Facebook Twitter RSS Reset

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleon Habeica es uno de los fotógrafos mexicanos poseedores de gran reconocimiento en el mundo de la moda y la música. A través de su lente grandes personalidades de la cultura contemporánea han sido retratadas, entre ellas Nick Cave, Chloë Sevigny, Robert Smith, Lykke Li, Alison Mosshart, Daniel Johnston, The Horrors, Sky Ferreira y muchas, muchas más. En cierto sentido podríamos pensar en él como la versión mexicana –en ascendencia– de Annie Leibovitz o Anton Corbijn; pues además de generar fascinantes fotos, también ha dirigido vídeos musicales.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

En su trabajo radica el amor profundo que tiene hacia las mujeres, la moda y la música; la pasión para plasmarlos en imágenes le ha valido la oportunidad de convertirse en el director de fotografía para Nylon México y trabajar con distinguidos clientes como American Apparel, Baby Baby Baby, MTV, Nike, NME, Puma, Sony, Vice, Universal, Diesel, Elle, Fade, Maxim, entre muchos otros.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Conoce un poco más de su trabajo a través de Instagram, aquí te dejo unas cuantas imágenes de lo que a el le gusta hacer y transmitir a través de sus fotografías, muy buenas por cierto.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

Napoleón Habeica; La belleza femenina en todo su esplendor.

No comments yet.

Leave a Comment