Facebook Twitter RSS Reset

¿Por qué ya no necesitamos a los políticos ni a la política?

¿Por qué ya no necesitamos a los políticos ni a la política?


¿Por qué ya no necesitamos a los políticos ni a la política tal y como la conocemos?

Es una idea que viene taladrando mi cerebro hace bastante tiempo, si lo pensamos por un minuto, y es que sostenemos un sistema político que, como ya dije otras veces, está diseñado para atender las necesidades sociales de hace más de un centenar de años y que hace lo posible por dar excesivo poder a la masa política. Esto sumado a que la mitad, si no más, de los ministerios que hoy integran el estado, en esa época no existían, eso quiere decir, que al defecto anterior se agrega la sarta de parches, manoseos y modificaciones que se tuvieron que hacer al sistema para ir adaptándolo, ¿y nos sorprende que no funcione?

En el mejor de los casos, las políticas adoptadas por el regente de turno, funcionan y generan “prosperidad” a su pueblo, en algún otro lugar del mundo hay alguien muriéndose de hambre, y eso representa un fracaso humano. Creo que la clave estaría en dejar de pensar en términos de países o banderas, límites impuestos por intereses contrarios al humano, limites que buscan ponerle un color a unos y otro a otros, limites en su mayoría arcaicos que buscan separarnos, nos odiamos con el de al lado porque lleva otros colores, los gobernantes entienden el valor de mantenernos divididos y a la vista están los resultados de tal entendimiento.

Estos tipos que se dicen políticos, en lugar de hacerse cargo de lo inoperable del sistema, continúan con la pantomima para ver si se pueden llevar algo a su casa, y mientras nos hacen el teatrito así nosotros pensamos que vale la pena rasgarnos las vestiduras dando la cara por ellos porque creemos conocerlos, a pesar de lo que nuestra lógica nos pide a gritos cuando vemos la guita que se gastan en parecer buena gente y hacer parecer malos a los demás, pero como el circo es lindo. Lo peor es que hasta mal usan nuestros recursos para todo esto, claro que cuando la impunidad cuenta con el apoyo popular escasean las garantías.

Podríamos, talvez, pensar en un sistema que tenga en cuenta los recursos actuales, sobretodo tecnológicos, de los que disponemos hoy en día. Nuestro sistema actual, por ejemplo, le da a nuestros senadores y diputados un tiempo excesivo de vacaciones, porque la ley se redactó en tiempo en los que estos viajaban en carreta, y nuestros representantes tardaban semanas en llegar a sus hogares, condición que como sabemos ya cambio, viendo los bastos y costosos medios de los que disponen.

Deberíamos diagramar un sistema que busque brindar garantías sobra cada uno de los derechos de los que nos podríamos y deberíamos poder beneficiarnos, el sistema actual no es más que artillería pero de fogueo, mucho ruido y pocas nueces. Este nuevo sistema debiera buscar arrojar claridad sobre el funcionamiento del mismo, está visto que el actual busca enterrar en burocracia sin sentido el camino a lo que nos corresponde, lo que nos viven prometiendo y de lo que no dejaron de colgarse medallas vacías. Lo peor es que a pesar de todo lo que se ve, buscan desinformarnos repitiendo sistemáticamente las mismas mentiras. En la era de la información y en pleno auge de medios independientes de comunicación, dejar que nos mientan cuanto menos es estúpido, y el premio unicamente es ser cómplices anonimos de estos condecorados agentes de la inoperancia.



Chester D.C.

https://www.facebook.com/chest.dc/<<
¿Por qué ya no necesitamos a los políticos ni a la política?
¿Por qué ya no necesitamos a los políticos ni a la política?

No comments yet.

Leave a Comment