Facebook Twitter RSS Reset

Por Culpa del Kirchnerismo, Sancor está en la Ruina

Estos K, todo lo que tocaron lo hicieron mierda….



La historia no contada de SanCor: cómo un emblema de negocios K representa ahora la crisis de un modelo

Por Culpa del Kirchnerismo, Sancor está en la Ruina

La cooperativa se encuentra al borde del precipicio. El kirchnerismo la llevó a venderle a Nicolás Maduro del mismo modo a lo sucedido con Cresta Roja, Vasalli y tantas otras empresas. A eso se suma su tamaño desmedido y su ineficiencia. ¿Tiene salida? El caso por dentro



Emblema por donde se la mire. No sólo es una de las dos compañías clave de la actividad lechera en la Argentina sino que también representa la máxima expresión del cooperativismo dentro de un sector en el que participan firmas internacionales de la talla de Danone.

Pero ninguno de los dos atributos resulta suficiente como para garantizar la supervivencia de Sancor, al menos tal como se la ha conocido hasta ahora.

La compañía se encuentra al borde de la quiebra, afectada por un combo de variables que van desde la compleja situación que enfrenta la actividad en el país hasta su “tozudez” por mantener acuerdos con una Venezuela sumida en una profunda crisis.

Por Culpa del Kirchnerismo, Sancor está en la Ruina
A la par, la firma es presa de un factor derivado de su apetencia por competir en las grandes ligas de la industria láctea: su tamaño desmesurado, frente a una demanda interna retraída y con costos que no le permiten ganar nuevos mercados en el exterior.

Otro aspecto que le juega en contra a la tradicional marca deviene del campo político.

Durante el kirchnerismo, la empresa fue usada como punta de lanza para colocar productos nacionales en la nación que lidera Nicolás Maduro a cambio de la compra de petróleo.

Llegó la gestión macrista y todo cambió. Los funcionarios ahora no sólo rehúyen de alentar nuevos acuerdos con Venezuela sino que además entienden que la compañía no debe tener privilegios y que debe navegar las aguas del mercado como cualquier otra.

Por Culpa del Kirchnerismo, Sancor está en la Ruina

“El Gobierno debería darle una mano”, reclamó en los últimos días Pedro Morini, secretario de Lechería de la provincia de Santa Fe.

Sin embargo, entre los referentes de la actividad predomina la certeza de que ocurrirá todo lo contrario. Y que lo que hoy sucede con Sancor podría hacerse extensivo a otros nombres de envergadura como La Serenísima, de no cambiar el modelo productivo y de exportación.

“Sancor tiene complicaciones que son propias de la empresa, pero su situación hay que entenderla en un marco de crisis generalizada. Todo el sector lácteo sufre la caída de precios a nivel internacional”, afirmó a iProfesional Hugo Biolcati, ex presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Lo que dejó la alianza K con Venezuela

El principal sostén de la compañía reside en la venta de leche en polvo a Venezuela, producto del fideicomiso impulsado en su momento por el kirchnerismo.

Por cierto, no es la única firma que quedó muy mal parada de los “lazos carnales” que alentó el Gobierno anterior con la nación bolivariana.

De esto último pueden dar cuenta varias empresas de diferentes sectores, que ahora se están lamentando el hecho de haber transitado ese rumbo.

Vasalli es un claro ejemplo: de venderle cosechadoras a Venezuela acaba de quedar en manos de concesionarios por no poder afrontar sus deudas.

Había firmado un contrato para exportar 245 unidades: sólo le recibieron 50 y otras 70 quedaron en stock en los patios de la compañía.

Por Culpa del Kirchnerismo, Sancor está en la Ruina

Pauny, dedicada a fabricación de maquinaria agrícola también quedó mal parada.

La lista sigue con muchas más afectadas. Entre ellas, la conocida Cresta Roja y otras diez firmas argentinas del sector avícola, que entregaban pollos a la agencia oficial venezolana.

Esto, en el marco de acuerdos bilaterales pactados con Nicolás Maduro, financiados por el Banco Nación e instrumentados a través del “Fidecomiso Néstor Kirchner”.

Todos terminaron en estruendosos fracasos. En el caso de Sancor, la firma parece no escarmentar: a comienzos de año cerró un nuevo contrato para venderle a Venezuela otras 40.000 toneladas de leche, pese a las profundas dificultades financieras que atraviesa el país.

“Es una empresa que no llega a procesar 4 millones de litros de leche por día. Debe estar en el orden de los 1.400 millones de litros anuales, una cifra corta para toda la capacidad instalada”, aseguró.

Para dejar en claro cuán excedido en tamaño se encuentra, Ocampo apeló a un ejemplo en el que también incluyó a La Serenísima.

“Una potencia lechera como Nueva Zelanda emplea 12.000 personas para generar 22.000 millones de litros anuales. Acá se produce menos de la mitad y hasta con 35.000 empleados”, dijo.

Por Culpa del Kirchnerismo, Sancor está en la Ruina

Te puede llegar a interesar:



El Capitulo Final del Zorro que nunca viste ni te pasó Canal 13 (más de 64.000 visitas avalan la Recomendación)

Mucho Pavote todavia se pregunta ¿Qué hubiera pasado si Inglaterra colonizaba Argentina?…Enterate porque es un Planteo Boludo

La Taringa que pocos conocen……

Los 3000 Soldados ingleses muertos en las invasiones inglesas a Buenos Aires…¿Dónde carajo están?

No comments yet.

Leave a Comment