Facebook Twitter RSS Reset

Otro día de mierda.

Me levanto, comienzo a sentir ese malestar, que me invade del deseo de morir…

Otro día de mierda.

Tengo que ir a comer, para no morir desnutrido, aunque, en el fondo, no tenga deseos de hacerlo…

Siento esas ganas de morir, al ver mi fea cara en el espejo. Cuánto me gustaría no ser tan feo…

Termino de desayunar, siento esa preocupación, ese malestar en mi mente…

Ya no tengo ganas de luchar, netamente sobrevivo, pero no vivo…

Tengo que irme a mi alcoba, a pensar en lo que haré en el día, a ver si hoy puedo intentar de disfrutar algo, a ser feliz…

Pasan las horas, siento ganas de cortarme nuevamente, a no sentirme tan mal…

Lo hago, me siento un poco mejor, pero es sólo una sensación efímera….

Comienzo a tomar un libro de política, para ver las problemáticas sociales, también para no ser tan inculto e ignorante…

Otro día de mierda.

En el fondo no siento ganas de nada, inclusive, hasta para dormir tengo problemas…

Ya son las 5 de la tarde, me siento realmente vacuo, como si no hubiera aprovechado el día de forma eficiente….

Siento que mi psique está desamparada, sin protector, muerta, enferma. Siento que mil demonios distintos me invaden…

Otro día de mierda.

Ya es hora de salir. Voy al centro, siento miedo, que algo me ocurrirá, siento que moriré…

Veo a la gente alegre, pienso que son afortunados, pues al menos disfrutan la vida…

Veo parejas, abrazándose, besándose, disfrutando el momento, protegiéndose, etc.

Siento ese deseo de lanzarme al cruce de los vehículos.En general, es lo que siempre siento…

La monotonía de mi vida me tiene harto, enfermizo…

Quizás debería morir ahora, para dejar de sufrir, aunque ni siquiera haya un más allá, aunque no exista ese Dios…

Regreso a mi casa, entro en mi pieza, nuevamente siento ese deseo de cortarme. Veo mis brazos ya totalmente cortados, por lo que hoy es el turno de mi pierna izquierda…

Me corto, siento dolor, rápida y velozmente siento una sensación de tranquilidad, que es efímera…

Me llaman a que baje, pues es hora de cenar. Siento dolor al caminar, además que no quiero comer, pues me repele la comida. Ya no la disfruto….

Es hora de dormir. Siento ganas de abrazar a una chica, de que alguien me diga “buenas noches”, pero no hay nadie, así que me abrazo a mí mismo.

Inexorablemente veo mi cuerpo, veo que es horrible, todo cortado. Cuánto me gustaría morir…

Ya es de noche. Estoy en mi cama, no logro dormir, siento que vivo una mierda. Lamentablemente, no tengo el vigor como para matarme..

Otro día de mierda.

Siento que mañana será la misma mierda de nuevo):

Éso fue todo.

Dejen puntos, si les gustó la narración de mis días. Y espero que ésto no sea una molestia, para ustedes.

No comments yet.

Leave a Comment