Facebook Twitter RSS Reset

Murió “Milagro”la perra baleada por un policía

Murió la perra baleada por un policía

La perra “Milagros” no sobrevivió pese a los cuidados. Mujeres proteccionistas piden mayor compromiso de la ciudadanía

Murió

CENTENARIO (ACE) – “Milagros”, la perrita callejera que recibió unos cinco tiros de un policía iracundo en el barrio El Mirador de esta localidad, falleció ayer por la tarde pese a los intensos cuidados del veterinario y a los muchos esfuerzos de las mujeres que sostienen el refugio transitorio San Roque.

El grupo de protectoras de perros estaban embargadas anoche por sentimientos atravesados de tristeza, amargura y mucha impotencia.

“Cuántos perros atropellados hay y nadie los ve; nosotros vivimos levantando perros de la calle atropellados, golpeados, perros viejos que los abandonan. Están todos en el refugio y esperan que alguien se los lleve, porque es transitorio. Entendemos esta preocupación por ‘Milagros’, pero nosotros la venimos remando desde hace mucho tiempo y hemos llorado a varios perros”, dijo una de las guardadoras.

Ayer por la tarde, el veterinario Federico López le informó al grupo que la perrita había empeorado pasadas las 16. La necrosis en el hocico, que estaba partido en varios lados producto de los disparos, no se podía revertir y el animalito ingresó sumamente desnutrido por su condición de calle, además de ser una cachorra de menos de dos años que había parido hace unos 15 días y amamantaba a diez crías.

Murió

“Ella la estaba peleando, pero hasta ahora era un milagro cómo se venía salvando, por eso le pusimos ese nombre”, dijo la mujer.

Murió

La perrita fue baleada el 10 de junio pasado. Uno de sus perritos murió en esa jornada porque fue alcanzado por uno de los disparos, cuando el policía cubrió a la perra con una manta y le descargó casi la mitad de su cargador del arma reglamentaria.

La fiscalía de actuaciones genéricas levantó alrededor de siete casquillos del patio de los vecinos, secuestró el arma 9 milímetros y debía decidir qué actuaciones iniciar contra el agente Maximiliano Mellado, quien en paralelo fue sumariado por Asuntos Internos de la policía neuquina que lo suspendió en sus funciones durante el proceso.

La operación que buscó recomponer el hocico destruido de “Milagros” duró seis horas esa tarde; se sabía que un ojo había estallado -también alcanzado por el ataque de fuego- y si bien debían recomponer la lengua prácticamente arrancada por los balazos, se especulaba que la perra podría volver a utilizarla al menos para lamer líquidos.

El pesar de la gente que integra el refugio transitorio se resumía ayer en la frase “haber llegado tarde”. “Si la hubiésemos castrado antes no hubiese pasado por esto; no la vimos, no la castramos; eso es lo que hacemos todos los días, como podemos castramos perritas que son abandonadas y andan en la calle, no es que la dejamos en el refugio para calmar la conciencia, le buscamos alguien que las adopte. Mucha gente tira perritas, todas hembras. Si cada uno hiciera lo que tiene que hacer, nosotros no le sacaríamos tanto tiempo a nuestras familias”, plantearon.

El grupo del refugio indicó que al menos la historia de “Milagros” que movió tanta solidaridad entre muchos “sirva para dar a conocer esto: tenemos 80 perros que necesitan de gente que se haga responsable. Cuántas ‘Milagros’ hay… nosotros hacemos lo que podemos. Hasta hay gente que nos reta porque no recibimos perros”, recordó Roxana, una de las mujeres que lidera el grupo.

Tristeza, amargura e impotencia, y la sensación de haber llegado tarde; en eso se resumía ayer la reacción de las proteccionistas. La perrita falleció entre las 16:30 y las 18.

No comments yet.

Leave a Comment