Facebook Twitter RSS Reset

Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)GIF

Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

Mitologia nordica: Heroes, dioses y leyendas (1era Parte)




leyendas

Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

heroes

Ragnarok


Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

El fin del mundo o Ragnarok quiere decir “el destino de los dioses”. La llegada de Ragnarok estaría precedida por el in­vierno llamado Fimbulvetr, con inmensas nevadas, hielos y vientos gélidos en todas las direcciones. Después de tres inviernos seguidos, sin ningún verano de por medio, el sol no sería capaz de acabar con las heladas, el mundo estaría sumido en grandes batallas con los her­manos matándose entre sí.

Los lobos que perseguían los carros del Sol y de la Luna por fin los alcanzarían y los devorarían, las estrellas se precipitarían del cielo y la tierra sufriría grandes temblores que provocarían el derrumbe de las montañas sobre Midgard. A continución, el relato del fin del mun­do describe otra serie de desgracias. El lobo Fenris se soltará de sus cadenas y abrirá su boca expulsando fuego hasta tocar el cielo y la tie­rra. Las aguas inundarán la tierra. La serpiente de Midgard se re­volverá con furor y saltará a la tierra, escupiendo veneno. Se rasgará el cielo y vendrán cabalgando los hijos de Muspellheim, precedidos por Sutur y su brillante espada, cuando cabalguen sobre Bifrost se rom­perá. A la llanura de Vigrid también llegarán Loki, seguido por todas las criaturas del infierno, Hrym y todos los gigantes de hielo. Heimdall se levantará y, después de soplar tres veces su cuerno, desperta­rá a todos los dioses que se reunirá en asambleas. Odín cabalgará hasta el puente de Mimir y le pedirá el consejo. Entonces temblará Yggdrasil, el fresno del mundo, y no habrá nadie que no tenga miedo.

Los asios y los guerreros del Valhall vestirán sus armas y cabalga­rán hasta el llano. Primero irá Odín con su yelmo, su coraza de oro y su lanza Gungnir, y lo atacará el lobo Fenris, Thor no le podrá ayu­dar pues tendrá que enfrentarse a la serpiente Midgard. Frey lucha­rá contra Sutur, pero morirá por no tener la espada que le dio Skirnir. Entonces soltarán al perro Garm, el más temido de los monstruos, que está atado en Gripahell y luchará contra Tyr, ambos morirán.

Thor dará el golpe de muerte a la serpiente Midgard y entonces retrocederá nueve pasos y morirá ahogado por el veneno de ésta. El lobo se tragará a Odín, y así morirá el padre de todos. Pero Vidar pisará la mandíbula de Fenris con su zapato y se la romperá al tirar de la mandíbula superior. Loki luchará con Heimdall y los dos mo­rirán, entonces Sutur arrojará fuego sobre los nueve mundos.

Pero no todo morirá. Sobrevivirán Vidar y Vali, a quienes el fue­go de Sutur no consigue dañar, estos dos dioses habitarán en Idavellir, en el mismo lugar donde antes estuvo Asgard, hasta allí también irán Magni y Modi, los hijos de Thor, portando a Mjollnir, el mar­tillo de su padre. Y del infierno vendrán Balder y Horder, y habla­rán de las viejas runas, y encontrarán en la hierba los escaques de oro que algún día pertenecieron a los asios.

En un bosque llamado Hoddmimir, escondidos del fuego, esta­rán dos hombres, Lif y Leifthrasir, que se alimentarán algún tiempo de rocío siendo los padres de una descendencia que habitará todos los mundos.

Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

Thor contra la serpiente Midgard


Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

Los dioses deseaban realizar una fiesta en la casa de Aeger, pero no podían conseguir la suficiente bebida ya que éste no disponía de un caldero lo suficientemente grande para preparar la cerveza. Pidió entonces a Thor que le buscara uno, pero nadie sabía dónde podría conseguirlo, entonces Tyr le dio la idea de trasladarse hasta el este del río Elivagar, cerca de las fronteras del cielo en don­de habitaba Hymer, su padre, que poseía una caldera de una milla de profundidad. Ante las dudas de Thor, Tyr decidió acompañarlo pa­ra ayudarlo en la empresa que habían de acometer.

Entonces Thor tomó la apariencia de un muchacho y junto a Tyr viajaron hasta el palacio de Hymer. En cuanto llegaron, Tyr encon­tró a su abuela, una gigante de 900 pies, pero su madre que era una bella mujer les ofreció bebidas y les aconsejó que se escondieran bajo unas calderas, pues Hymer, su marido, era muy cruel con los ex­tranjeros.

Cuando Hymer volvió de la pesca al anochecer, su mujer lo esta­ba esperando para comunicarle que su hijo estaba en casa y que lo acompañaba el enemigo de los gigantes, Thor, e indicó hacia donde estaban escondidos. El gigante hizo matar tres bueyes para ofrecer­les una comida aunque no le agradaba la presencia de su enemigo.

A la mañana siguiente Thor observó que Hymer preparaba sus botas de pesca y le pidió acompañarlo, a lo que el gigante respondió que no, pero al insistir finalmente le dijo que buscara un cebo y fue­ra al bote, Thor fue donde estaba el rebaño y sacó el mejor toro de Hymer, le cortó la cabeza y volvió al bote, enseguida partieron, re­maron mucho tiempo y al fin Hymer exclamó sorprendido por la fuerza de Thor, que si no se detenían estarían en peligro por la ser­piente Midgard, no obstante el dios siguió remando mucho más tiempo.

Cuando se detuvieron, Hymer no tardó en pescar dos ballenas, Thor lanzó su caña con el cebo amarrado y logró engañar a la ser­piente, la cual quedó prendida del anzuelo, Thor tiró tan fuerte que sus pies atravesaron el barco y llegaron al fondo del mar, desde ese momento Thor y la serpiente lucharon mientras ésta le arrojaba ma­res de veneno, Hymer en su espanto cogió un cuchillo cuando Thor blandía su martillo y cortó la cuerda de forma que la serpiente se su­mergió en el mar nuevamente.

Al regresar al palacio, el gigante pidió a Thor que le demostrara nuevamente su fuerza, y le rogó que rompiera su vaso, Thor lo lanzó contra las columnas pero no se rompió, así que su amigo le dio el consejo de que lo tirara contra la frente de Hymer, pues era más dura que cualquier vaso, y así lo hizo Thor, el vaso se rompió y la frente del gigante quedó intacta.

Pero aún Thor debía sacar esa caldera fuera del palacio, con toda su fuerza tomó la caldera y la subió a su cabeza, mientras sus pies atravesaron el suelo de la sala, colocando la caldera sobre su hombro y blandiendo su martillo masacró a todos los gigantes. Así volvieron a la casa de Aeger, con la caldera necesaria para proveer de bebida a los dioses y poder celebrar su fiesta.

Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

Gleipnir, la ligadura irrompible


Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

Una de las numerosas leyendas de la mitología nórdica nos cuenta cómo fue capturado el lobo Fenrir, hijo de Loki y de cómo estará preso hasta el Ragnarok

Ocurrió una vez, que lo Aesir, cansados de las batallan que debían librar con Fenrir y su camada y furiosos por las muertes de sus compañeros, decidieron que debían apresarlo. Sin embargo las sogas normales no eran rival para los poderosos músculos de la bestia, así que acudieron a los enanos.

Estos por encargo de el dios Thor, crearon la soga Gleipnir la irrompible. Se dice que para crearla los mejores artesanos enanos tuvieron que recurrir a los más extraños materiales. Esta compuesta de el sonido de la pisada del gato, la barba de una mujer, las raíces de la montaña, los nervios del oso, el soplo de los peces, y la saliva del pájaro.

Una vez tuvieron la mágica soga, los dioses esperaron la ocasión propicia para atrapar a Fenrir.

Un día varios aesir consiguieron enfrentarse a él cara a cara. Le propusieron un reto, atarlo con una soga y que el la rompiera, si lo conseguía sería libre de huir, pero si no quedaría atrapado para siempre. Fenrir, vanidoso pero astuto, quiso ver la soga primero, y al verla tan fina y frágil, sospechó, y preguntó:

-¿como podría yo saber, que esta soga es una soga común y que no pretendéis engañarme?

-Nosotros así te lo decimos-contestaron los dioses.

-No os creo, quiero una garantía. Uno de vosotros habrá de meter la mano en mi boca, de forma que si es un engaño, se la arrancaré en el acto.

Los dioses, conscientes de que era un engaño, pero también de que la oportunidad no se repetiría, no sabían qué hacer, pero entonces el valeroso Tyr dió un paso adelante y dijo:

-Mi mano será tu garantía, si eso es lo que necesitas.

Y así ataron a Fenrir con Gleipnir, sujetándolo a la isla Lyngvi, en el lago Ámsvartnir.

Una vez estuvo atado, se dispuso a liberarse, pero al ver que no podía, y percibir el engaño, lanzó una terrible dentellada, con la que arrancó la mano del dios.

Y así fue cómo el gran lobo Fenrir quedo atado por siempre, y Tyr manco.

dioses

La omnipotencia de Odin y la creación de las runas


Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

Cuenta la leyenda, que al principio de los tiempos, Odin era capaz de ver lo que pasaba en los nueve mundos desde su trono Hliðskjálf, pero no podía sin embargo ver el futuro. Este al ser el dios de la sabiduría, tenía una inmensa necesidad de conocer el futuro, pues se dice que fue él quien dió el don de la curiosidad a los hombres.

Odin sabía que quien bebiera de las aguas del pozo Urd obtendría la omnipotencia, de forma que acudió allí, y pidió a Mimir, su guardián, que le permitiese beber de las aguas. Pero este, conocedor del valor de la sabiduría absoluta, le exigió al dios que dejase algo como prenda, uno de sus ojos (lo cual simboliza la diferencia entre belleza y fealdad). Odin, sin dudarlo un momento, extrajo su ojo, y se lo entregó a Mimir, que lo arrojó a las profundidades del pozo, para que permaneciese allí por toda la eternidad. De esta forma, Odin sacrificó la belleza por la sabiduría.

Más adelante, en un enfrentamiento entre los Vanir y los Aesir, Mimir fue decapitado, y Odin tomó su cabeza, y la conserva junto a sí, haciéndola hablar por medio de la magia, lo cual la convierte en una fuente inagotable de conocimientos.

A pesar de que los conocimientos que Odin obtuvo eran de gran importancia, su sabiduría absoluta no consiste solo en estos, sino que también se compone de la magia y las poesías.

El saber de estas dos artes lo obtuvo mediante el conocimiento de las runas. En otra leyenda se narra cómo obtuvo Odin las runas.

Ocurrió que Odin queriéndo obtener el saber de las runas, realizó el sacrificio de sí mismo, clavandose su lanza Gungnir y colgándose cabeza abajo de las ramas de Yggdrasil, el fresno sagrado, durante nueve días y nueve noches. Y en la noche de el noveno día, cuentan que Odín pudo surcar las aguas de su propia alma, y allí en el fondo, encontró las runas y las asió, y aunque esto le provocó la muerte, resucitó, ahora conocedor de las runas.

Hay que resaltar que la muerte de Cristo, según la religión cristiana, guarda un enorme parecido con este mito, tanto por la lanza, como por el colgar durante largo tiempo y como por la resurrección.

Finalmente Odin, por medio de estos dos sacrificios se conviertió en el dios conocedor de todas las cosas y poseedor de la sabiduría absoluta.

Otras leyendas cuentan como Odin disfrutaba, tomando el aspecto de el anciano errante, y retando a duelos de sabiduría a grandes erúditos. Una vez se batió en un concurso de adivinanzas con el gigante Vafþrúðnir el cual se decía que era el más sabio de los gigantes, bajo el disfraz de Gágnraðr (gran similitud con el nombre de Gandalf). Preguntaron y respondieron preguntas sobre el presente, el pasado y el futuro, y ninguno se alzaba con la victoria, hasta que Gágnraðr preguntó al gigante, qué susurró Odin al oido de su hijo Baldr en su pira funeraria; descubriéndose así que era Odin, ya que una norma indiscutible en los torneos de adivinanzas es que el que formula la pregunta debe conocer la respuesta, y la respuesta a aquella pregunta solo era conocida por Odin. Y así el gigante salió derrotado, como todo aquel que se enfrentó alguna vez a Odin en uno de sus famosos

historia

Yggdrasil



Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

El árbol de Yggdrasil sujeta y une los mundos desde el principio delos tiempos. Es un enorme fresno y de sus ramas penden los nueve mundos.

Yggdrasil se divide en tres partes principales: abajo, en la zona más cercana a la raiz, se encuentra Niflheim, el reino del hielo; según subimos en el tronco se encuentra Midgard, el reino de los hombres y por último en la copa se encuentra Asgard, el reino de lo Aesir, los dioses mayores de la mitología nórdica. Se piensa que este orden de los mundos hace referencia a el ciclo de la vida: El nacimiento, aunque parezca extraño, en Niflheim, debido a que según los nórdicos, el origen de la vida se encuentra en el hielo, del que surgen Ymir y Audumbla, tal y como vemos en El origen del mundo. El siguiente paso, obviamente la vida, se desarrolla en el mundo de los hombres, Midgard y por último la muerte, Asgard, pues según los nórdicos, todo hombre muerto en combate será recogido por las valkyrias y transportado hasta el valhalla.

A pesar de que esta sea la organización principal de los mundos, existen muchos mundos intermedios entre ellos.

Su orden de crecimiento es el siguiente:

Helheim, el Reino de los muertos.

Svartálfaheim, el Reino de los elfos oscuros

Niflheim, el Reino de la nieve y el frío intenso.

Jötunheim, el Reino de los gigantes.

Midgard, el Reino de los Hombres. (también conocido como Mannaheim.)

Vanaheim, el Reino de los Vanir, una tribu de diose.

Alfheim, el Reino de los elfos de la Luz.

Asgard, el Reino de los Dioses (Aesir).

Muspelheim, el mundo primordial de fuego, allí se encuentra el Ginnungagap.

En El fresno Yggdrasil también habitan multiples criaturas míticas y diferentes dioses.

Al pie del mismo se encuentra el pozo de Urd, fuente de todo el conocimiento, custodiado por Mimir. Con el agua de este pozo las nornas riegan el gran árbol y por obtener un trago de este agua Odín colgó de las ramas de Yggdrasil durante nueve días.

El tronco de Yggdrasil nace de tres raíces, una lleva a la fuente de Hvergelmir, la segunda a la fuente de Mimir y la tercera a la casa de las nornas, las tejedoras del destino.

En las raíces del gran fresno se encuentra el dragón Nidhogg, una bestia que junto con una gran orda de gusanos intenta devorar las raíces. Defendiendo estas raíces se encuentra Heimdall, uno de los aesir, que además de proteger las raíces de los ataques del Nidhogg protege la entrada a Asgard, el Bifrost, o puente sobre el arco iris, que comunica el reino de los dioses con Midgard y Niflheim.

Por el tronco corren cuatro ciervos y una ardilla. Los ciervos son Dáin, Dvalin, Duneyrr y Duraþrór (se sospecha que Tolkien tomó los nombres de los dos primeros para sus personajes Dain Ironfoot y Dwalin).

A la ardilla se la conoce como Ratatosk (nombre utilizado como personaje principal en la segunda parte de Tales of Symphonia) y su cometido es transmitir insultos del Nidhogg al Gran águila que habita en la copa de Yggdrasil, y viceversa.

Según las Eddas, el Ragnarok vendrá cuando Nidhogg consiga devorar las raíces de Yggdrasil.

mitologia

POST RELACIONADOS



Mitologia Griega





Mitologia Egipcia





Mitos y leyendas de Argentina





Mitología Nórdica: Héroes, dioses y leyendas (2da Parte)

No comments yet.

Leave a Comment