Facebook Twitter RSS Reset

Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI

El arquetipo heroico de Los Perros

¿Por qué demos inculcar y esparcir a “El Perro” como arquetipo heroico y fomentar el “espíritu Cisnero”?

Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI
Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI
Desde los tiempos de la cultura clásica, la contemplación e imitación de los arquetipos ocupa un papel sustantivo en la formación de los jóvenes. Todos los pueblos tienen sus héroes, y la Argentina -que también los posee- ha sumado a su ya rica historia, no pocos ejemplos de valor y de arrojo durante la pasada Guerra de Malvinas.

Por eso, en Malvinas, entre la turba y la niebla, emergió Cisnero, y tantos otros. Proveniente de Catamarca, Argentina, con el corazón en sus manos y el alma agrandada por el valor; pero con un Amor ilimitado por la Patria.

El no volvió, porque así lo decidió. Pagando el mayor precio que puede abonar un hombre. Sin pensar en la derrota ni en las desventajas. Ignorando el frío, los bombardeos y los ataque devastadores de los invasores. Dejando hermanos, padres, amigos. Abandonando todo para llevar adelante la voluntad inquebrantable de lograr la victoria. Viendo su libreta y recordando su frase favorita:

malvinas

“No sé rendirme, después de muerto hablaremos”.

heroes

Sin debilidades ni titubeos. Fue y allá se quedó para siempre. Porque dio todo sin pedir prebendas ni premios, cumpliendo con sus palabras:

catamarca

“…no me entrego prisionero, ganamos o no vuelvo…”

Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI

Tampoco pidió ascensos u honores. Marchó a la guerra, combatió y murió, regando la turba malvinense para que florezcan árboles de bizarría, con flores de arrojo, enraizados por su esfuerzo y el de tantos otros…

Por eso dicen que en pleno territorio dominado por el enemigo hay un bastión argentino. Al pie de un monte de dos crestas, en Malvinas. Junto a unos arbustos y bajo el suelo nuestro.

Y no hay poder humano capaz de doblegarlo.

Es el espíritu del Sargento Cisnero.

Ese bastión argentino, hoy, nosotros, “Los Perros”, queremos y creemos que es preciso fomentar. La entrega desinteresada por la Patria, eso es el “Espíritu Cisnero”. No entregarse nunca, ni rendirse jamás. Nuestra tarea es impregnar a todos los jóvenes argentinos con este arquetipo de ARGENTINO BIEN NACIDO. Porque solo así, y no de otra manera, podremos volver a estar orgullosos de ser argentinos y luchar por una causa desinteresada y darlo todo por ella, tal como lo hizo Mario “El Perro” Cisnero.


Fragmentos tomados del libro “Argentina tiene Héroes” de Alberto Mansilla

Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI
malvinas

EL ESPÍRITU CISNERO

¡Para unir a todos los jóvenes argentinos!

En toda época es necesario rescatar arquetipos para fomentarlos a nuestros jóvenes. Nuestros padres y abuelos crecieron escuchando las batallas heroicas de San Martin, Belgrano, Güemes , y un largo etcétera, que aunque nuestra historia es corta, no tiene menos actos heroicos que envidiarle a ningún país europeo. Hasta poseemos a nuestros propios antepasados, los gauchos.

Así, en este siglo XXI resulta necesario fomentar esto también, para despertar en todo joven argentino bien nacido un noble sentir patrio de lucha por pelear por su Patria. Ya no es suficiente solamente ser un buen amigo, hermano, hijo, trabajador y ciudadano. También es necesario ser un buen PATRIOTA.

La gesta heroica de Malvinas viene a cumplir esto. La última gesta heroica, muy cercana a nuestros tiempos, y aún viva en el pueblo argentino. Malvinas aguarda unir a todos los argentinos sin distinción de banderas.

Aquí es que nosotros tomamos a nuestro HÉROE y lo divulgamos por todos lados. El “Perro” Mario Antonio Cisnero, arquetipo heroico de nuestra agrupación.

“El Perro”, ese joven que a sus 28 años obsequio su vida a su nación desinteresadamente. Ese es el ESPÍRITU CISNERO:

La entrega desinteresada a la Patria sin importar ideológicas ni divisiones.

Este espíritu hoy debemos fomentar a todos los jóvenes, para volver a unirnos, para volver a tener un futuro en común. Para pelear todos juntos, porque sabemos que se puede.

¡Claro que se puede!

Es lo mínimo que podemos hacer en agradecimiento a Mario Cisnero por lo mucho que el dio, y lo poco que podemos devolverle.

heroes
Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI
Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXIPerro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI
Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI
Perro Cisnero, el Sargento Cabral del siglo XXI

Mario Antonio Cisnero

Nace en Catamarca el 11 Mayo de 1956.

Ingresó a la ESSC en el año 1972, egresando como Cabo de Infantería en Dic 73. En 1977, hizo el Curso de Formación de Comandos.

A partir de allí se convierte en uno de los instructores más notorios del curso, influyendo decisivamente en la personalidad y el espíritu de muchos de los futuros Comandos de esa especialidad.

Con el grado de Sargento, en la segunda quincena de mayo de 1982, llega a las Islas Malvinas, integrando la Ca Cdo(s) 602.

Muere heroicamente combatiendo contra fuerzas del SAS del Ejército Británico.

Por su perseverancia y fidelidad a sus principios, lo apodaban “Perro”.


malvinas