Facebook Twitter RSS Reset

Peligro!. Diccionario del diablo.(no lo leas)

Peligro!. Diccionario del diablo.(no lo leas)

En “El Diccionario del Diablo” Ambrose Bierce afila las armas del ingenio para ofrecernos una burla total y despiadada del género humano, de sus honorables instituciones, de sus presupuestos lógicos…

Acá van algunas palabras.

Aborígenes

s. Seres de escaso mérito que entorpecen el suelo de un país recién descubierto. Pronto dejan de entorpecer; entonces, fertilizan.

Abstemio

s. Persona de carácter débil, que cede a la tentación de negarse un placer. Abstemio total es el que se abstiene de todo, menos de la abstención; en especial, se abstiene de no meterse en los asuntos ajenos.

Aforismo

s. Sabiduría predigerida.

Baco

s. Cómoda deidad inventada por los antiguos como excusa para emborracharse.

Batalla

s. Método de desatar con los dientes un nudo político que no pudo desatarse con la lengua.

Belleza

s. Don femenino que seduce a un amante y aterra a un marido.

Cleptómano

s. Ladrón rico.

Cobarde

adj. Dícese del que en una emergencia peligrosa piensa con las piernas.

Corporación

s. Ingenioso artificio para obtener ganancia individual sin responsabilidad individual.

Dentista

s. Prestidigitador que nos pone una clase de metal en la boca y nos saca otra clase de metal del bolsillo.

Destino

s. Justificación del crimen de un tirano; pretexto del fracaso de un imbécil.

Diccionario

s. Perverso artificio literario que paraliza el crecimiento de una lengua además de quitarle soltura y elasticidad. El presente diccionario, sin embargo, es una obra útil.

Egoísta

s. Persona de mal gusto, que se interesa más en sí mismo que en mí.

Elector

s. El que goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros.

Espalda

s. Parte del cuerpo de un amigo que uno tiene el privilegio de contemplar en la adversidad.

Famoso

adj. Notoriamente miserable.

Historia

s. Relato casi siempre falso de hechos casi siempre nimios producidos por gobernantes casi siempre pillos o por militares casi siempre necios.

Homicidio

s. Muerte de un ser humano por otro ser humano.

Hay cuatro clases de homicidio: felón, excusable, justificable y encomiable, aunque al muerto no le importa mucho si lo han incluido en una o en otra; la distinción es para uso de abogados.

Ignorante

s. Persona desprovista de ciertos conocimientos que usted posee, y sabedora de otras cosas que usted ignora.

Inmigrante

s. Persona inculta que piensa que un país es mejor que otro.

Intérprete

s. El que permite a dos personas de distinto idioma comprenderse, repitiendo a cada una lo que convendría al intérprete que dijera la otra.

Ladrón

s. Comerciante candoroso. Se cuenta de Voltaire que una noche se alojó, con algunos compañeros de viaje, en una posada del camino. Después de cenar, empezaron a contar historias de ladrones. Cuando le llegó el turno a Voltaire dijo:—Hubo una vez un Recaudador General de Impuestos —y se calló. Como los demás lo alentaron a proseguir, añadió:—Ese es el cuento.

Matar

v. t. Crear una vacante sin designar un sucesor.

Piel roja

s. Indio norteamericano cuya piel no es roja, al menos por afuera.

Teléfono

s. Invención del demonio que suprime algunas de las ventajas de mantener a distancia a una persona desagradable.