Facebook Twitter RSS Reset

Por las calles de Lukang

Es un día soleado de febrero y las calles céntricas del viejo Lukang hierven de locales y turistas que se acercan para celebrar las festividades nacionales chinas correspondientes al Nuevo Año Lunar. Un recorrido por la ciudad confirma lo que dicen los catálogos y guías: la ciudad porteña ocupa uno de los primeros lugares en la lista de los pueblos más bonitos de la República de China y del extremo oriente de Asia.

Por las calles de Lukang

Ubicada en el condado de Changhua, a unos 193 kilómetros de Taipéi, Lukang forma parte del llamado “triángulo dorado” del turismo céntrico de Taiwán, junto a Taichung y Nantou.

Por las calles de Lukang

Durante la dinastía Ching (1684-1895) fue reconocida junto a Tainan y Monga como las ciudades más viejas del país. En ese período, Lukang se convirtió en el segundo puerto más importante de Taiwán, en la costa oeste. Al llegar la decadencia, la ciudad mantuvo sus atractivos y ellos las hacen merecedora de ser incluida, desde el 2012, entre las 10 principales pequeñas ciudades turísticas de este país asiático.

Por las calles de Lukang

Este reconocimiento se lo otorgó el Buró de Turismo de Taiwán “tras dos meses de competencia y análisis por parte de expertos”, según el organismo. Para la elección tomaron en cuenta los atractivos culturales, históricos y entorno turístico de cada ciudad.

Por las calles de Lukang

Mucho patrimonio

El prestigio del que gozó Lukang en la dinastía Ching (Qing) lo conserva en sus templos, callejones, artesanía, arquitectura histórica, paisajes y festivales. Y también en la magia muchas veces inexplicable que envuelve a los pueblos chinos.

Por las calles de Lukang

Solo un poco: Lukang o Lugang tiene más de 60 templos, considerada una gran cantidad para un pueblo tan pequeño de apenas 39.46 kilómetros cuadrados y unos 86,112 habitantes; sus artesanos y gastronomía tienen fama mundial y sus callejones (incluido el asfaltado), placitas y mercados están cargados de historia, leyendas y simbolismos que atrapan a los turistas y buscadores de historias.

Por las calles de Lukang

La ciudad fue sede del famoso Festival de los Faroles en 2012 y tres de sus atractivos figuran en la Guía Verde Michelin: los templos Mazu (dos estrellas) y Longshan (tres estrellas) y la antigua calle del mercado (dos estrellas). Las religiones predominantes en la isla son el budismo y el taoísmo

Por las calles de Lukang

. ¿Qué ver?

Templo Longshang. Ocupa un área de 5,290 metros cuadrados en la calle Kinmen y es el templo mejor conservado de la dinastía Ching. Construido en el año 51 del reinado del emperador Qianlong (1786), es llamado “La ciudad prohibida de Taiwán”. Fue movido a su ubicación actual en 1786. Destacan su tallado de madera, piedra y ladrillos, así como la distribución de los espacios, los pilares de dragones y la decoración de sus altares. Este templo es el único monumento histórico nacional de Lukang.

Por las calles de Lukang

Museo. Una de las principales atracciones es el Museo de las Artes Folklóricas, en la calle Chungshan. Inaugurado en 1973 con pertenencias donadas por la familia Koo y otros benefactores, el museo conserva más de 6,000 artículos, la mayoría fechados entre mediados de la dinastía Ching y los primeros años de la república. Con su mezcla de estilos arquitectónicos, la mansión de la familia Koo fue en su momento el edificio más lujoso de Lukang.

Por las calles de Lukang

Clanes. La vieja casa de la familia Ding, en la calle Zhongshan, representa el esplendor de la clase alta de Taiwán durante la dinastía Ching. La dieciochoava generación del clan Ding se estableció en este lugar en el año 5 de la dinastía (1825), durante el reinado del emperador Daoguang. La casa ocupa unos 70 metros. Entre sus muchos detalles destacan las coloridas pantallas de madera que adornan ambos lados de la sala, elaboradas por el gran artista local Chiu Yomei.

Por las calles de Lukang

Mazu. El templo dedicado a la diosa del mar Mazu, en la calle Zhongshan, es el más visitado de Lukang. Conserva impresionantes tallas en madera de la dinastía Ching. El templo original fue construido en 1725 y renovado en la década de 1920, durante la época colonial japonesa que vivió Taiwán de 1895 a 1945.

Por las calles de Lukang

Justiciero. Chenghuang, o el templo de la Ciudad de Dios, está ubicado también en la calle Zhongshan. Fue iniciado en el año 1754 de la dinastía Ching. El dios Chenghuang es llamado el dios de la justicia porque tenía el poder de documentar las buenas y malas acciones de las personas.

Por las calles de Lukang

Callejones. Los turistas no se van de Lukang sin pasear por los callejones de la parte más histórica de la ciudad, como el callejón Mo Ru, de unos 65 metros de largo y menos de 70 centímetros en su parte más ancha, en el que apenas caben dos personas. Entre estas callejuelas que enlazan con las avenidas más importantes del Lukang moderno se encuentra Shiyilou, en la vía Jinsheng, un lugar de encuentro de poetas, escritores, pintores y bohemios en épocas pasadas. En la misma vía está Yilou, una edificación estilo Fujian en cuyo patio se conserva un árbol de carambola como testigo de una romántica y triste historia de dos jóvenes enamorados obligados a separarse después del matrimonio.

Por las calles de Lukang

Por las calles de Lukang

No comments yet.

Leave a Comment