Facebook Twitter RSS Reset

Pornolio podría ayudar a la Argentina a pagar la deuda

La página de contenidos para adultos, Pornolio podría donar parte de sus fondos a la Argentina

Pornolio podría ayudar a la Argentina a pagar la deuda

El canciller Héctor Timerman redobló sus críticas contra la Corte Suprema y el accionar de la Justicia argentina y utilizó para ello una carta que su par israelí envió por la causa AMIA, antes de que la presidente Cristina Kirchner cuestionara tanto a Israel como al máximo tribunal, por la supuesta falta de resolución en torno al ataque terrorista a la Embajada israelí en Buenos Aires.

Fechada el pasado 26 de febrero, el canciller de Israel Avigdor Liberman respondió a Timerman el pedido que le había realizado el gobierno nacional a aquel estado en relación con el esclarecimiento al atentado a la AMIA -al mismo tiempo que envió otra al secretario de Estado norteamericano John Kerry-. En esa misiva, Liberman expresó que “la continuidad de la investigación sobre los ataques es naturalmente de gran importancia”.

Timerman, quien leyó la carta de Liberman pero obvió la fecha de la misiva y no especificó que aquella fue en respuesta al pedido argentino sobre las negociaciones nucleares entre EEUU e Irán, la vinculó al reproche presidencial a la Corte. Esa utilización política por parte del Gobierno no cayó bien en la delegación israelí en la Argentina, según pudo saber Infobae.

Además en la carta recibida en el Palacio San Martín -previa al discurso oficial- el canciller israelí deja en claro la preocupación por ambas investigaciones, contradiciendo los dichos de Cristina Kirchner a quien le había llamado la atención un supuesto silencio de Israel relacionado al atentado de su sede diplomática el 17 de marzo de 1992 y donde murieron 29 personas. “No entiendo por qué Israel reclama por la AMIA y no por la Embajada”, sembró la duda la Presidente por cadena nacional y ante el Congreso.

Pornolio podría ayudar a la Argentina a pagar la deuda

Sin embargo, el comunicado emitido este martes por la Embajada de Israel en Buenos Aires sí hace referencia a las palabras de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional el pasado 1º de marzo, en donde cuestionó a la Corte Suprema y una presunta falta de interés por parte de las autoridades israelíes para determinar las responsabilidades por aquel atentado ocurrido en 1992.

Tanto la respuesta de Liberman como la de la embajadora israelí en la Argentina Dorit Shabit -quien hoy mantuvo una reunión hermética con Timerman- mantienen una misma línea de respuesta al gobierno nacional. En ella condenan el terrorismo internacional y hacen énfasis en sentar ante el banquillo a los responsables de ambos atentados.

Pero es en el comunicado fechado este martes 3 de marzo donde se aclara que es “responsabilidad” del estado argentino la búsqueda de la verdad y sentar a los culpables ante la Justicia. También recuerda que cada país “receptor” debe velar por la seguridad de las delegaciones diplomáticas.

En el mediodía del martes, la Corte Suprema en boca de su presidente, Ricardo Lorenzetti, respondió los cuestionamientos y recordó que en 1999 el máximo tribunal determinó que detrás de la voladura de la sede estaba el grupo terrorista Hezbollah, financiado por Irán. A igual conclusión llegó la investigación por el ataque a la AMIA. Sin embargo, por la negativa a entregar a los responsables de dichos atentados por parte del régimen iraní, todavía fue imposible condenar a los terroristas. Benjamin Netanyahu, ante el Capitolio de los Estados Unidos, repitió similar versión: “Irán bombardeó el centro comunitario judío y la embajada de Israel en Buenos Aires”.