Facebook Twitter RSS Reset

Por qué el tiempo parece pasar cada vez más rápido

Por qué el tiempo parece pasar cada vez más rápido

Nuestros padres a menudo nos advirtieron de ello, pero es complicado de entender hasta que se experimenta de primera mano: cuanto más mayor te haces, más rápido pasa el tiempo. Es algo que te pilla con la guardia baja, probablemente debido a lo abstracto que resulta. Pero ¿por qué ocurre?.

La realidad es que no puedes añadir más tiempo al tiempo, valga la expresión, pero entendiendo cómo ocurre este fenómeno puedes al menos intentar que parezca que tu vida se pasa un poquito más despacio.

El concepto relativo del tiempo

Hay diferentes teorías sobre por qué nuestra percepción del tiempo varía conforme envejecemos. Para empezar, percibimos el tiempo de manera relativa, y eso significa que el paso de una hora cuando tenemos 5 años es muy diferente a cuando tenemos 55.

Por qué el tiempo parece pasar cada vez más rápido

Este gráfico, elaborado por Maximilian Kiener, ahonda en ese razonamiento. Cuanto más vivimos , un año supone un porcentaje cada vez menor de nuestra vida. Esa tendencia, curiosamente, se allana cuando llegamos a la treintena, la edad que muchas culturas definen como “madurez”.

Cuando eres un niño, no has estado viviendo durante muchos años, así que un año representa un porcentaje enorme de toda tu experiencia vital. Cuando eres adulto, en cambio, ya has experimentado muchos más años así que un año se siente y percibe como algo más pequeño.

Este gráfico interactivo te ayuda a visualizar dicho concepto (teorizado inicialmente por el filósofo Paul Janet), la idea básica es: percibimos el tiempo de manera relativa al tiempo total que hemos vivido.

Vivimos menos experiencias nuevas

Por qué el tiempo parece pasar cada vez más rápido

Cuanto más mayores nos hacemos, más mundo vemos, comenzamos a desarrollar una rutina, todo se hace más familiar. Los días comienzan a parecer más similares entre sí y el tiempo vuela.

El psicólogo William James concluyó mucho de esto en sus Principios de Psicología. Explicó que, comparado con la infancia, un adulto tiene menos experiencias y además menos memorables. A menudo medimos el tiempo según las “primeras veces”: nuestro primer día de escuela, nuestro primer beso, nuestra primera casa, nuestro primer hijo… cuando se nos acaban los “primeros”, James afirma que “los días y las semanas se suavizan, los años se vuelven más huecos y sin sentido”.

Cuando revisamos con detalle nuestros recuerdos, eso sí, el momento parece durar más. Esto es lo que el neurocientífico David Eagleman dice al respecto en un perfil del New Yorker:

“Esto explica por qué pensamos que el tiempo se acelera conforme envejecemos” Eagleman afirma en relación a cómo los veranos de la infancia parecen eternos mientras que los de la edad adulta pasan en un suspiro. Cuanto más nos familiarizamos con el mundo que nos rodea, menos información necesita “escribir” tu cerebro y más tiempo parece pasar. El tiempo es algo elástico, gomoso, se estira cuando tu cerebro necesita invertir recursos en ello pero cuando piensa “Oh, sin problema, esto ya me lo sé, lo tengo controlado”, entonces se encoge.

Así que cuando nos quedamos atrapados en el temido modo de piloto automático, en realidad simplemente pasamos el tiempo a lo largo de los días sin retener información de lo que nos rodea. Es como cuando tienes un viaje realmente largo hasta el trabajo, a veces puede que conduzcas o viajes en tren durante un largo periodo de tiempo sin que luego tengas un recuerdo real de todo lo que ha sucedido en tu camino hasta allí.

El estrés y la “presión temporal” aceleran el paso del tiempo

En un estudio publicado en Ammons Scientific, los investigadores preguntaron a los sujetos cómo de rápido sentían que el tiempo estaba pesando, desde “muy rápido” a “muy lento”. También les pidieron que calificasen la precisión con que sentían que estaban describiendo ese paso del tiempo. Y la cuestión es que, resumiendo, encontraron que la mayoría de sujetos que describían que el tiempo pasaba muy rápido era porque tenían mucho que hacer pero no demasiado tiempo para completarlo.

Por qué el tiempo parece pasar cada vez más rápidoGIF

Los investigadores llamaron a esto “presión temporal” y va de la mano del el estrés. Tiene sentido considerando el resto de teorías, de hecho. Cuando más estrenados estamos, es menos probable que estemos centrados y enfocados en vivir el momento presente, simplemente intentamos que le día pase lo antes posible. Y cuando lo hacemos, no tenemos el tiempo necesario ni la capacidad para memorizar lo que nos rodea y construir recuerdos detallados en nuestra memoria. Nuestra percepción del tiempo, por tanto, parece volar.