Facebook Twitter RSS Reset

Proyecto Segunda República (Para Argentina)

Este post no es apto para partidarios orgullosos, ni para escépticos, ni para maricones pecho frío.

Si sos de los idealistas, que sueñan con un mundo libre y en donde el derecho de todos los seres sean respetados y valorados, este post es para vos y te doy la bienvenida.


______________________________________________________________________________

Ni yanki, ni marxista,

ni peronista, ni kirchnerista,

ni massista,

ni sciolista,

ni macrista,

ni izquierda,

ni derecha

¡Argentino en contra de la colonización financiera!

Proyecto Segunda República -lo dice en su nombre- es un proyecto aún, creado por el investigador, analista y autor, Adrián Salbuchi. Según se presentan en la página oficial de Proyecto Segunda República son una propuesta real para re-fundar la República Argentina con una auténtica Revolución.

Ustedes se estarán preguntando: ¿refundar Argentina con una revolución? pff… sí cómo no!, les deseo buena suerte y nos vemos!

Lejos de eso, tómense 10 segundos para pensar que las cosas pueden estar mejor, que Argentina puede transformarse y que se puede sacar a toda la mafia que usurpa el Poder Republicano sistemáticamente. Que se puede cambiar el mundo pero que primero hay que empezar por nosotros mismos y, por consecuente, con nuestro hogar que es la República Argentina.

Uno de los problemas por el cual el mundo es, literalmente, una mierda es porque las instituciones republicanas y los sistemas sociales, políticos y económicos están totalmente interferidos y no funcionan para garantizar el bien de la humanidad, de la tierra y de todos los seres que en ella vivan, ya sea a nivel nacional, a nivel internacional o a nivel global. Lo hemos visto en documentales como Thrive, La servidumbre moderna, La Doctrina del Shock o Zeitgeist, el verdadero poder, el que rige los sistemas, se ha privatizado y responde a una pequeña comunidad de gente que ha acumulado a través de las generaciones y con el tiempo, muchísimas riquezas y muchísimo poder, hablamos de las familias de elite, los banqueros y empresarios que manejan los hilos del mundo desde las sombras. Por consecuencia tenemos un mundo disfuncional que no garantiza el bienestar de los pueblos y de la tierra, sino todo lo contrario.

Se ha manipulado la información y nos han conducido a la ignorancia, no sabemos lo que pasa, creemos saberlo, sí, pero la verdad es que la gran basta parte del pueblo -o de los pueblos- desconoce los puntos cruciales, la semilla de todo el mal.

Es entonces que en un mundo lleno de tinieblas -tal y como lo dijo el señor Adrián Salbuchi- es imprescindible, prácticamente su destino, que Argentina renazca como un farol de luz en medio de tanta oscuridad. Nace entonces: Proyecto Segunda República, una propuesta autentica y revolucionaria.

Proyecto Segunda República (Para Argentina)

Amanecer de una Nueva Argentina

Segunda República Argentina: así se llama La resistencia

de un Pueblo Noble que no se arrodilla ni se entrega

ante los poderosos del mundo.

Un Sol Dorado ilumina nuestra Bandera:

Azul profundo -como el manto de la Virgen- y

Blanco -como las puras nieves Andinas y hielos Antárticos.

Un Sol Dorado anuncia la Gran Patria Sudamericana por venir,

y nos llama a combatir las tinieblas de este inicuo

Nuevo Orden Mundial que pretende aniquilarnos,

con su Fuerza genocida e Hipocresía mentirosa.

¡Que triunfe la Luz sobre las Tinieblas!

La Verdad sobre lo Decadente. Lo fuerte, Sólido y Audaz,

sobre lo Corrupto, Podrido y Cobarde.

Caminantes del Alba somos; Cara al Sol soñamos

con la Segunda República Argentina.

Sol Iracundo, que iluminas nuestra sagrada Bandera,

enojado estás con esta Oscura Edad de Hierro.

Sol que quema como un fuego, Sol Invicto.

Aurora Argentina…

Cuando a la madrugada asomes tu bello rostro

sobre el horizonte oriental de nuestra Patria,

Tú, Astro Rey, iluminarás a nuestra Tierra Argentina,

a Nuestro Pueblo y a nuestra sagrada bandera Azul y Blanca…

¡Nosotros, te saludamos!

Adrián Salbuchi, 2004.

y acá un video del fundador de PSR, Adrián Salbuchi, explicando el proyecto.