Facebook Twitter RSS Reset

Pastor aleman un perro noble

Pastor aleman un perro noble

Pastor aleman un perro noble

El Pastor Alemán es noble y orgulloso –¡tiene muchas cualidades y lo sabe! Maravillosa combinación de vigor, fortaleza atlética, inteligencia, gracia y belleza, personifica las virtudes del mejor amigo del hombre

CARACTERÍSTICAS DE LA RAZA

Quienes estén pensando en compartir una parte importante de su vida con un Perro Pastor Alemán, harán bien en olvidarse de las asociaciones, buenas o malas, que históricamente se han atribuido al perro, y será mejor que se concentren en las cualidades y las características que atrajeron inicialmente a Von Stephanitz. El Pastor Alemán original, y en este caso ideal, era ágil, poderoso, resistente, fiable, alerta e inteligente. Sobre todo, el perro complacía en el trabajo y la dedicación. La asociación del perro con el hombre no fue servil ni divertida, ni tampoco se pretendió que el perro fuera un objeto de belleza o refinamiento. La relación del Pastor Alemán con el hombre se inició en un pie de igualdad, como nunca había sucedido con ninguna otra raza canina.

Adecuación del propietario

Debido a que el Perro Pastor Alemán es tan fiel con su dueño, es totalmente natural que prospere mejor con un dueño que pueda demostrarle la misma devoción. El Pastor Alemán se complace en la atención de su amo. No es necesariamente cierto que el único tipo de persona adecuada para tener un Pastor Alemán sea la que está en casa todo el día, pero el dueño que trabaja todo el día fuera de casa debe reservar tiempo para estar con el perro cuando regresa al hogar.

Con el Pastor Alemán también se ha de tener en cuenta el ejercicio. Recuerde que estos perros han sido criados para trabajar y estar activos. El enfoque original de los criadores era la funcionalidad. Dado que el perro mascota no se utiliza para su objetivo inicial, debe estar activo de otras maneras. Un Pastor Alemán que viva en casa con su dueño no puede hacer ejercicio solo; eso es algo en lo que ambos deben participar. No es justo para el perro, que ha esperado pacientemente el regreso de su dueño del trabajo, que cuando éste llega a casa se limite a instalarse cómodamente en el sofá el resto de la jornada. El ejercicio es esencial para el bienestar del Pastor Alemán, tanto física como mentalmente. Proporciona a esta raza atlética la necesaria actividad, y además le ayuda a sentir que tiene un objetivo.

Una casa con un jardín rodeado de una valla segura puede ser ideal para el dueño de un Pastor Alemán, ya que el perro tendrá cierta libertad para correr y jugar solo. El perro debe estar bajo la supervisión del dueño cuando no esté atado con la correa, pero al menos no dependerá totalmente de su dueño para el ejercicio. Esto no ha de reemplazar el tiempo que pase con su propietario, pero al menos proporcionará algunos beneficios físicos al perro. Un dueño que tenga a un Pastor Alemán en una casa sin jardín o en un apartamento debe comprometerse a dedicar habitualmente tiempo a pasear, correr y jugar con el perro.

El Pastor Alemán se adaptará a casi cualquier estructura familiar… adultos, niños, personas solas, etc. Sólo es necesario 18 considerar las características de la raza.

VERSATILIDAD Y AGILIDAD

Aunque quizás a su Perro Pastor Alemán nunca se le pida nada más que proporcionar compañía y amor a usted y a su familia, puede enorgullecerse al considerar las muchas funciones que puede desempeñar la raza.

Pastor AlemánEl instinto de servir, que es innato en el animal, es el fundamento de su versatilidad funcional, junto con sus rasgos físicos y mentales de fuerza, tamaño, resistencia e inteligencia. Es justo decir que la mayoría de perros de servicio en el mundo son Pastores Alemanes. El potencial de un servicio específico radica en cada Pastor Alemán, pero se requiere un adiestramiento profesional para ponerlo de manifiesto en casi cada caso.

Tal como se ha indicado anteriormente, es un excelente perro pastor. Ésta fue su función original y permanece como factor central en su moderna versatilidad. La resistencia de la raza, su recia capa impermeable a los fenómenos atmosféricos, su velocidad, su comprensión y su instinto profundamente arraigado de protección de los pequeños o los débiles le hace una elección ideal como pastor.

CONSIDERACIONES DE SALUD Y ENFERMEDADES HEREDITARIAS

Dado los cuidados que el amor y el respeto por los animales exigen, el Pastor Alemán es una raza dura y sana. Se ha insistido aquí en que el Pastor Alemán fue, desde su historia inicial, criado y seleccionado como un animal de trabajo y, por consiguiente, es esencial para su salud una actividad frecuente y, sobre todo, motivada por un objetivo. Sin ejercicio y actividad regulares, la raza es ante todo susceptible al reumatismo, cuyos síntomas son similares a los humanos: hinchazón y rigidez de las articulaciones afectadas y dolor en el movimiento. Debido a que algunos de los síntomas de esta enfermedad son compartidos por la mucho más grave displasia de cadera, es necesaria una atención profesional inmediata cuando se manifieste por primera vez.

Los problemas de piel también son frecuentes en la raza. El rascado lento y constante, en oposición con el breve estallido de rascado a causa de las pulgas, es señal de problemas dérmicos. Si se observan precozmente, la mayoría de estos problemas pueden reducirse rápidamente con cuidados veterinarios y dieta.

Otras enfermedades que pueden presentarse en los Pastores Alemanes no son exclusivas de la raza, sino que son compartidas con otras de diversos tipos. Por ejemplo, debido a que el Pastor Alemán es una raza grande, se ve afectado por osteocondritis disecante, panosteítis, osteodistrofia hipertrófica y miastenia grave, todas ellas enfermedades óseas.

Debido a su naturaleza de pastor, es propenso a enfermedades de los ojos típicas de este tipo de perros, tales como ojos del Collie, pannus, cataratas y displasia de retina.

La epilepsia es otra enfermedad que afecta a los perros pastores. Las enfermedades de la sangre, como la enfermedad de Von Willebrand y la hemofilia A, y los problemas cardiacos, tales como el conducto arterioso persistente y el arco aórtico derecho persistente, son problemas que afectan a la mayor parte de perros, y el Pastor Alemán no está excluido.

Ningún examen referente a la salud del Pastor Alemán puede acabar, sin embargo, sin hacer clara referencia a la displasia de cadera. Se dice que los Pastores Alemanes tienen el porcentaje de displasia de cadera más elevado de cualquier raza, pero, actualmente muchos especialistas se inclinan en dar este primer puesto a las distintas razas de perros molosos. El argumento de que la raza más popular y excesivamente criada de perros debe también presentar más casos de esta enfermedad hereditaria, no ayuda nada a mejorar ese dato.

Pastor aleman un perro noble

Pastor aleman un perro noble


Pastor aleman un perro noble

No comments yet.

Leave a Comment