Facebook Twitter RSS Reset

Promesa distante

Promesa distante

Hoy cuando me encuentro solo y veo desde la distancia ese mar de recuerdos que alguna vez inundaron mi pensamiento con felicidad, sacudo mis hombros estremecido por la sensación de algo muerto en mi interior.

Ha muerto mi anhelo de soñar, mi deseo de sentir, mi esperanza de sonreír, ya no esta conmigo el entusiasmo de otros tiempos cuando creí conquistar el mundo a mi manera, cuando creí que las metas de mi corazón me harían recorrer todo ese mundo de ilusiones que los sentimientos me ayudaron a construir y que se ha derrumbado desde las bases como un castillo de arena.

Una promesa ya no vale nada, porque se esfuma tan fácil e irremediablemente como la espuma de las olas, y cambian, cambian tan rápido las lealtades, los compromisos que dudar de todo en la vida se vuelve tendencia de mi alma.

Estoy solo, atrapado entre un pasado que no puedo liberar, un presente que no quiero vivir y un futuro al que no puedo esperar, estoy solo porque me he abandonado a mi mismo, no soy igual porque he perdido mi esencia en cada etapa regalada de mi existencia.