Facebook Twitter RSS Reset

perdio en la ida, en la vuelta empato y ataco a los rivales

Copa Libertadores: Pierde en la ida, en la vuelta empata de local y antes de terminar el partido hace quilombo, lo sancionan y le dan por perdido el partido, ¿quien es?

Fue hace 43 años, aunque los hinchas más longevos de Sporting Cristal y de Boca Juniors lo deben recordar como si fuera ayer.

Era la Copa Libertadores de 1971 Sporting Cristal compartía el grupo del torneo continental con Boca, Rosario Central y Universitario de Deportes.

El escenario era la mítica Bombonera, casa del cuadro xeneise. La necesidad y presión era del cuadro local, que en el partido de ida había caído 2-0 con los celestes y necesitaba de una victoria para pasar a la siguiente fase.

perdio en la ida, en la vuelta empato y ataco a los rivales

Cristal, con Ramón Mifflin, Alberto Gallardo, Orlando La Torre, Alfredo Quesada, entre otros, presentaba a uno de los mejores planteles de su historia.

Boca Juniors, por su parte contaba en sus líneas con otro peruano, Julio Meléndez, uno de los ídolos del equipo argentino.

El partido iba 2 a 2 y faltando un minuto para el final del partido, el argentino Rogel finge una falta en el área que no es cobrada por el árbitro. Inmediatamente después, Suñé derriba con violencia a Quesada y empieza la descomunal bronca. Hay una imagen histórica donde se puede observar como el mismo Suñé persigue con el banderín a Alberto Gallardo y éste responde con una patada en la cara.



El resultado: Eloy Campos y Fernando Mellán fueron hospitalizados por conmociones en la cabeza y el cuerpo tras recibir patadas brutales y escupitajos de parte de los jugadores argentinos. El resto de jugadores fueron detenidos en la comisaría donde ambos planteles compartieron celda.

Diecinueve jugadores fueron expulsados. Solo el peruano Julio Menéndez y el arquero Sánchez no vieron la roja en Boca; mientras que en Cristal Luis Rubiños fue el único que no fue expulsado.

De esta manera, se vivió uno de los capítulos más oscuros de la Copa Libertadores. Historia que no debe volver a repetirse, pero que dejó una huella difícil de olvidar en el torneo continental.

En los días posteriores, la Conmebol resolvió dar por finalizado el encuentro con un empate 2-2, y darle por perdido al conjunto Xeneize los dos juegos que debía disputar ante Rosario Central y Universitario con un marcador final de 0-0.

No comments yet.

Leave a Comment