Facebook Twitter RSS Reset

patatas crujientes sin una gota de aceite



Lo hemos dicho una y mil veces: la patata no engorda. De hecho, es una comida sana y equilibrada, sin grasas y rica en vitaminas y minerales.

El problema es que este tubérculo suele freírse o pocharse con grandes cantidades de aceite que luego absorberá, aumentando considerablemente su carga calórica. Hervida o al horno, la patata se convierte en un bocado saciante de apenas 139 calorías.

Hasta ahora, comer sano implicaba renunciar a la textura crujiente de las patatas fritas. Sin embargo, gracias al truco de hoy podrás preparar patatas ligeras y crujientes, sin aceite, en 5 pasos.

Hierve en agua 5 patatas de buen tamaño y pélalas. Cuando hayas terminado, precalienta el horno a 220 grados y continua con el siguiente punto

patatas crujientes sin una gota de aceite

Trocea las patatas en trozos irregulares de tamaño medio

patatas crujientes sin una gota de aceite

No hagas los trozos demasiado pequeños o de lo contrario se desharán en los siguientes pasos.

Pon las patatas en un tupper y sazónalas con tus especias preferidas

patatas crujientes sin una gota de aceite

Nosotros solemos añadir sal, pimienta, romero y un mix de especias para brasa.

El truco para que queden crujientes, está en añadir una cucharada de harina

patatas crujientes sin una gota de aceite

Puede ser harina de trigo o de maíz, si prefieres hacer la receta libre de gluten.

Tras mezclar las especias, cerramos la tapa del recipiente y agitamos durante unos 30 segundos para que las especias impregnen a todas las patatas por igual

tupper

patatas crujientes sin una gota de aceite

Vertemos las patatas sobre una bandeja y horneamos 30 minutos a 220 ºC hasta que estén doradas y crujientes. ¡Y listo!

patatas crujientes sin una gota de aceite

No comments yet.

Leave a Comment