Facebook Twitter RSS Reset

Pdvsa entre el ajedrez del canje positivo o “default”

Pdvsa entre el ajedrez del canje positivo o “default”

Pdvsa entre el ajedrez del canje positivo o “default”

La posibilidad de que Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la principal compañía generadora de divisas del país, no cuente con suficientes recursos para hacer efectivos los “pagos programados de su deuda existente” a los tenedores de bonos generó, en los últimos días, preocupaciones y dudas en el ámbito nacional e internacional. La empresa ya ha prorrogado por tres ocasiones un intento para canjear sus títulos Pdvsa 2017N y Pdvsa 2017 a un nuevo papel con vencimiento en 2020 (cupón de 8,50%), pero los resultados siguen siendo insatisfactorios.

En su último comunicado, la compañía informó a los tenedores de los títulos una seria de “consecuencias” que tendrían si no se completa exitosamente la operación. “Si las ofertas de canje no son exitosas, podría ser más difícil para la compañía hacer pagos programados de su deuda existente, incluyendo los bonos existentes, lo que resultaría en que la compañía evalúe todas las opciones alternativas”, afirmó Pdvsa.

La información encendió en debate por un posible “default” o incumplimiento de pagos por parte de la empresa. Algunos expertos señalan que la misma se encuentra en el “ojo del huracán” y que debe trabajar duro para borrar “una imagen negativa” en los mercados internacionales.

El miércoles pasado, el propio ministro para el Petróleo, Eulogio Del Pino, en una entrevista con Wall Street Journal, defendió la posición de la petrolera. “Le estamos pidiendo a los inversionistas que nos den un respiro para tener mayor estabilidad. De este modo podrán continuar disfrutando de las grandes ganancias que han cosechado de nosotros durante la pasada década”, dijo el también presidente de Petróleos de Venezuela.

Pero del lado de los inversionistas existen muchas expectativas, luego de recibir una llamada directa de Rafael Rodríguez, asesor jurídico de Pdvsa y asegurar que de no lograr intercambiar su deuda se evaluarían “todas” las opciones a su disposición.

El economista Ricardo Martínez aseguró, a este rotativo, que la situación de “los Pdvbonos es compleja porque el último mensaje de la compañía fue en un tono poco conciliador para los tenedores de los papeles. Se percibió algo de presión y no es fácil decir que se abre la posibilidad de incumplir con los pagos programados. Este tipo de información se debió hacer a puertas cerradas y no a través de un comunicado (…) porque trajo consigo que los bonos se desplomaran, tendencia que se podría mantener en el tiempo”.

Las firmas Barclays y Eurasia, citadas por el economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, señalan que la estrategia de Pdvsa busca “provocar que la participación en canje se eleve y que este año pueden cumplir con pagos. El riesgo de default existe, pero no sería una decisión ordenada por parte del Gobierno”. Las instituciones coincidieron en que “con la participación del Estado el canje puede llegar al nivel mínimo de 50 % requerido”.

Pdvsa entre el ajedrez del canje positivo o “default”

En septiembre pasado, la calificadora Standard & Poor’s rebajó la nota de Pdvsa a “CC” y argumentó que si se lleva a cabo una propuesta de canje de hasta 7.100 millones de dólares de su deuda que vence en el 2017, la empresa estaría ante un “default”.

Días después, la consultora Fitch, otra de las principales agencias de riesgo del mundo, dijo que daría una calificación “CCC” al nuevo bono, con vencimiento al 2020 y con una “posibilidad real de moratoria”.

A los comentarios les salió al paso Del Pino y acusó a las agencias de fomentar ataques en contra del país. “Apenas salió (la propuesta de canje) ha empezado la campaña de desprestigio”, dijo a Unión Radio. “Estas calificadoras de riesgo juegan a eso, siempre han jugado a eso, son especuladores de oficio. Ellos están tratando de echar la operación por tierra”, expresó en esa oportunidad y hace pocos días recalcó que “no ha habido instrumento financiero en los mercados internacionales con una mayor rentabilidad que los de Pdvsa (…) están debidamente garantizados”.

El economista Leonardo Buniak, de la firma Buniak & Co, y durante un foro de Venamcham en Maracaibo, aseguró a PANORAMA que “el problema está en que cualquier empresa emisora de títulos de valores genera un prospecto para los potenciales inversionistas en los cuál se describe la calidad financiera del ente emisor, su calificación y perfil de riesgo en el mercado (…) en el caso de Pdvsa no hizo nada de esto, se encargó de manera pluralista de decir a los inversionistas que si no canjeas los bonos se puede caer en default. Esto trajo como reacción que la prima de riesgo que se ofreció no convenciera a los inversionistas, no convenció la garantía de Citgo y se aumentó el riesgo de la operación porque la AN tampoco no aprobó la emisión”.

Añadió Buniak que “da la impresión que Pdvsa tiene un severo flujo de caja, de moneda extranjera. Se han ido deteriorando las expectativas de los inversionistas (…) se da la impresión de que estamos cada vez más cerca de un default, un potencial incumplimiento de la pagos. Yo creo que eso no va a ocurrir, la descarto por las importantes inversiones que tiene (la petrolera) en el ámbito internacional. Si se da el incumplimiento esto traerá más reducción en las importaciones, un reordenamiento de la economía, (…) implicaciones para Venezuela”.

El analista en el sector financiero Ramón Castillo explicó, a este rotativo que “es poco probable que Pdvsa caiga en default, ahorita utiliza una medida de presión pero no pasará de eso (…) al final mejorará las condiciones de canje porque la reputación de la compañía está en riesgo. Pdvsa, en su último informe de 2015, aseguró que posee activos por el orden de los $ 201.943 millones, de esa cifra, unos $ 127 millardos corresponden a propiedades, plantas y equipos. Igualmente, cuenta con un patrimonio de $ 90.879 millones”.

“Todos estos números indican que empresa tiene con qué pagar o respaldar los bonos. Recordemos que colocó a Citgo como garantía y debe valer mínimo unos $ 4.000 millones. Ahora, ¿por qué canjear la deuda?, simplemente porque los bajos precios del crudo han golpeado sus finanzas y necesita refinanciar su deuda (…) esto, sin duda, ayuda a aliviar su liquidez. La compañía confía en que los precios mejorarán el resto del año y en 2017 (…), claro eso es un arma de doble fijo porque nadie puede predecir eso con exactitud”, opinó Castillo.

Oliveros también comparte otra visión de la estrategia usada por la estatal. “Pdvsa está usando una táctica de persuasión agresiva, utiliza el argumento del ‘default’ como una manera de presionar, para intentar forzar que (…) los fondos entren al canje”, agregó y señalando que los fondos de inversión institucionales, los mayores tenedores de la deuda sujeta a canje, han sido los menos proclives a participar en la oferta.

Habrá que esperar si la oferta de Pdvsa es aceptada por al menos el 50% del monto total de capital de los bonos existentes en manos de los tenedores. O confiar que un fuerte repunte de los precios del crudo para que no afecte a futuro la capacidad de la compañía de generar flujo de caja de operaciones y, por ende, tenga recursos para realizar sus pagos de deuda existentes. Analistas consultados afirmaron que por ahora el “balón” está en las manos de los inversionistas y dueños de los títulos quienes seguirán evaluando la oferta de Pdvsa, quien también seguirá moviendo sus piezas tal juego de “ajedrez”.

LO QUE NUNCA VI, NI ESPERO VER, A UNA PETROLERA QUEBRARRRR

Pdvsa entre el ajedrez del canje positivo o “default”

No comments yet.

Leave a Comment