Facebook Twitter RSS Reset

Pagué 11 mil pesos para que ‘reiniciaran’ mi cerebro

Pagué 11 mil pesos para que 'reiniciaran' mi cerebro
Ilustraciones por Alex Jenkins.

Es bueno mantenerse escéptico ante las drogas inteligentes porque la mayoría de las veces no hay nada de asombroso en ellas. Pero cuando un amigo que es financiero me contó que descubrió un tratamiento milagroso que le da una gran ventaja sobre sus colegas, despertó mi curiosidad. “¡Estoy lleno de energía todo el día y me siento como una persona nueva!”, me prometió. “Ya no necesito beber ocho tazas de café diarias; esto es mucho mejor, sólo necesito un poco de la dosis y el efecto me dura por unas semanas”.

Sospeché que a lo mejor se había enterado sobre Modafinilo, o de alguna de las otras drogas experimentales que los cibernautas utilizan desde hace años. Pero estaba equivocado. Me mandó el link de una farmacia que ofrecía “Infusiones que reinician el cerebro” vía intravenosa, que siendo sincero sonaba a algo sacado de la película de ciencia ficción Minority Report. Sin embargo, decidí darle el beneficio de la duda a mi amigo e investigar un poco más.

El ingrediente principal en el coctel intravenoso que te ponen es nicotinamida adenina dinucleótido mejor conocido como “NAD+”. Esa coenzima se descubrió en 1906, se encuentra en todas las células vivas y “es la encargada de convertir la energía de la comida en energía celular”, eso último de acuerdo a lo que nos contó el doctor Mark Collins, quien es siquiatra.

Lo que el internet me explicó es que NAD+ es popular dentro de la comunidad “anti-envejecimiento” gracias a un estudio de la Escuela Médica Harvard que descubrió que “aspectos relacionados al envejecimiento se redujeron en los ratones”. También se supone que es bueno para la desintoxicación de alcohol y drogas, aumenta la energía y concentración, reduce la fatiga, acelera el metabolismo y mejora la salud.

Aún con todos esos beneficios sonaba como una mentira o un completo engaño. Pero la única forma de saber sí era verdad era experimentándolo. Dejé de beber alcohol por una semana y —como internet me enseñó— este tratamiento se supone ayuda a reducir mi antojo por las bebidas alcohólicas. El momento era perfecto así que hice una cita para el siguiente día.

Relacionado: Me perforé el cráneo para estar drogado por siempre

Zen Healthcare —clínica situada en Londres— se especializa en la clase de cosas banales como “terapias de pérdida de peso para reducir medidas”, vacunas para viajes largos, botox, “faciales de vampiro”, y por supuesto la Infusión para reiniciar el cerebro —la cual cuesta $600 dólares ($11,205 pesos)—. (Cabe destacar que obtuve la mía gratis)

Llegué algo temprano pero el doctor Yassine ya estaba ahí esperándome. Comenzó por explicarme algunos de los efectos secundarios que podría experimentar mientras recibía el tratamiento:

“Sentirás presión en el pecho y probablemente te duela la cabeza”, me dijo. “Pero pasará”.

Firmé unos documentos y me acompañaron a un cuarto donde Yassine tomó mi presión, la cual —yo sé que tienen están con el pendiente— estaba normal.

“¿Te dan miedo las agujas”, me preguntó.

“No, no me dan miedo”.

Yassine metió la intravenosa y un momento después el “coctel de reinicio cerebral” estaba en mis venas. Como me advirtió, comencé a sentir presión en el pecho. Media hora más tarde me empecé a preguntar qué estaba haciendo —mi cabeza dolía, la incomodidad se estaba convirtiendo en algo alarmante y de repente estaba completamente consciente de que una sustancia extraña estaba por todo mi flujo sanguíneo—. Contemplé la idea de tocar el timbre que el doctor me había dado por si necesitaba algo para pedirle que terminara con el tratamiento pero decidí aguantar y terminar con esto.

Habían pasado 50 minutos y sentí de repente una calma que envolvió todo mi cuerpo. Yassine llegó y me dijo que me quedaban diez minutos, los cuales pasaron volando. Me quitó la intravenosa y me preguntó como me sentía.

“Soñoliento”, contesté.

“Muchas personas dicen lo mismo. Ten cuidado de regreso a casa”.

Agradecí a Yassine más de lo que debía y fue cuando me di cuenta que era tiempo de irme de ahí.

Al salir me pegó: sentí una explosión de energía en todo mi cuerpo pero no me asustó. Mi estado de ánimo había mejorado notablemente. Me sentía tranquilo, positivo, en equilibrio y completamente mejorado. Recuerdo haber pensado “Esto es increíble” y luego decirlo en voz alta. Me subí al metro: vanía lleno, como siempre, pero ahora el sudor de la espalda de las personas que estaban cerca de mí no me afectó en lo absoluto.

Al siguiente día me desperté a las siete de la mañana y no me sentí desgastado o desmotivado, algo inusual para mí. De hecho, me sentía genial. Ese sentimiento de estar soñando despierto había desaparecido y definitivamente había una mejora en mis niveles de energía, concentración y actitud. Esto siguió por el resto del día y por ocho o más. Pero ¿qué paso con esos supuestos efectos de acabar con mi profundo amor por la cerveza?

“Se sabe que por décadas una dosis alta de vitamina B3 —el ‘remedio de pobres’ para elevar los niveles de NAD— tiene un efecto positivo en los alcohólicos, en términos de desintoxicación y sobre todo en reducir el antojo y ansiedad que provoca el estado de abstinencia”, dijo el doctor Mark Collins.

Parece que la teoría se sostiene: en el tiempo que sentía los efectos del tratamiento, no se me antojó una cerveza y al menos no tuve el deseo de sostener una bien fría en mis manos.

Dicho eso, mis antojos eran simplemente antojos. No era como si estuviera en una dependencia de cerveza; sólo es que me gusta el alcohol. Así que para descubrir que tan eficiente es la terapia con NAD+ en cuanto a tratar adicciones a drogas o alcohol opté por preguntarle al doctor Yassine para que me explicara la teoría de cómo exactamente la infusión para reiniciar el cerebro puede ayudar a alguien que sufre de estos problemas.

“NAD+ tiene un rol importante en cuanto a reducir los síntomas porque restaura el balance de los neurotransmisores, algo que cambia significativamente luego de que la droga ha sido retirada. Como resultado el paciente casi no experimenta síntomas de abstinencia durante y al terminar el ciclo de la infusión”.

Por supuesto, el doctor Yassine trabaja en una clínica que recomienda este procedimiento así que tiene sentido que hable bien del NAD+. Por otra parte el doctor Collins —quien se especializa en adicciones— no tiene ninguna razón por la cual hablar elogiar al tratamiento. “Ahora he sido testigo de su uso en muchos pacientes y estoy impresionado con los resultados a corto plazo. Lo que está claro es que se necesita más investigación, sobre todo estudios que evalúen los efectos a largo plazo”.

Pagué 11 mil pesos para que 'reiniciaran' mi cerebro

El doctor Yassine me puso en contacto con algunos de sus pacientes, con la condición de que permanecieran anónimos, para saber cómo ha funcionado el tratamiento en ellos.

“Había estado tomando codeína por los últimos meses”, dijo Jeff*. “Comencé a tomarlo por un dolor en la espalda y no me di cuenta que ya había creado dependencia a esta. Cuando dejé de consumirlo fue un infierno. Pero probar las infusiones NAD+ facilitó que dejara la codeína. No he vuelto a sentirme débil”.

Ian*, quien era adicto al crack y a la heroína, tuvo una experiencia similar:

“Estaría mintiendo si dijera que no tengo ganas de regresar a consumirlas, pero esa ansiedad que los adictos tienen ya no está ahí”, dijo. “También veo a un terapeuta para hablar y descubrir por qué me comporto así, pero por ahora tengo una sensación de control sobre mí cuerpo que no había sentido en mucho tiempo. Todavía me faltan muchos tratamientos y creo que necesitaré terapia por el resto de mi vida, pero agradezco a Dios poder contarle mis problemas más profundos a unos extraños. Las cosas pudieron haber sido completamente distintas”.

El punto que toca Ian es importante: la terapia con NAD+ a pesar de que se ve bastante útil no cura todas las enfermedades. Aunque puede ayudar a quitarle antojos a algunos pacientes puede no tener ese efecto en otros, y claramente debe de apoyarse con terapias u otros tratamientos.

Para mí, la infusión hizo exactamente lo que me habían platicado y hay algunas señales prometedoras de que puede ayudar con la abstinencia. Pero en cuanto a las propiedades anti-envejecimiento del NAD+ o su habilidad de mejorar el metabolismo y salud, es muy pronto para saber a ciencia cierta si realmente lo hace. Como el doctor Collins señaló, se necesita mucha más investigación y estudios para poder saber los efectos que tiene al cien por ciento.

No comments yet.

Leave a Comment