o en la saliva. A pesar de que la prueba del VIH busca por anticuerpos (las células especiales en tu sistema inmunológico que dicen si estás infectado/a con el VIH) en la saliva, no te puedes infectar por un beso. No hay suficientes virus en la saliva como para infectarte. El VIH se transmite o se pasa por la sangre, el pre-semen, semen, y fluidos vaginales solamente. Hay muchos lugares que ofrecen la prueba del VIH como el departamento de salud pública, los hospitales, Centros de Planificación Familiar, clínicas en tu área, oficinas de médicos y hasta los centros de salud para los estudiantes en las universidades. Si estás pensando hacerte una prueba, elige un lugar donde ofrezcan consejería antes y después de la prueba. Esto es muy importante porque hay mucha información de que hablar antes de la prueba del VIH.

Puedes tener VIH y no saberlo, entérate acá.

Los consejeros de la prueba están entrenados específicamente para hablar contigo sobre tus riesgos del VIH, y te explicarán los pasos a seguir antes de hacerte la prueba. Cuando tengas que recoger tus resultados, hablarán más contigo sobre tus resultados. Si es un resultado negativo, los consejeros hablaran contigo sobre cómo evitar el VIH. Puede que te hablen sobre otras enfermedades transmitidas sexualmente (STD) y quizás te expliquen sobre cómo protegerte o responder a tus preguntas.

Lee más sobre la prueba de VIH, la diferencia entre la prueba confidencial y anónima, y cuando se debe hacer la prueba del VIH.

Tatuajes y huecos para decorar el cuerpo: ¿Cuál es la verdad?

Algunas personas se preocupan de que se pueden infectar con el VIH por ponerse aretes y otros anillos para decorar el cuerpo o por hacerse un tatuaje. Los lugares donde se hacen los tatuajes están dispuestos a explicar cuáles precauciones ellos usan para asegurar que no se transmitirán enfermedades de la sangre como el VIH o la hepatitis B o C. Los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que los instrumentos que se usen para penetrar la piel como para hacer tatuajes o agujas para ponerse aretes o anillos (body piercing), se deben usar una vez, y después tirarlos en la basura. Si no se tiran en la basura, éstos se deben esterilizar (limpiar muy bien).

Hay personas que tienen amigos que hacen tatuajes con alfileres, agujas, lapiceros, hasta cuchillos hechos en la casa para hacer tatuajes y marcas en el cuerpo. Esto no es una buena idea porque estos instrumentos pueden estar sucios y no bien esterilizados. Te pueden pasar el VIH o la hepatitis B o C sin que lo sepas. Si estás pensando hacerte un tatuaje o ponerte un arete o anillo en tu cuerpo, elige un lugar de buena reputación para que te lo hagan en una manera limpia y estéril.



¿Me puedo infectar jugando deportes?


Si tu estás jugando un deporte y alguien se lastima y empieza a sangrar, el juego o la actividad se debe parar hasta que el jugador lastimado sea removido del área del juego. En los deportes organizados (profesionales), no se le permite al jugador regresar al juego hasta que se le pare la sangre y se le ponga una venda a la cortada. Si hay sangre en el piso, como en una cancha de basketball o lucha libre, el entrenador del equipo se pondrá guantes de látex y limpiará el piso con un desinfectante. Si al jugador se le ensucio el uniforme, la parte con la sangre se debe de cambiar antes de regresar al juego.

Ya que no se sabe quien está infectado con el VIH, estos pasos de seguridad se deben seguir para evitar el contacto de todos con la sangre del jugador. No hay casos documentados de infección del VIH en esta manera.

¿Pueden las madres con el VIH infectar a sus bebés?

Una madre infectada con el VIH le puede pasar la infección a su bebé que no ha nacido, pero ella también puede reducir la posibilidad de que esto pase tomando medicinas especiales durante el embarazo. Pero una madre infectada no debe darle el pecho (amamantar con su leche) a su bebé porque el VIH se puede transmitir por la leche materna, y el bebé se pudiera infectar así. Hoy en día se les ofrecen a las mujeres la prueba del VIH cuando van al médico o a la clínica para hacerse una prueba de embarazo por si a caso están infectadas y no lo saben. Estas mamás pueden tomar las mejores decisiones de salud por sus bebés que no han nacido, si saben si están infectadas con el VIH o no.

¿Están en riesgo las personas que trabajan en el campo de la salud como enfermeras y médicos?

Los empleados de un hospital o de emergencias (ambulancias), técnicos de laboratorios o cualquier persona que trabaje con sangre o fluidos del cuerpo pueden estar en riesgo de infectarse sin querer. ¿Has ido al dentista últimamente para que te limpien los dientes? Probablemente el dentista y la persona que te limpió los dientes usó guantes y un visor para proteger sus ojos de sangre que le pudiera salpicar. Esto también te protege a ti de no tener contacto con la sangre del dentista o la persona que te limpió los dientes si el/ella tenía una cortada o llaga en su mano.

Hay ciertas reglas que las personas que trabajan en el campo de la salud deben seguir para protegerse y a sus pacientes de entrar en contacto con sangre accidentalmente (sin querer). Estas se llaman precauciones universales. Las precauciones universales son una manera de controlar infecciones porque se trata a toda persona como si tuviera el VIH o hepatitis B. Las precauciones universales incluyen:

Usar guantes

Limpiar superficies que tienen sangre con una solución de cloro y agua

Nunca volverle a poner la tapa a una aguja

Poner en un recipiente especial todas las agujas

Usar protectores de los ojos

Siempre esterilizar (limpiar bien) el equipo médico

Hay riesgo de infectarse con el VIH por la sangre donada?

Antes de marzo del 1985 no había una manera confiable de saber si la sangre donada tenía algún tipo de infección y muchas personas se infectaron por las transfusiones de sangre y de productos de la sangre como los que utilizan los hemofílicos. Pero hoy en día en los Estados Unidos se le hacen diferentes pruebas a toda la sangre donada y cualquier sangre sospechosa se destruye. Por eso las personas pueden recibir transfusiones de sangre sin preocupación.

Algunas personas se preocupan de infectarse al donar sangre, pero nunca ha habido ningún riesgo de infectarse por donar sangre. Cuando tu donas sangre, una aguja desechable (solo se usa una vez y después se tira en la basura) y limpia se usa para sacarte la sangre y después se destruye.

¿Cómo se puede proteger del VIH?

Ya que no hay cura, lo mejor que puedes hacer es evitar que te lo pasen a ti siguiendo los siguientes pasos:

No tener sexo (abstinencia)

No inyectarte drogas

No compartir agujas inyectables de drogas

Habla con tu pareja o parejas sobre por qué es importante usar los condones de látex durante el contacto sexual.

Usa los condones correctamente cada vez que tengas sexo.

Limita el número de parejas

No comparte el equipo de inyectarte drogas.

Hacer la prueba si has tenido sexo sin protección, después usa los condones de látex para tener sexo.

Es importante recordar que mientras evites contacto con la sangre, pre-semen, semen y fluidos vaginales, no te infectarás. Sabes que estás protegido/a.

Si estás teniendo sexo, siempre usa los condones de látex cada vez que tengas sexo, y úsalos correctamente de principio a fin. Recuerda que el VIH se pasa por la sangre, pre-semen, semen y fluidos vaginales, y tener sexo sin protección aumenta la posibilidad de que te infectarás si uno de estos fluidos entra en tu cuerpo. Otros tipos de anticonceptivos (métodos para evitar embarazos) como la pastilla o espermicidas usados solos, no te protegerán contra el VIH. Y los condones de látex se rompen si no se usan correctamente. También se rompen si usas aceites, cremas o vaselina como lubricantes.

Usar los condones de látex cada vez que tienes sexo reduce el riesgo de infectarte con otras enfermedades transmitidas sexualmente. Esto es importante porque las infecciones pueden irritar la piel y hacer que la piel tenga cortadas o llagas que facilitan que el VIH entre a tu cuerpo durante contacto sexual. Los condones de látex ayudan a prevenir que los fluidos de tu pareja entren en tu cuerpo y eso reduce tu riesgo. Si decides tener relaciones sexuales recuerda usar condones de látex para reducir tu riesgo de infectarte con un el VIH u otra enfermedad de transmisión sexual.

No comments yet.

Leave a Comment