Facebook Twitter RSS Reset

Mitos y verdades del Overclocking

Mitos y verdades del Overclocking

El llamado Overclocking básicamente es una técnica que nos ofrece la posibilidad de que nuestra computadora incremente su rendimiento un poco más allá de los valores originales de fábrica, pero debemos tener bastante cuidado, y ser muy precavidos con lo que nos proponemos hacer, ya que podemos dejar los componentes de nuestra PC completamente inservibles. En este artículo conoceremos algunos mitos y verdades acerca de este procedimiento.

Como mencionamos, el procedimiento de Overclocking permite acelerar el rendimiento de los componentes de la PC más importantes como la CPU, la memoria RAM y la placa de video más allá de los límites previstos por sus fabricantes, con lo cual, en términos simples, mejoraríamos la velocidad final de la computadora.

Mitos y verdades del Overclocking

Cabe destacar que el propósito de este artículo no es enseñar la técnica del Overclocking, sino conocer unas pautas generales que nos permitirán establecer la necesidad de hacerlo y entender que hay de cierto y que hay de falso en su implementación, además de las observaciones que tenemos que tener en cuenta antes de acometer con las modificaciones.

Overclockear o no Overclockear?

En la actualidad los grandes fabricantes de procesadores como AMD e Intel no suelen poner tantos reparos a la hora del Overclocking, es más, muchas veces hasta equipan a sus productos con herramientas que nos permiten hacerlo fácilmente, no por ser buena gente o por que se preocupan por nuestra economía, sino que han visto que existe un mercado importante de gente que se siente atraída por esta técnica.

Mitos y verdades del Overclocking

Aun así, debemos saber que el Overclocking anulará la garantía de la CPU, además de que existe la posibilidad de dañar por completo los componentes esenciales de la PC si exageramos en la transformación. Pero siempre que el Overclocking sea moderado obtendremos un resultado exitoso.

Si bien podemos llegar a pensar que con la compra de una PC de escasos recursos y unos toques de esta técnica vamos a obtener la performance de un equipo de alta gama, lo cierto es que ni en nuestros mejores sueños vamos a poder obtener el rendimiento de una computadora que cuesta el cuádruple de lo que pagamos la nuestra.

Para saber si es valedero realizar Overclocking, es necesario entender que esta necesidad depende en mucha medida de las tareas que realicemos en nuestro equipo, en el caso de que solamente utilicemos programas como la suite Office de Microsoft, Firefox, Chrome, Windows Media Player, Ares u otras aplicaciones de productividad, el Overclocking no vale la pena, ya que todo el arduo trabajo realizado en la CPU, motherboard y demás prácticamente no se notará en el rendimiento de estos programas.

Mitos y verdades del Overclocking

Sin embargo, si hacemos uso de aplicaciones que utilizan muchos recursos del sistema como juegos modernos y programas de edición o renderizado, los cuales afectan a todos los componentes de la PC tales como el disco rígido, placa de video, memoria RAM y CPU, el Overclocking se justifica ya sí que obtendríamos una mejoría notable.

Los ejemplos más notables de aplicaciones que se benefician de este procedimiento son los programas que usan mucho la técnica de multithread como los de edición de imágenes o codificadores de video profesionales.

Ahora no esperes demasiado de la técnica del Overclocking, si quieres más rendimiento, sólo te lo podrá ofrecer un equipo más poderoso. En resumen podemos decir entonces que este procedimiento no es mágico, sólo puede engrasar un poco el mecanismo.

Overclockeando

Antes que nada, siempre debemos tener presente que el propósito del Overclocking es mejorar la performance de un equipo, y es por ello que debe primar la seguridad y la estabilidad antes que la velocidad. Si no respetamos este punto, la velocidad extra que podemos obtener no nos servirá de nada si la PC se cuelga cada 5 minutos.

Algunos de los mitos más extendidos entre los neófitos en el tema del Overclocking dice que para poder implementarlo es necesaria una gran inversión de dinero en memorias RAM, fuentes de alimentación, motherboards y coolers de refrigeración especiales. Pero afortunadamente esto dista bastante de la realidad si nos atenemos a un Overclocking moderado y sencillo.

Sin embargo, es posible que requiramos una elevada inversión en el caso de que intentemos realizar un Overclocking agresivo, el cual lleve a los componentes de la computadora a un nivel extremo de rendimiento, hecho que en sí plantea la necesidad de comprar accesorios y componentes con características especiales que soporten estas velocidades mucho más altas.

Entonces, si lo que deseamos es aumentar sólo un poco el rendimiento, con las herramientas proporcionadas por el fabricante o desarrolladores externos nos basta, ya que como mencionamos los manufacturadores de CPU como AMD e Intel ha incluido una serie de facilidades como para que el usuario pueda desarrollar la técnica sin complicaciones.

Mitos y verdades del Overclocking

Es más, en la actualidad podemos encontrar motherboards con la capacidad para realizar Overclocking en forma manual o automática. En este sentido, si somos propietarios de una de estas placas base, deberemos evitar el uso del Overclocking automático, ya que el mismo establecerá la velocidad de reloj del procesador y la velocidad de las memorias al nivel en que el sistema considere estable, sin embargo, esto puede traer muchos problemas al ejecutar Windows u otras aplicaciones.

Para poder disfrutar de un Overclocking sin complicaciones, lo mejor en estos casos será ajustar los parámetros en forma manual, siempre documentándonos para evitar errores o inestabilidad de la PC.

También otro de los mitos que circulan en torno al Overclocking es que una computadora a la cual se le haya realizado esta técnica suele ser en extremo ruidosa debido a la refrigeración necesaria para mantener fríos los componentes.

Mitos y verdades del Overclocking

Como en el caso anterior, todo depende del nivel de Overclocking que se le ha aplicado a una PC, en la mayoría de las veces un Overclocking moderado no requiere de coolers o ventiladores especiales, y tampoco complementar la refrigeración con artilugios a base de líquidos o gases.

Sin embargo, una mejor refrigeración puede extender la vida útil de los componentes de nuestra PC, tal como podemos ver en este enlace.

Conclusión

El Overclocking es una técnica que requiere de mucha paciencia y dedicación, y como pudimos ver, en algunos casos también de mucho dinero.

Si consideramos que necesitamos de un poco más de rendimiento, el Overclocking nos lo podría dar, siempre y cuando respetemos no forzar demasiado el equipo o sus componentes, sin cumplimos con esta premisa, obtendremos un sistema estable y más rápido que cuando lo compramos y usamos por primera vez.

En este video podemos observar un caso de Overclocking bastante extremo, poco práctico para leer el correo electrónico.