Facebook Twitter RSS Reset

poema de los que no le rogamos a las lincesas

poema de los que no le rogamos a las lincesas

No esperes que yo te ruegue

como ya lo hicieron otros,

como ya lo hicieron otros

no esperes que yo te ruegue,

mi amor no es para mujeres

que se piensan fruta fina

y se cotizan prohibidas

sin saber que soy Adán;

el que aprendió a no probar

de las manzanas podridas

No comments yet.

Leave a Comment