Facebook Twitter RSS Reset

” No le tenemos miedo al Barcelona” (Top)

Catorce goles en una semana. Sí, suena a mucho, más cuando hubo cuatro al Real Madrid y seis a la Roma. Ayer volvió a hacer de a cuatro. “En la última jugada se la di a Leo para que pudiera hacer su gol

”, dijo Neymar después de la goleada a la Real Sociedad. Revelador: están a un nivel en el que ya juegan a que todos los delanteros la metan. Saben que es tan fácil hacer un gol que directamente buscan repartirlos de manera equitativa, que todos queden contentos.

Del otro lado, un equipo al que hacer un gol le cuesta en dólar blue, que tuvo un semestre post Libertadores mediocre, que nunca recuperó su nivel copero y, no sólo eso, pareciera que cada partido que pasa, ese funcionamiento queda un poquito más lejos, más deteriorado. Uno en la cresta de la ola y el otro en el fondo de la olla. Así llegan el Barcelona y River al Mundial de Clubes que arranca en pocos días en Japón. ¿Da miedo el nivel mutante de los muchachos de Luis Enrique? “No, el Barcelona no me da miedo. Es el equipo soñado, es un equipo extraordinario. Pero miedo nunca, jamás. Estos chicos no le tienen miedo, cero, es una motivación para ellos. Yo le quiero jugar al Barcelona de Messi, de Suárez, quiero enfrentarme a esos monstruos. Que se preparen, porque le vamos a dar lucha”.

No se achica el hombre. El hombre es Rodolfo D’Onofrio, el presidente de River: mentalidad ganadora si las hay. “¿Si River le puede ganar al Barcelona? Sí. A los europeos no les gusta jugar contra los sudamericanos, tenemos una manera de jugar distinta. Es otra actitud. Estoy convencido de que el River de Japón va a ser el de los últimos 20 minutos contra Huracán”, siguió el pope en Radio Güemes.

Se tiene mucha fe D’Onofrio, sí, porque siente que este equipo en Japón se va a transformar, que en este semestre influyó tener el Mundial de Clubes en el horizonte, que “hace tiempo que el cuerpo técnico, los jugadores y los hinchas ya tienen la cabeza puesta en eso”. Y él mismo también: “Mientras bajaba las escalinatas del estadio Huracán ya pensaba en el Mundial. Uno nunca se va contento cuando pierde, pero lo que viene es distinto y vamos a levantar. Yo ya estoy con cara de japonés”, admitió el ponja D’Onofrio, que en que “estos chicos van a dejar todo”.