Facebook Twitter RSS Reset

Miyazaki en tres dimensiones, un tributo

Miyazaki en tres dimensiones, un tributo



Las personas sufrieron cuando creyeron que sería el adiós. El productor, director y animador Hayao Miyazaki – cofundador de Studio Ghibli y responsable por dar vida a casas de baño fantasmagóricas, niñas valientes y determinadas, animales que son una mezcla peluda entre búho y oso y a tantos otros personajes e historias que nos marcaron – anunció hace un año (en agosto de 2014) su retiro, momento en que el estudio entró en un vacío de producción.

Miyazaki en tres dimensiones, un tributo

Pero, como en las últimas (por lo menos seis) veces que el director amenazó con dejarnos huérfanos, su pasión por la animación prevaleció y el cineasta de 74 años está de vuelta y activo.

El maestro de la animación se encuentra trabajando actualmente en una nueva animación, esta vez en un cortometraje de 10 minutos titulado Kemushi no Boro, una historia que el cineasta viene planeando desde hace casi veinte años y que seguirá las aventuras de “una diminuta lagarta cabelluda, tan pequeña que puede ser fácilmente aplastada entre los dedos”. El primer filme del director desde el lanzamiento de “Kaze tachinu” (2013), que recibió una nominación al Oscar, será también el primer encuentro entre Miyazaki y la animación en CGI – computación gráfica en 3D.

Miyazaki en tres dimensiones, un tributo

La mala noticia es que el corto se está desarrollando para el museo de Studio Ghibli localizado en Mitaka – el único lugar, hasta el momento, donde es posible ver también los otros nueve cortos producidos exclusivamente para la exhibición en ese espacio (entre ellos Mei and the Kittenbus, una semi-secuencia de Mi vecino Totoro). Pero, si no tienes programado un viaje a Japón para el 2018 (cuando deberá concluirse la producción) y estás curioso por ver los trazos tan característicos de Miyazaki en un mundo de tres dimensiones, seguramente estarás feliz de saber que alguien hizo un intento. Y, puedes estar seguro, es fantástico.