Facebook Twitter RSS Reset

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)GIF

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)GIF



Estuvimos un tiempo trabajando en una envasadora de alimentos en Jaraiz de la Vera, sur de Madrid y aprovechando que el Monasterio de Yuste, retiro de Carlos V, está a poca distancia, fuimos a visitarlo.

Lo primero que nos llamó la atención fueron las armaduras ‘enanas’ y una silla reclinable, también, de poco tamaño. Sobre las armaduras, nos informó el guía, que en ésos tiempos, la estatura de la gente no pasaba de 1,55 mt y morían a la temprana edad de 40 años, y respecto la silla, que la usaba Carlos V quién sufría de gota y desde su habitación, que tenía una ventana a la capilla del monasterio, hacía sus oraciones y su misa diaria, es decir, no podía moverse de la silla.

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

La enfermedad de la gota, también llamada ‘enfermedad de los ricos’ se debe al exceso de comer carnes. En esos tiempos, solo la nobleza podía comer carne, ya que la caza era prohíbida a la plebe, que se alimentaba solo del agro, que de por si tampoco cubría sus necesidades, ya que por decir algo, una hectárea alimentaba a no mas de dos personas. La verdadera riqueza que trajeron los conquistadores españoles a Europa, fue la papa (patata), que transformó el agro y la alimentación, ya que con la papa, hubo alimentos para todos.

Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico, (1500–1558), emperador, rey de Italia y Germania, más conocido como Carlos I de España

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Hay mucho que decir sobre Carlos V, veamos un brevísimo resúmen.

El nacimiento de Carlos de Habsburgo se produjo durante la celebración de un baile en el palacio Casa del Príncipe (Prinsenhof) de Gante, Flandes, cuando la embarazada archiduquesa Doña Juana comenzó a sentir fuertes dolores en el vientre. Creyendo que se debían a una mala digestión, acudió al baño y allí, sin ayuda de nadie, dio a luz a su primer hijo varón a las 3:30 de la madrugada del martes 24 de febrero de 1500.

El 9 de febrero de 1518, las Cortes de Castilla, reunidas en Valladolid, juraron como rey a Carlos junto con su madre Juana y le concedieron 600.000 ducados. Además, las Cortes hicieron una serie de peticiones al rey, entre ellas:

Aprender a hablar castellano.

El cese de nombramientos a extranjeros.

La prohibición de la salida de metales preciosos y caballos de Castilla.

Trato más respetuoso a su madre Juana, recluida en Tordesillas.

Durante el reinado de Carlos I, la corona de Castilla expandió sus territorios sobre gran parte de América. Hernán Cortés conquistó a los aztecas de México dando origen al Virreinato de Nueva España, Pedro de Alvarado conquistó a los pueblos mayas formando el Reino de Guatemala, Francisco Pizarro conquistó el Imperio Incaico formando el Virreinato del Perú y Gonzalo Jiménez de Quesada conquistó el pueblo de los chibchas, en la actual Colombia, fundando el Nuevo Reino de Granada. Los capitanes españoles Sebastián de Benalcázar y Francisco de Orellana, partieron del Reino de Quito en busca del mítico El Dorado. Benalcázar fundó en 1534 la ciudad de San Francisco de Quito mientras que Orellana, tras fundar Guayaquil, se internó en la Amazonía y descubrió el río Amazonas. Juan Sebastián Elcano dio la primera vuelta al mundo en 1522, terminando el viaje que comenzó Fernando de Magallanes y sentando las primeras bases de la soberanía española en Filipinas y las Marianas.

En su testamento reconoció a Juan de Austria como hijo suyo nacido de la relación extramatrimonial que tuvo con Bárbara Blomberg en 1545. Lo conoció por primera vez en una de las habitaciones de la casa palacio del Monasterio de Yuste.

En 1573 el rey Felipe II dispuso el traslado de los restos del extinto emperador y de la infanta Leonor de Austria, reina de Portugal, al Monasterio de El Escorial, tarea que fue realizada por el V conde de Oropesa, Juan Álvarez de Toledo y de Monroy.

El ataúd de Carlos I se encuentra ubicado en la Cripta Real del Monasterio de El Escorial, conocida como el Panteón de los Reyes.

Monasterio de Yuste

El monasterio de Yuste (Cuacos de Yuste, La Vera, Cáceres) es un monasterio y casa palacio en el que se alojó y murió Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico tras su abdicación. Se encuentra cerca de la población de Cuacos de Yuste, en la comarca de La Vera, al noreste de la provincia de Cáceres, España. El convento actual se reconstruyó sobre las ruinas del viejo monasterio que sirvió de residencia al emperador en los dos últimos años de su vida (1556–1558). Fue declarado en 2007 como Patrimonio europeo.

En la actualidad, el monasterio se encuentra habitado por los monjes de la Orden de San Pablo.

En el año 1556 Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico decidió retirarse a algún convento para hacer en él vida monástica, eligiendo para ello el Monasterio de Yuste. Por esta razón tuvieron que realizarse numerosas obras para ampliar las escasas dependencias con las que el monasterio contaba en ese momento y que eran insuficientes para albergar al emperador y a las 60 o 70 personas con las que contaba su séquito personal.

El 21 de septiembre de 1558, murió Carlos V en la que fue su última morada. Fue enterrado en la iglesia para, con posterioridad, ser trasladados sus restos al panteón real del Monasterio de El Escorial, por expreso deseo de su hijo Felipe II.

Veamos imágenes del Monasterio de Yuste.


Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Silla en la que viajó Carlos V. Monasterio de Yuste

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)

Monasterio de Yuste retiro de Carlos V (JD)GIF

Saludos de JD

No comments yet.

Leave a Comment