Facebook Twitter RSS Reset

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva


Obsolescencia programada: un duro enemigo para el ahorro

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva
Todos somos testigos de cómo, año a año, los aparatos electrónicos, electrodomésticos u otro tipo de dispositivos evolucionan, introduciendo grandes mejoras que se traducen en una mejor funcionalidad. Mejoras que, sin embargo, no siempre alargan la vida útil del aparato. ¿Quién no ha vivido la curiosa paradoja en la que sale más barato adquirir un nuevo producto que arreglar el antiguo?

En realidad, pocos son los artículos que no están “programados para morir” antes o después. Fotocopiadoras que de repente dejaron de funcionar, baterías de teléfonos que se rompen, bombillas que un buen día dejan de lucir…. Estos y muchos más ejemplos son víctimas de lo que hoy en día podemos llamar como: obsolescencia programada. ¿A caso no existe ningún aparato que pueda durar toda la vida?

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia programada: ¿trampa silenciosa para la sociedad del consumo?



La obsolescencia programada es una estrategia comercial que consiste en la planificación del fin de la vida útil de un producto o servicio, de tal forma que tras un periodo de tiempo (calculado por el fabricante o por la empresa) se quede obsoleto o inservible.

En definitiva, es una especie de artimaña mediante la cual hacen que un objeto tenga quesustituirse en cierto periodo determinado. Puede que suene un poco a paranoia, o a conspiración, pero no os miento si os digo que todos los sufrimos día a día.

¿Pero esto no hace que la imagen de las empresas se vea afectada negativamente? Para nada. La planificación es tan cuidada que el producto o servicio dura el suficiente tiempopara que las empresas no vean afectada su imagen de calidad, e incluso genere beneficios. Pero, ¿sería razonable penalizar esta práctica?

Una variante de la obsolescencia programada es la obsolescencia percibida. Esta se produce cuando la maquinaria publicitaria saca todas sus armas para crear en el consumidor la necesidad de poseer el último modelo lanzado.

La obsolescencia programada puede esconderse bajo un eslogan como” hacer la vida más fácil”, “adaptarse a los tiempos que corren”, etc. Aunque podamos seguir utilizando el “menos nuevo”, hacen que nos encaprichemos con otro más grande y bonito pero de similares funcionalidades.

Las consecuencias de estos fenómenos son claras. El bolsillo del consumidor se ve afectado al verse obligado a sustituir su producto por otro nuevo. En contra, las empresas consiguenmas demandan y, por ende, aumentan sus beneficios. Sin duda, desde sus inicios, el objetivo de la obsolescencia programada es el lucro económico.

Por otro lado, las consecuencias psicológicas también son evidentes. Llegan incluso a modificar nuestras pautas de consumos (comprar, usar, tirar, comprar…) haciéndonos desear productos que ni necesitamos.

Sin embargo, el principal problema está en la gran cantidad de residuos que se originanactualmente al realizarse este fenómeno una y otra vez en todo el mundo. Es por esto que la sostenibilidad de este modelo a largo plazo es muy discutida por organizaciones ecologistas.

ciencia


¿Cuándo surgió?

Este concepto se remonta a 1932, cuando Bernard London propuso terminar con la crisis de la Gran Depresión a través de la obsolescencia programada y obligarla por ley (aunque nunca se llevase a cabo). Su objetivo era obligar a las fábricas a producir objetos que rápidamente se deterioraran y que tengan que ser sustituidos por otro nuevo para, así, reactivar la industria y la demanda de productos.

Aunque, tal y como hemos dicho, nunca se llegó a imponer por ley, sí se tomó como modelo de línea de negocio en muchas empresas, especialmente en el rubro de la electricidad y bombillas de la luz.

Alcanzó su mayor popularidad en 1954 cuando Brooks Stevens, diseñador industrial deEEUU, dio una conferencia sobre lo que suponía la nueva producción en masa y lo que implicaba económicamente una producción más barata y con precio más bajos, utilizando de este modo el término de obsolescencia programada.

educacion

Productos programados para morir

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

“Comprar, tirar, comprar”. Este es el nombre que recibe un documental dirigido por Cosina Dannoritzer y coproducido por Televisión Española que muestra qué es la obsolescencia programada y cuáles son sus principales efectos y consecuencias.

En él nos muestran los ejemplos más polémicos de obsolescencia programada. Entre ellos encontramos las bombillas. Cuando Edison puso a la venta su primera bombilla en 1881, la duración de este artilugio era de 1500 horas. Treinta años más tarde, se publicó un anuncio donde aparecían unas bombillas cuya duración certificada era de 2.500 horas.

Pronto descubrieron que ir prolongando la duración de la vida de las bombillas solo supondría el fin de sus lucrativos negocios. Por este motivo, un 25 de diciembre de 1924 se reunieron en Ginebra y decidieron crear un cártel mundial donde pactaron limitar la vida útil de las bombillas eléctricas en 1.000 horas.

Con el tiempo, el cártel fue denunciado y, supuestamente, dejó de funcionar. No obstante la práctica de reducir a propósito la vida de las bombillas sigue en vigor actualmente. A pesar de ello, una bombilla ha conseguido sobrevivir a estas estratagemas y lleva encendida 111 años en la estación de bomberos de California. Incluso puedes verla a través de una webcam en Internet.

Otro ejemplo son las medias de nailon. A finales de los años 20, este tipo de medias eran casi irrompibles. Debido al descenso de las ventas dado que las mujeres no necesitaban comprar otras, años después se comenzaron a comercializar las dichosas medias que toda mujer conoce, las cuales se rompen con extremada facilidad.

En cuanto a las impresoras, ¿sabíais que la mayoría de estos productos contienen un chip que registra el número de impresiones y que, cuando estas llegan al límite marcado, automáticamente dejan de funcionar? Cuando se rompen puedes llevarlas a reparar, pero la mayoría de las veces te encontrarás con la rúbrica de que es más barato comprar una que arreglarla.

A esta lista se suman los automóviles. Muchas veces he escuchado decir que en los años 50 y 60, la vida útil de un coche era el doble que en la actualidad, cuya duración media no supera las tres décadas. Ni que decir tiene la obsolescencia programada que sufren piezas de los coches como los frenos, los cuales, tras un número de frenados, comienzan a perder capacidad.

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva
Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Obsolescencia programada: tipos y formas

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

No podemos negar que la durabilidad de los productos utilizamos es muy importante desde el punto de vista ambiental. Como hemos visto en otras ocasiones, hasta la segunda mitad del siglo pasado los equipos y bienes de consumo se consideraban algo que debía durar ya que se invertíaMUCHO DINEROObsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva en ellos y debían estar en uso tanto tiempo como fuera posible.

Pero fue en los años XX del siglo pasado cuando se empezó a fraguar lo que conocemos en la actualidad como laobsolescencia programada

Podemos definir la obsolescencia programada como el intento por parte del fabricante de un bien de reducir el ciclo de vida de un producto para que el consumidor se vea obligado a adquirir otro similar

Uno de los primeros en estudiar este fenómeno fue Vance Packard en su obraThe Waste Makers. En ella podemos encontrar la una clasificación por tipos de la obsolescencia programada.

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva
Para este autor son tres:

Obsolescencia de función

Se da cuando un producto sustituye a otro por su funcionalidad superior.

Obsolescencia de calidad

Se da cuando el producto se vuelve obsoleto por un mal funcionamiento programado.

Obsolescencia de deseo

Ocurre cuando el producto, aun siendo completamente funcional y no habiendo sustituto mejor, deja de ser deseado por cuestiones de moda o estilo, y se le asignan valores peyorativos que disminuyen su deseo de compra y animan a su sustitución.

Así mismo, podemos encontrar tres formas de obsolescencia programada:

Obsolescencia incorporada

La primera de ellas, podría fácilmente ser considerada como un delito, ya que provoca un perjuicio económico a los usuarios que adquieren el producto con expectativas de duración y disponibilidad. Es fuente de controversia y es la forma más tratada en todas las fuentes de información.

Obsolescencia psicológica

Un gran número de electrodomésticos, especialmente los que se conocen como PAE (Pequeño Aparato Electrodoméstico), no duran tanto como en el pasado, y ¡todos tenemos experiencias recientes a este respecto! Además los fabricantes promueven nuevos productos en función de la moda y el lujo, haciendo que los modelos anteriores no sean atractivos.

La Obsolescencia Psicológica es común en la industria de la moda, y cada vez más, en la los bienes de consumo

Obsolescencia tecnológica

Otra forma de obsolescencia programada es la actualización continua y rápida de productos como ordenadores, de entretenimiento, telefonía móvil.

La obsolescencia programada genera compras de sustitución e ingresos para las compañías

Este fenómeno es parte de la lógica del esquema extraer – fabricar – eliminar de las sociedades de consumo del siglo XX y comienzos del XXI. Ante estos planteamientos aparecen conceptos como el de Economía Circular

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva

Y no nos olvidemos que laextensión de la vida del productoes la antítesis de laobsolescencia programada. La oferta de producto de alta durabilidad y de servicios complementarios relacionados con el producto para su uso adecuado, su mantenimiento y su reparación es otro de los enfoques clave hacia un uso más sostenible de los productos que adquirimos.

En nuestras manos como consumidores está cambiar esta tendencia.educacion



Obsolescencia programada: Así es la “fecha de vencimiento” de la tecnología

¿Es cierto que los dispositivos tecnológicos son fabricados para no durar? 

 

Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva


Tu smartphonetabletnotebook y heladera llegan al mundo con fecha de vencimiento, sabiendo de antemano cuál será el día de su muerte. Generalizando, se trata de una planificación de los fabricantes animosos de incentivar el consumo. ¿Es posible revertir lo determinado?

Tanto como la leche o el yogur, los dispositivos tecnológicos tienen fecha de vencimiento. Aunque, vale aclarar, ningún smartphone o consola exhiben en su lomo las coordenadas temporales para el preciso descarte como sí indican los envases de los alimentos. Lo que durante muchas décadas tuvo la forma de un secreto en los pasillos de las grandes industrias, luego fue tomando carácter público aunque aún existen muchos consumidores que desconocen por completo de qué se trata la denominada ”obsolescencia programada”.

Comencemos por una definición con aires académicos: Obsolescencia programada es la planificación del fin de la vida útil de un producto o servicio, estrategia determinada durante la fase de diseño por parte del fabricante. En términos concretos: muchos de los objetos que manipulamos a diario (teléfonos móviles, tabletas, ordenadores, electrodomésticos etc.) son premeditadamente fabricados para que en un futuro cercano se tornen inservibles e inútiles y que sea (casi) imperioso reemplazarlos por uno nuevo siendo ello muchas veces más rentable que reparar las piezas dañadas. Esto implica, por caso, que poco le costaría a un desarrollador de móviles hacer más robusta y resistente la terminal que lanzan al mercado; ¿poco le costaría? En verdad mucho, pues un producto highlander se transforma en una verdadera traba para la rueda del consumo. El origen de esta estrategia se remonta a los inicios de la década de 1930, cuando se postuló a la obsolescencia programada como un mecanismo para superar la brutal depresión económica del período. En 1954 el término se popularizó cuando el diseñador industrial Brook Stevens lo utilizó como título para una conferencia.


imagenes

El beneficio de este proceso se ubica en el rincón del fabricante. Ahora bien, la estrategia tiene un revés: es muy posible que el consumidor, decepcionado por la poca vida del dispositivo que ilusionado adquirió hace pocos años, marche hacia las filas de la competencia. En este sentido, el gran ganador es el Mercado (así con mayúscula); y, de rebote, los fabricantes quienes se ven obligados a ubicarse en un punto intermedio entre la durabilidad y la caducidad.

Además de la billetera de los consumidores y del gesto poco durable de los productos, uno de los más afectados es el medio ambiente. Basado en el lucro económico y el consumo creciente, la conciencia ecológica es netamente opuesta a los postulados de la obsolescencia programada, siendo la basura electrónica uno de los componente más contaminantes.


info

Hay forma de escapar de este círculo vicioso, en el cual las imposiciones de la moda también juegan su rol. El secreto: antes de comprar es conveniente estudiar en detalle el producto de nuestro deseo. Consultar foros, acceder a reviews escritos por especialistas, consultar a conocidos que hayan comprado el mismo producto o servicio u otros de la competencia, para, a fin de cuentas, entregar nuestro dinero y nuestra confianza al fabricante que haya grabado la fecha más lejana para la muerte y el inevitable reemplazo.




Obsolescencia Programada [MegaPost] Inteligencia Colectiva