Facebook Twitter RSS Reset

[Nos mienten] Los unicornios existieron

[Nos mienten] Los unicornios existieron

La ciencia lo demostró: los unicornios SÍ existieron. Pero no eran como pensás.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Los unicornios existieron.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Los científicos han sabido del Unicornio Siberiano (Elasmotherium sibiricum) por años.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Creían que la enorme bestia cornuda vivió cerca de 350,000 años atrás, pero estaban equivocados.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Un nuevo estudio publicado en el American Journal of Applied Sciences discute el increíble hallazgo de una calavera fosilizada en Kazakhstan.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Los paleontólogos habían deducido previamente de otros hallazgos que estas criaturas medían unos 4.5 metros de largo, 1.8 a 2 metros de alto y pesaban unas 3 toneladas.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Resulta que este animal no se extinguió hace 350,000 años. Según la data de carbono obtenida de los huesos, serían unos 29,000 años.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Sigue siendo mucho tiempo atrás, pero es un gran salto. ¿Qué significa esto para los cazadores de unicornios de todo el mundo?

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Los más probable es que el sur de Siberia Occidental haya sido un refugio, en el que este rinoceronte vivió el mayor tiempo en comparación con el resto de su era.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Hay otra posibilidad de que haya migrado y vagado por un tiempo en las zonas del sur, dijo Andrey Shpanksi, quien publicó los hallazgos de su equipo en el American Journal of Applied Sciences, en un comunicado.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

El equipo espera que el descubrimiento ayude a entender cómo los factores ambientales contribuyeron a la extinción del animal.

[Nos mienten] Los unicornios existieron

Nuestra investigación hace ajustes a la comprensión de las condiciones ambientales en el tiempo geológico en general, dice Shpanksi. Entender el pasado nos permite hacer predicciones más acertadas respecto a procesos naturales en el futuro cercano.