Facebook Twitter RSS Reset

Para la depresión, música triste

Aunque suene a una terrible contradicción, una buena medicina contra la tristeza puede ser, curiosamente, la música triste. Leí un artículo sobre el tema en la sección de psicología del Spiegel Online, y he traducido del alemán lo que el artículo dice para que saquen sus conclusiones.

Para la depresión, música triste



A pesar de que supuestamente nos entristece, la gente paga grandes sumas por ir a un concierto de música triste. Es algo que podemos comprobar fácilmente, y es quizá la demostración más clara de un fenómeno que Liila Taruffi y Stefan Kölsch, de la Universidad Libre de Berlín, quieren estudiar. Para el experimento, ambos preguntaron a un total de 772 personas de diferentes culturas sobre sus preferencias musicales. Hombres y mujeres debieron responder 76 preguntas en un ambiente libre de música. dando instrucciones que clase de música en general les gutsba oír, que tipo de canciones favorecían ciertos tipos de ánimo y cómo se sentían se sentían al respecto de estas canciones.

Para la depresión, música triste


¿Qué nos dice el estudio? pues que algunas personas logran ganar bastante de oír música triste. por tanto se aferran, ante el dolor, a los sonidos “turbios”. Los verdaderamente sorprendente fue hallar que tal música, en lugar de producir la tristeza con la que se le asocia, produce más bien nostalgia, una combinación de tristeza y alegría. Más aun, los participantes indicaron que la música, sobre todo, desplazaba sus recuerdos cuando estaban tristes.

El estudio también dice que la gente occidental encontraba mayormente tranquilidad y paz al oír música triste, además de que los participantes asociaron la ternura y lo absurdo con los sonidos tristes.

Para la depresión, música triste

“La música triste evoca una amplia gama de emociones complejas, de las cuales algunas pueden resultar positivas”, aclaran Kölsch y Taruffi. Para cada individuo la importancia de la música tiene que ver con la simpatía que se sienta por ella, además de haberse demostrado que la gente sumamente sensible y con poca estabilidad emocional se puede beneficiar de este tipo de música. Por medio de una encuesta se ha encontrado que tales beneficios pueden ser la regulación y ordenamiento de emociones negativas, además de lograr consuelo.

Para la depresión, música triste



“Estas son esencialmente las motivaciones de la gente para oír música triste”, escriben los investigadores. Tales descubrimientos pueden ser útiles para el desarrollo de nuevas terapias musicales. “Una terapia con música triste puede tener el objetivo de fortalecer el bienestar de la gente sana”, proponen Kölsch y Taruffi.

No comments yet.

Leave a Comment