Facebook Twitter RSS Reset

Pobreza 0: Sube la canasta familiar

Las principales empresas de alimentos, bebidas y artículos de limpieza y perfumería aprovecharon que cientos de sus productos salieron de “Precios Cuidados” para aplicar aumentos de hasta 60% en esos mismos artículos, ahora con importes libres. En menos de una semana, Mastellone subió más de un 40% tres de sus leches marca “La Serenísima” (entera y descremada en sachet, y en polvo), mientras que Quilmes remarcó hasta un 60% una de sus cervezas y Unilever incrementó un 46% el lavavajillas cremoso Ala.

Pobreza 0: Sube la canasta familiar

Estos son solo algunos ejemplos de las correcciones más elevadas que detectó Clarín, tras relevar en seis cadenas de supermercados los precios actuales de 61 artículos que acaban de abandonar el plan oficial. Sucede que el nuevo acuerdo con los supermercados y sus proveedores (que el Gobierno prefiere llamar “Lista de precios”) comprende artículos cuyo valor estaba pautado con la secretaría de Comercio, pero libera a otros productos, cuyo importe de venta al público se modificó de inmediato. Se trata de marcas que estuvieron en convenio con el Gobierno hasta enero, pero desde el martes 12 volvieron a fijar su propia política de precios.

Aunque puede haber divergencias por cadenas –algunas remarcaron más que otras– los seis productos relevados de higiene, limpieza y tocador que estaban “cuidados” y dejaron esa categoría subieron un promedio de 39,3% según comprobó Clarín. Papelera del Plata aumentó un 54% los pañales Baby Sec y 30% el papel higiénico Higienol Pop. La lavandina concentrada Querubín (de Queruclor) escaló hasta 90% en algunas sucursales de supermercados con respecto al precio de octubre 2015-enero 2016, pero se mantuvo en otras.

Entre 11 productos frescos comparados, que ya no forman parte del acuerdo con los supermercados, subieron un 77% (carne) o 62% (frutas y verduras). Salvo el pollo entero, antes a $ 24 el kilo y ahora a $ 35 (46% más), el resto de los cortes cárnicos (tapa de asado o carne picada) era casi imposible de conseguir en la etapa anterior. En relación a los vegetales, los pactados eran criticados por su calidad (tamaño, color). Una cadena que antes debía cobrar $ 14 el kilo de manzana roja ahora lo despacha a $ 34,90. Eso si, se trata de fruta que luce mejor.

Entre los productos de almacén, varios artículos de Pepsico y Arcor tuvieron aumentos una escala que va de 40% y 60%, ubicándose al tope. Alco Canale y Arcor subieron sus “ex cuidados” entre 20% y 40%. Tabacal subió hasta 33% su azúcar Chango, de $ 10,50 a $ 13,95. En promedio, unos 25 artículos de este rubro –entre los que hay también fideos, legumbres enlatadas, galletitas y dulce de leche– se dispararon un 24% entre los valores del último trimestre de 2015 y primeros días de enero. Siempre hay casos extraños. La harina triple 0 Favorita, de Molinos, se escapó hasta 60% (de $ 6,90 a $ 10,99) en alguna cadena de super que suele tener importes un poco más elevados que el resto, pero se mantuvo casi sin cambios en otra un poco más popular.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, admitió que hubo “un aumento desmedido de precios”. Pero, según él, fueron “antes que asumiéramos (por la administración macrista que arrancó el 10 de diciembre)”.

Los productos de “Precios Cuidados” venían con un “retraso” grande porque el kirchnerismo les autorizaba remarcaciones del 12 al 15% en promedio para todo el 2015, contra una inflación general que fue del 26,9% según el IPC porteño. En pocos días, las empresas parecen haber querido recuperar el tiempo perdido.

Mastellone y SanCor mandan en el mundo lácteo, donde también talla Danone. Aparte de las leches, Mastellone subió hasta un 30% el pan de manteca “La Serenísima”. Algunos yogures de Danone (como el Yogurísimo firme de 190 gramos y Ser con cereales muesli) aparecieron en góndolas con ascensos de 33% y 26% respectivamente. SanCor subió sus sachets de leche que dejaron de ser “cuidados” en un 20%, de $ 10 a $ 12 en el caso del entero, y su par de La Serenísima se fue de $ 10 hasta los $ 14,69 (47% más). El promedio de los 13 lácteos que miró Clarín arroja que salen 25% más ahora que hace una semana.

En las bebidas, la trepada más rotunda es la de la cerveza. En el acuerdo estaba la “Quilmes Bajo cero” a $ 13 y ahora sale $ 20,75, un importe casi 60% superior. Coca-Cola también se prendió a un 43% de suba en agua con gas “Kin” de dos litros, pero en algunas cadenas la suba fue menor. La gaseosa 7-Up de litro y medio (del sistema Pepsi, pero embotellada por Quilmes) reforzó un 33% su valor anterior (de $ 16,75 a $ 22,09) en un súper que no se caracteriza por ser barato.

No comments yet.

Leave a Comment