Facebook Twitter RSS Reset

Por que el Odio Ruso a EE.UU volvio al nivel de la guerra f.

Por que el Odio Ruso a EE.UU volvio al nivel de la guerra f.GIF

El 81% de la población tiene hoy una imagen negativa de Washington. Apenas dos años atrás, la mayoría tenía una opinión favorable. Causas del deterioro de una relación cada vez más tirante

Por que el Odio Ruso a EE.UU volvio al nivel de la guerra f.

En casi todo el mundo hay una evaluación positiva sobre Estados Unidos. La media de los 39 países relevados por las encuestas del Pew Research Center es 69 puntos de imagen favorable, frente a 24 de imagen negativa.

Hasta no hace mucho tiempo, la única excepción era Medio Oriente, donde en estados como Líbano, Turquía, Jordania y Palestina había, y sigue habiendo, una preeminencia del rechazo. Desde 2012, Rusia se incorporó a esa lista y es hoy, con 81 puntos, uno de los países con mayor porcentaje de repudio, sólo superado por Jordania, con 83

“A LOS RUSOS LES GUSTA EL ESTILO DE VIDA NORTEAMERICANO”

Por que el Odio Ruso a EE.UU volvio al nivel de la guerra f.

El enamoramiento

La caída de la Unión Soviética, el fin de la Guerra Fría y el precipitado tránsito de Rusia hacia el capitalismo iniciaron a principios de los 90 una etapa de acercamiento y cooperación con Occidente que, con vaivenes, se extendió durante poco más de una década.

“En esa primera fase hubo una convergencia entre las dos miradas. Para Estados Unidos era el triunfo de Occidente y la globalización. Para Rusia era necesario ser acogida en el seno de las democracias europeas. La elite rusa especulaba además con que, si adhería a ese formato, tendría ciertas recompensas económicas e iba a recibir inversiones”

“PUTIN DIJO EN 2001 QUE RUSIA SIEMPRE PERTENECIÓ A OCCIDENTE”

El principal objetivo de Boris Yeltsin, el primer presidente postsoviético, fue terminar con el aislamiento de Rusia. Cuando Vladimir Putin lo sucedió en 2000, trató en un primer momento de continuar ese camino.

“El más alto porcentaje de aprobación a Estados Unidos -dice Milosevich- fue a comienzos de los 2000. Putin disertó en 2001 ante el Bundestag alemán y dijo que Rusia siempre perteneció a Occidente, y que quería formar parte como un país más”.

El distanciamiento

El primer punto de quiebre se produjo en 2003, con la Guerra de Irak, que fue interpretada por Moscú como un avance de Washington a pocos kilómetros de su frontera sudoeste. La imagen negativa subió entonces a 55 puntos. Las tensiones continuaron los años siguientes, y eso se vio reflejado en la opinión pública, que se mantuvo dividida casi en partes iguales.

“Hubo un giro en la política exterior rusa, que estuvo en desacuerdo con las guerras de Irak y Afganistán y con la estrategia de Estados Unidos en su lucha contra el terrorismo. En la Conferencia de Seguridad de Múnich de febrero de 2007, Putin acusó a Washington de querer desequilibrar el orden mundial. La culminación de ese proceso fue en 2008, cuando Estados Unidos propuso que Ucrania y Georgia formen parte de la OTAN, algo que Rusia interpretó como una provocación y una amenaza a su seguridad nacional. La reacción de Moscú para impedirlo fue la Guerra de los Cinco Días con Georgia”, dice Milosevich.

“La decepción de los rusos era enorme -cuenta Montes. Primero por la crisis económica que les tocó sufrir, y segundo, por la expansión occidental en su patio trasero. Ellos creen que Estados Unidos traicionó la promesa hecha a Gorbachov de que la OTAN y el Pacto de Varsovia (los acuerdos de cooperación militar entre los países del oeste y del este, respectivamente) iban a dejar de existir. El último desapareció, pero la otra continúa y los rusos creen no debiera existir, ni mucho menos, expandirse”.

“CUALQUIER INTENTO DE ACERCAMIENTO DE OCCIDENTE LO VEN COMO UNA HIPOCRESÍA”

Desde ese momento, Putin se propuso devolver a Rusia su estatus de gran potencia. Dmitri Medvédev, que lo relevó en la Presidencia entre 2008 y 2012, aseguró a poco de asumir que no iban a aguantar “ni una humillación más”.

La elección de Barack Obama como presidente abrió un impasse a partir de 2009. Su planteo de resetear las relaciones y dejar atrás los resquemores del pasado entusiasmaron a parte de la población rusa. Entre 2010 y 2013, las opiniones favorables superaron por diez puntos o más a las contrarias.

Pero fue sólo una primavera que no estaba destinada a durar. “Los rusos no lo tomaron tan en serio como los estadounidenses. Cualquier intento de acercamiento de Occidente lo ven como un acto de hipocresía, para engañarlos. Si bien terminó fracasando, yo creo que Obama tenía una intención seria de reestablecer el vínculo.

La hostilidad

El quiebre definitivo se produjo en 2014, a raíz de la crisis en Ucrania. La presión de Putin para evitar que Kiev se incorpore a la Unión Europea y salga de su área de influencia exacerbó un conflicto latente entre los sectores proeuropeos y prorrusos. El enfrentamiento desencadenó la salida del presidente Víktor Yanukóvich, aliado de Moscú, y terminó en una impensada guerra civil que conmueve al país hasta la actualidad, y que a muchos hace rememorar los tiempos de la Guerra Fría.

Esta escalada en el discurso y en algunas acciones, así como la evolución de los sondeos de opinión antes mencionados, no pueden entenderse sin considerar un factor idiosincrásico fundamental de los rusos: su profundo orgullo nacional.

“A lo largo de la historia, Rusia ha mirado más a Estados Unidos de lo que Estados Unidos a Rusia. Durante la Guerra Fría sí que había una enorme preocupación por la Unión Soviética, pero con su caída, le empezó a interesar poco. Pero a los rusos les siguió importando mucho, lo que muestra una especie de asimetría moral. Rusia perdió relevancia a nivel mundial y Estados Unidos se lo hizo sentir”.

Rusia perdio relevancia a nivel mundial y estados unidos se lo hizo sentir..

Por que el Odio Ruso a EE.UU volvio al nivel de la guerra f.

Es esa forma de ver las cosas la que explica la contradicción entre querer vivir como los estadounidenses pero, al mismo tiempo, odiar a Estados Unidos cuando lo perciben como una amenaza o una posible fuente de humillación.

“Las encuestas demuestran que la imagen de Putin creció desde la crisis de Ucrania. Está claro que mantiene su popularidad doméstica a través de la política exterior, algo muy habitual en Rusia. Tiene las manos libres para seguir en este camino”, dice la socióloga.

Por eso, la estrategia occidental de aplicar sanciones en respuesta a la avanzada rusa sobre Ucrania puede ser un arma de doble filo. Por un lado, la debilita económicamente y efectivamente la presiona para que desista. Pero por otro, hace verosímil la fantasía popular de que Occidente está en contra del pueblo ruso, lo que le da argumentos al Gobierno para redoblar la apuesta.

“Cuando hablan de sanciones , muchos no tienen en cuenta que los rusos están acostumbrados a sufrir. Están dispuestos a sacrificarse para defender sus intereses, y su límite de sacrificio es mayor que el de los europeos. El régimen ruso es autocrático, pero están convencidos por la propaganda y por el patriotismo estatal de que la OTAN es una amenaza a su seguridad nacional”.

¿Vuelve la Guerra Fría?

“Rusa pretende ser una gran potencia. Eso significa ser un país que defiende sus intereses y su seguridad nacional sin pedir permiso a otros. Supone tener zonas de influencia, donde dominar, y tener un peso en la resolución de los conflictos internacionales. Pero Putin es muy inteligente y, aunque uno no esté de acuerdo con su política, es alguien que mide sus pasos. No va a hacer del todo irresponsable. Por algo anexionó la península de Crimea, pero no el sudeste de Ucrania, ya que las sanciones serían mayores..

Por que el Odio Ruso a EE.UU volvio al nivel de la guerra f.

“Los rusos han demostrado que están dispuestos a actuar militarmente para detener la ampliación de la OTAN -continúa-, pero no creo que ataquen por atacar a cualquier país. Es un país muy debilitado. Por una alta mortalidad que se combina con una baja natalidad, por la falta de modernización y de reformas económicas, y por el islamismo que afecta al Cáucaso Norte. El problema de Rusia es que reacciona de modo exagerado cuando se siente en peligro “Mucho de lo que estamos viendo es producto de la Guerra Fría, pero no es la Guerra Fría. No hay posibilidad de un conflicto de esa índole entre Rusia y Estados Unidos. Hay una mala relación, una mutua mirada negativa. Pero la sangre no va a llegar al río. La asimetría militar y tecnológica es enorme, y Rusia está prácticamente sitiada por la OTAN, con tropas a 200 kilómetros de San Petersburgo. Ni por asomo uno puede pensar que Moscú va a pisar el palito y enfrentar a Estados Unidos” por que eso significaria su fin.

Bueno esto es todo por ahora, gracias por pasar , se agradecen puntines y bits

Por que el Odio Ruso a EE.UU volvio al nivel de la guerra f.

No comments yet.

Leave a Comment