Facebook Twitter RSS Reset

Pies bonitos y sanos

Pies bonitos y sanos

No solo es por capricho y por querer lucir unos pies bonitos, sino porque muchas veces la belleza va ligada a la salud y ya sabemos que cualquier problema en el pie puede además provocar lesiones de rodilla, cadera y columna. Para poder lucirlos sin problemas de ningún tipo, nada mejor que acudir a un profesional que detecte y aplique un tratamiento adecuado.

Las malas posturas, las deficiencias en la técnica deportiva, posibles malformaciones congénitas o el uso de calzado inadecuado son algunas de las causas que nos obligan acudir a un podólogo.

Al detalle

Los juanetes. Según nos cuenta Estela Pérez, podóloga de iQtra Medicina Avanzada, la forma de caminar y los zapatos de tacón puntiagudos y apretados son la primera causa del ‘hallux valgus’, los temidos y dolorosos juanetes. Existe también una predisposición genética a padecer esta patología, por lo que conviene fijarse en los pies de nuestros mayores para prevenirla con unos buenos hábitos. “Aparte de la cuestión estética y los problemas para calzarse, el dolor que provoca un juanete puede llegar a impedir caminar”, afirma la experta.

Su consejo: utilizar –ante los primeros indicios- plantillas específicas que ayudan a mantener el pie en una posición fisiológicamente adecuada, usar separadores de silicona entre los dedos, evitar el tacón de más de cinco centímetros de alto y el calzado muy estrecho.

Las callosidades. Estos engrosamientos de la piel se forman como defensa o protección ante un roce continuado. Además de eliminarlos (en consulta) es conveniente actuar directamente sobre su causa. Un estudio biomecánico de la marcha detectará el problema específico que provoca la callosidad y ayudará a resolverlo.

La manera de pisar y cómo se apoyan el pie y el talón influye de forma decisiva en el desarrollo de la fascitis plantar, una lesión que provoca dolor en la zona del talón.

Su consejo: La podóloga aconseja en estos casos utilizar plantillas para descarga de la zona dolorosa. Una vez más, el estudio biomecánico es útil para detectar y corregir la mala pisada que puede estar en el origen de esta patología.

Plantillas ‘de verano’. Uno de los temas que más preocupan a los pacientes que acuden a la consulta de podología, sobre todo con la llegada de las vacaciones, cuando ya sí que los ‘pies se desmelenan’, es la posibilidad de utilizar sus plantillas con el calzado de verano, mucho más abierto y ligero.

Su consejo: “Hoy en día este problema ya no es tal: gracias a los avances en investigación de nuevos materiales para la confección de plantillas, estas apenas ocupan 3 milímetros en el interior del calzado. Además, pueden ser utilizadas en una sandalia abierta por delante que únicamente esté cerrada por detrás o colocando un adhesivo en la parte inferior de la plantilla para garantizar que no se mueva”, explica la podóloga de iQtra.

No comments yet.

Leave a Comment