Facebook Twitter RSS Reset

Pérdida de memoria. descarta la paja, es la sangre

El grupo sanguíneo, clave para la pérdida de memoria

Pérdida de memoria. descarta la paja, es la sangre

A pesar de que diversos estudios han afirmado que modificar el estilo de vida puede ayudarnos a prevenir la pérdida de memoria, un nuevo trabajo señala un potencial riesgo que inclina la balanza hacia la demencia y sobre el que no podemos hacer absolutamente nada: nuestro grupo sanguíneo.

Pérdida de memoria. descarta la paja, es la sangre

Según esta nueva investigación, desarrollada por el Colegio de Medicina de la Universidad de Vermont en Burlington (EEUU) y publicada en la revista Neurology, las personas que tienen sangre tipo AB son un 82% más propensas a desarrollar problemas de pérdida de memoria que pueden conducir a la demencia.


Pérdida de memoria. descarta la paja, es la sangre

Así, de los cuatro tipos principales de sangre: tipo A, tipo B, tipo AB y tipo O, la más común es la sangre tipo O+ y la AB la menos común, por lo que el porcentaje de riesgo de sufrir pérdida de memoria es el menor posible.

Para llevar a cabo su estudio, los investigadores utilizaron datos del macro Estudio REGARDS, que realizó un seguimiento de 30.000 personas durante alrededor de 3,4 años. De entre todos los participantes, se identificaron 495 con problemas de memoria o deterioro cognitivo en el transcurso del estudio. Los resultados fueron comparados con 587 personas que no presentaban deterioro cognitivo. Esto reveló que aquellos que tenían sangre tipo AB formaban el 6% del grupo que desarrolló deterioro cognitivo, en comparación con el 4% encontrado en la población.

“Nuestro estudio se centra en el tipo de sangre y el riesgo de deterioro cognitivo. El tipo de sangre también está relacionado con otras condiciones vasculares, tales como derrames cerebrales, por lo que los resultados destacan las conexiones entre cuestiones vasculares y la salud del cerebro”, afirma Mary Cushman, líder del estudio.

Pérdida de memoria. descarta la paja, es la sangre

La enfermedad de Alzheimer

Esta enfermedad, hasta hace poco prácticamente desconocida, se ha convertido hoy en día en una epidemia, y cada vez son más jóvenes las personas afectadas por ella. Unos 5,4 millones y medio de personas sufren de Alzheimer sólo en USA, y se estima que llegaremos a los 80 millones de afectados a nivel mundial en el 2040.

La medicina convencional no tiene cura para esta enfermedad. Sin embargo, para la Dra. Clark las causas son evidentes, y la cura definitiva se limita a eliminar las causas que la han originado. La enfermedad de Alzheimer es producida por la presencia de metales pesados, disolventes, y parásitos en el cerebro, principalmente el Ascaris. Al igual que en el cáncer, en todos los casos de Alzheimer la Dra. Clark ha detectado la presencia del parásito Fasciolopsis buskii.

Algunas de los tóxicos y metales detectadas en el cerebro de los enfermos de Alzheimer son Aluminio, que constituye el mayor factor de riesgo para esta enfermedad, Mercurio, Hierro, Freón, talio, cadmio, xileno y tolueno entre otros tóxicos.

Resulta prioritario eliminar tanto del cuerpo como del entorno de los enfermos dichos contaminantes.

El Aluminio tiende a acumularse en el cerebro y provoca la muerte de las neuronas. Tanto si la lista de ingredientes lo dice como si no, las pruebas realizadas con el Sincrómetro dan como resultado la presencia de Aluminio en productos tan dispares como desodorantes, detergentes, agua del grifo, cosméticos, jabón, lociones corporales (se añade como hidratante de la piel), cremas de protección solar, papel albal, latas de refrescos y de conservas metálicas, sal refinada (para evitar que se apelmace), leche de soja, levadura para repostería, bicarbonato sódico, algunos medicamentos, como los antiácidos, y las cacerolas de aluminio.

Durante 80 años se viene añadiendo hidróxido de aluminio a ciertas vacunas como la hepatitis A y B, la difteria, el tétanos, la polio y la meningitis para estimular la respuesta del sistema inmunológico. Ahora se está estudiando añadirlo a las vacunas anuales de la gripe, que justamente se recomienda a los ancianos.

La fuente más importante de mercurio y de talio son los empastes dentales metálicos.

Pérdida de memoria. descarta la paja, es la sangre

Las Homeografías de desintoxicación son la forma más eficaz de eliminar metales pesados del cerebro. Para la quelación (eliminación) de metales pesados a nivel sistémico (de todo el organismo) utilizar suplementos de ácido lipoico(tiótico)

El agua ozonizada también ayuda a excretar del cuerpo el mercurio acumulado.

Como ni el Zapper ni la Desparasitación Herbal eliminan completamente el Ascaris es necesario seguir un tratamiento adicional. Pulsa AQUÍ para ver el protocolo específico para destruir los huevos de Ascaris.

También es recomendable realizar la limpieza renal seguida de la hepática.

Sin embargo, nada de lo que se haga tendrá un efecto duradero si el enfermo (o sus familiares) no limpia también su entorno, alejando los animales de compañía, eliminando las fuentes de contaminación de su boca (empastes) y de su casa (disolventes, tóxicos). También resulta imprescindible que las personas que convivan con el enfermo realicen también el protocolo.

El grado de recuperación del enfermo estará en proporción al tiempo que lleva en esa situación. Si se coge muy pronto, la recuperación puede ser total. En los casos más avanzados la recuperación será sólo parcial, pero por lo menos se impedirá que la enfermedad progrese y que la calidad de vida de la persona enferma y la de sus familiares siga deteriorándose.

La vitamina D actúa como antiinflamatorio, con lo que resulta de gran ayuda.

La vitamina B12, deficiente en personas que siguen una dieta vegetariana, ayuda a prevenir el Alzheimer. Con los años, el estómago va perdiendo la capacidad de generar ácido clorhídrico, indispensable para metabolizar la vitamina B12, por lo que se recomienda tomar suplementos de betaína clorhídrico, lo que también sirve para destruir los gérmenes que ingerimos con la comida.

Una alta ingesta del ácido graso omega-3 DHA evita las pérdidas de memoria y protege al cerebro del daño celular que produce la enfermedad de Alzheimer. La mejor fuente de omega-3 es el aceite de Krill.

Además de tóxicos y parásitos, en el Alzheimer juegan también un papel importante los priones

No tomar suplementos que contengan cobre, ya q es un oligoelemento q aumenta el riesgo de Alzheimer. Evitar igualmente los medicamentos que bloquean el neurotransmisor acetilcolina, dado que incrementa el riesgo de demencia, como por ejemplo, algunas medicaciones para el dolor, somníferos, antihistamínicos, algunos fármacos para la depresión y para la incontinencia.

No comments yet.

Leave a Comment