Facebook Twitter RSS Reset

No asusta es Carlitos y 10 más

No asusta es Carlitos y 10 más

Lejos está este Boca de parecerse al de la primera década del siglo XXI donde logró cosechar tres Libertadores, una Intercontinental, dos Sudamericanas y tres Recopas.

El respeto que habían conseguido aquellos equipos de Carlos Bianchi ya es cosa del pasado. No porque los rivales subestimen lo que es Boca, sino porque se han animado a hacerles frente. Hoy, La Bombonera ya no genera pánico escénico.

El “Patrón” Bermúdez comenta los partidos para la TV, “Chicho” Serna lo vive desde su Colombia y con unos kilos de más, Juan Román Riquelme solo tira caños jugando con sus amigos y Martín Palermo espera para volver a dirigir.

De esas épocas gloriosas, sólo quedan dos protagonistas: el líder del equipo y el entrenador. El primero, es Carlos Tévez. Mucho más maduro que aquel desfachatado muchacho que simuló ser una gallina festejando un gol ante River en 2004, es el alma de este Boca. Con 31 años, y en un gran momento en Europa, rechazó el cheque en blanco que le puso la Juventus y decidió volver a su casa a mitad del año pasado. Ganó el torneo local, la Copa Argentina y se ha transformado en pieza indispensable en esta oncena que apuesta más a lo que pueda a hacer él que al funcionamiento colectivo.

El segundo, es Guillermo Barros Schelotto. Ahora con el buzo de DT, pero con la misma personalidad que le dio el apodo de “Chapita”, intenta levantar a este Boca que solo piensa en la Copa Libertadores. Sus buenos antecedentes en Lanús, en su primera experiencia, lo llevaron de nuevo al club que lo llevó a la fama.

El Boca de los mellizos Barros Schelotto se reinventa partido a partido por un problema que a esta altura se ha tornado un karma en este semestre: las lesiones. En este momento, son siete los futbolistas que el cuerpo técnico tiene en sanidad: Gago, Lodeiro, Daniel Osvaldo, Rodrigo Bentancur, Andrés Chávez, Adrián Cubas y Gino Peruzzi.

Tevez, sumado al “Cata” Díaz y Agustín Orión, forman los pilares de este equipo que aparece mezclado por muchos chiquilines de la cantera y varios futbolistas que han desembarcado este año en el conjunto de la Ribera.

Otro de los aspectos que conspira contra el presente de Boca es el estado del campo de juego de La Bombonera. Las intensas lluvias que cayeron sobre esta zona del continente a comienzos del mes destrozaron el piso del estadio “Xeneize”. Con varios pozos, mucha arena, y aunque ha mejorado considerablemente en los últimos diez días, La Bombonera volverá a ser tema de debate como lo fue el estado de la cancha del Tróccoli en el torneo local.

El historial ilusiona a todos los tricolores.

Los cuartos de final de la Copa pondrán frente a frente a Nacional y a Boca, dos de los equipos con más historia en el máximo certamen continental de clubes. A nivel internacional, estos dos equipos se enfrentaron oficialmente en ocho oportunidades con tres triunfos de Nacional, dos de Boca y tres empates.

En lo que tiene que ver con series de eliminación directa, los tricolores se quedaron con las dos que se han jugado hasta el momento y ambas fueron por octavos de final.

La primera fue en la Supercopa de 1991, llave que se cerró con un global de 3-1 a favor de Nacional y la segunda en la Sudamericana 2006 con victoria de los albos por penales en Salta.

Por otra parte, tricolores y “Xeneizes” jugaron por la Copa Mercosur en el 2000 con dos empates en la fase de grupos y también en la Libertadores 2013, en esa misma instancia, con triunfo de Boca en Montevideo y victoria de Nacional en Buenos Aires, ambos por 1 a 0.

No comments yet.

Leave a Comment