Facebook Twitter RSS Reset

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva
Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitivaGIF

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Para jugar, ¿Windows 7, 8 o 10?

Entre Windows 7 y Windows 8 no encontrábamos apenas diferencias de rendimiento en los videojuegos, pero esto cambió con la introducción de Windows 10. Los juegos rinden ligeramente una mejora apenas perceptible mejor en la última versión del sistema operativo de Windows. La mejora no es apenas perceptible, pues está en torno al 4%, pero toda mejora de rendimiento es bienvenida, y más si no nos cuesta dinero.

Además de esto, Windows 10 incluye DirectX 12, que, si bien no está disponible en apenas ningún juego, de cara a los próximos años se convertirá el estándar que se utilizará para desarrollarlos, con todas las mejoras que ello conlleva, tanto a nivel de rendimiento como a nivel gráfico. Por ello, recomendamos actualizar a Windows 10 si estás todavía con Windows 7 u 8 antes de que se desactive la actualización gratuita a finales de julio.

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

rendimiento

Evita que programas que no uses se activen al inicio

Todos hemos visto el ordenador de un amigo, o incluso el propio, tardar 5 minutos en iniciarse, e ir a trompicones al comerse toda la RAM. Si se instalan muchos programas que saturen el inicio, y no tenemos un SSD, el tiempo de carga pasará a ser infinito. Por ello, debemos desactivar los servicios y programas que no usemos. Para ello, accedemos en el administrador de tareas a la pestaña Inicio en Windows 10. Ahí podemos elegir qué programas se activan con el inicio. También recomendamos desinstalarlos si no los usas.

Si tienes versiones anteriores de Windows, escribe msconfig en el menú de inicio, y elige en la pestaña Servicios e Inicio de Windows los programas que quieres deshabilitar. En Windows 10 sólo se puede acceder a la parte de Servicios desde msconfig, ya que la otra nos redirige al administrador de tareas. Aplica, y reinicia.

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

definitiva

Ten los drivers y los juegos siempre actualizados

Las compañías encargadas de fabricar las tarjetas gráficas suelen actualizar sus drivers para mejorar el rendimiento de los juegos en sus tarjetas, y arreglar algunos fallos que los desarrolladores de los juegos han podido pasar por alto. Por ello, es recomendable tenerlos siempre lo más actualizado posible, no sin antes comprobar que ese driver no le ha dado problemas a nadie. Hay algunos usuarios que suelen comentar en redes sociales que alguna actualización de drivers ha roto su tarjeta, así que es conveniente revisarlo antes de actualizar. A pesar de esto, es prácticamente imposible que ocurra. El caso más reciente y notable fue el del mal optimizado Quantum Break. De por sí, su optimización dejaba mucho que desear, y en las tarjetas de AMD el rendimiento era la mitad del que debería ser, si las comparamos con sus equivalentes por características de Nvidia. AMD lanzó unos drivers que duplicaba el rendimiento del juego para solucionarlo.

Con respecto a los juegos, los desarrolladores también trabajan en solventar problemas de rendimiento de sus videojuegos. Con los sucesivos parches, optimizan el rendimiento de los juegos, y podemos ganar unos cuantos FPS.

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

juegos

Establece los ajustes visuales a “mejor rendimiento”.

Con cada versión de Windows hemos visto mejoras visuales, que como es de suponer, tienen un impacto en el rendimiento. Cuando estamos jugando hay muchas que no están activas, pero sí que están ocupando espacio en la RAM, con lo que el rendimiento del juego se puede ver truncado. Por tanto, vamos a dar un par de soluciones para esto:

Para empezar, id a Inicio y escribid “ajustar la apariencia y rendimiento de Windows”. Ahí vamos a opciones avanzadas, y dentro de Rendimiento, a Configuración, y en efectos visuales, elegimos “Ajustar para obtener el mejor rendimiento”. En la pestaña de opciones avanzadas a la derecha, nos aseguramos de que esté marcada la opción de programas. Por último, en esa misma pestaña, deberíamos asignar una memoria virtual para que el sistema tenga acceso a más memoria dinámica en el caso de que se quede sin RAM. Por ello, recomendamos que el archivo de memoria virtual que se cree sea, como mínimo, la cantidad de RAM de nuestro ordenador. Lo recomendado es que sea el doble. Sí tenéis un SSD, además de que todo cargará más rápido, este archivo de memoria virtual también lo será, con lo que evitaréis que el juego os dé tirones.

Los tirones pueden venir también ocasionados por la falta de VRAM en la tarjeta gráfica, por lo que los tres factores que debes analizar si tienes tirones son: suficiente RAM, suficiente VRAM de la gráfica, o un SSD.

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Máximo rendimiento en “opciones de energía”

Para acceder a esta opción, debemos pinchar en Inicio y escribir “opciones de energía”.

Con el objetivo de obtener un mejor rendimiento y que este no se vea truncado, tenemos que evitar que la CPU baje la frecuencia. Para ello, debemos tener el ordenador en un perfil equilibrado configurado para que permita sacar el máximo rendimiento del procesador cuando sea demandado. Si no queremos calentarnos la cabeza, lo podemos poner en “Alto rendimiento”, y así asegurarnos de que el ordenador va a darlo todo.

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

Optimiza Windows al máximo para juegos: la guía definitiva

No comments yet.

Leave a Comment