Facebook Twitter RSS Reset

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

Algunos estudios dieron una posible explicación de por qué la mayoría de los hombres prefieren a mujeres con traseros voluptuosos. Se encontró que, por cuestiones evolutivas, la preferencia tiende a mujeres con espaldas curvadas de 45 grados, es decir, con un aumento en la curvatura de la columna, que a su vez, hace que los glúteos se aprecien más prominentes.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

Esta atracción se debe a que este tipo de anatomía permite que mujeres con una espalda baja con esa curvatura mantengan su movilidad normal a lo largo de su embarazo, sin correr el riesgo de lesionarse. Esto podría explicar por qué muchos hombres prefieren estas características.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

CIENCIA

Además, según los científicos de la Universidad de Oxford, la atracción que los hombres sienten por los glúteos de las mujeres también se debe a que un trasero más grande es sinónimo de mayor fertilidad, salud e incluso inteligencia.

Han podido demostrar que cuanto más grasa tienen los glúteos, más bajos son los niveles de colesterol y glucosa, además de tener menos posibilidades de padecer enfermedades como la diabetes o del corazón. En cuanto a la fertilidad, resulta que en la antigüedad, las hembras solían atraer a los machos a través del movimiento de sus glúteos, lo que significaba que estaban listas para ser fecundadas.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

Con todo esto, lo curvado que se encuentre la espalda de una mujer embarazada es proporcional a la posibilidad de equilibrar su peso, es decir, que una espalda no esté curvada 45º puede hacer que presione las caderas durante el embarazo, pudiendo aumentar en un 800%, y esto puede llevarla no sólamente a permanecer inmóvil durante la gestación, sino también a tener el riesgo de lesionarse seriamente. En el pasado, las mujeres con este tipo de cuerpo tenían menos riesgos durante el proceso de embarazo, haciéndolas más atractivas para la reproducción, como ya hemos mencionado.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia
(Ella tendría problemas, según la ciencia)

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

PROPORCIÓN PERFECTA

Según Ray B. Browne, el énfasis en las nalgas femeninas aumentó cuando se comenzó a popularizar el uso de jeans pronunciando las caderas y traseros, especialmente con los bolsillos traseros y las marcas del fabricante estampadas en las nalgas de los pantalones.

Mientras más jeans se vendían, más atención se ponía en dicho trasero. Sin embargo, la obsesión de los hombres por un buen par de glúteos en una mujer no está absolutamente enfocada en el tamaño. Se trata más bien de una proporción cintura-caderas.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

Dicen los estudiosos que la figura “reloj de arena” predilecta por todos los hombres es aquella medida de cintura que sea el 60% en proporción con sus caderas.

¿Por qué esta medida en específico? Resulta que esa proporción es, aparentemente, perfecta, ya que estimula en los hombres un poderoso sistema interno de recompensa, activa los centros cerebrales que dirigen el apetito masculina y se relaciona con un riesgo menor de enfermedades y mayor fertilidad.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

En dichos estudios, se mostraron a un grupo de aproximadamente 300 hombres, siluetas con diferentes curvaturas de espalda de distintas mujeres, y ellos las calificaron según el nivel de atracción que sentían por cada una de ellas.

Los resultados dejaron ver que, de manera importante, la mayoría de los hombres se sintieron más atraídos por las siluetas de mujeres que tenían espaldas curvadas a 45.5º, es decir, con una curvatura más pronunciada, lo cual confirma que la preferencia ancestral por ese tipo de cuerpos femeninos aún persiste.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

También, una mujer con glúteos grandes tienen una mayor acumulación del ácido graso Omega 3, el cual está estrechamente relacionado con el buen desarrollo del cerebro, lo que se traduce en una mayor inteligencia.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

Los investigadores señalaron que aquellos hombres que tuvieron preferencia por los traseros amplios, en realidad sienten atracción por las columnas de las mujeres. Sin embargo, también comentan que se requieren más investigaciones sobre el tema para tener certeza sobre las preferencias anatómicas femeninas de los hombres.

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

GRACIAS POR VISITAR MI POST

ESPERO QUE HAYAS PASADO UN MOMENTO AGRADABLE/ENTRETENIDO/INTERESANTE, HASTA PRONTO

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

SI QUIERES ESTAR AL TANTO DE MIS POSTS, MÁNDAME UN MENSAJE PRIVADO CON EL ASUNTO: “QUIERO QUE ME AVISES”

No es tu culpa que te gusten los Traseros, es Ciencia

No comments yet.

Leave a Comment