Facebook Twitter RSS Reset

Nunca Bebas Agua De Tu Mesita De Noche-Aquí Está La Razón.

Muchas personas tienen la costumbre de llevarse un vaso de agua a la mesita de noche, de ese modo, si se despiertan con sed, no tienen que levantarse para poder beber agua. Pero hoy te dire porqué no debes hacer esto, sabrás los peligros que conlleva.

Si eres de las personas que suelen hacerlo, quizá has notado que esa agua tiene un sabor un poco extraño y algo diferente, aunque no hay una explicación científica exacta para ese sabor especial, debemos tener en cuenta que esa agua estará expuesta al polvo y bacterias durante varias horas. Descubre porque puede convertirse tu agua en un foco de bacterias.

Nunca Bebas Agua De Tu Mesita De Noche-Aquí Está La Razón.

El agua cuando se expone al ambiente, absorbe dióxido de carbono. Una parte de este CO2 se convierte en ácido carbónico, esto quiere decir que el agua expuesta al aire durante cierto tiempo cambia su composición química.

Cuando el ácido de carbono llega a liberar uno o dos protones, se produce una reacción química que lo convierte en carbonato o bicarbonato. Esto causa una reducción en el pH del agua y el consecuente cambio de su sabor.


Nunca Bebas Agua De Tu Mesita De Noche-Aquí Está La Razón.

No estamos diciendo que esa agua sea mala, pero el sabor habrá cambiado durante toda la noche por estar en contacto constante con el aire. Tanto la reacción química que se ha producido como la introducción de bacterias y polvo que han provocado ese cambio de sabor.

Las botellas de plástico son igualmente peligrosas, en tanto pueden pasar días sin cambiar el agua, o reciclando la botella, y afecta los mismos problemas que al vaso de agua descubierto. Seguro que ahora te pensarás dos veces la próxima vez que vayas a dejar un vaso de agua en tu mesita de noche.

Te recomendamos mejor, no llevar envases o recipientes de agua y cuando sientas la necesidad de tomarla es mejor acudir al frigorífico o al grifo. Nuestra salud lo agradecerá.

No comments yet.

Leave a Comment