Facebook Twitter RSS Reset

Mirar senos alarga la vida

Un supuesto estudio que recogen varios medios de comunicación nacionales y extranjeros indica que un grupo de científicos ha determinado que los hombres que tienen una fijación especial por los senos de las mujeres podrían alargar hasta cinco años más su vida.

Mirar senos alarga la vida

Estas publicaciones, entre las que se encuentran Menshealth o Daily Record, argumentan que según la doctora Karen Weatherby, gerontóloga y líder de la investigación, unos minutos por día es suficiente. «Sólo mirar 10 minutos los encantos de una mujer bien dotada es casi equivalente a un trabajo de 30 minutos con ejercicios aeróbicos», explicaría la citada Weatherby.

Científicos británicos tratan de cerrar el debate del tamaño del pene con un estudio

Estas publicaciones añaden que la investigación la han llevado acabo un grupo de médicos de tres hospitales de Frankfurt y que llegaron a esta conclusión tras estudiar la salud de 200 pacientes masculinos.

Al parecer, a la mitad de los pacientes se los instruyó para que mirasen a las mujeres y la otra mitad se abstuvieron de ello. El estudio concluyó que aquellos paciente que miraron con detenimiento los senos de las mujeres tenían menos problemas de enfermedades coronarias.

Aunque se indica que el estudio ha sido publicado en la prestigiosa revista especializada New England Journal of Medicine, este diario no ha podido contrastar ni la veracidad de este hecho ni la existencia de la doctora Karen Weatherby.

El término científico de mama se emplea para designar la región anterosuperior lateral del tronco femenino humano y de la región anterocaudal sobreexpuesta a la pelvis para las especies de mamíferos inferiores, abarcando en los mamíferos superiores e inferiores el contenido de la glándula mamaria y los conductos galactóforos empleados para la lactancia.

En la anatomía humana, las mamas se desarrollan en un par correlativas al área antes descrita para el ser humano, mientras que en mamíferos inferiores se suele doblar el número en dicha región descrita anteriormente. Su estructura es generalmente asimétrica —la izquierda es de mayor tamaño que la derecha en la mayoría de los casos, siendo lo contrario muy raro— y están situadas bajo la piel en el tórax de todos los individuos de la especie humana.

Es muy frecuente usar el eufemismo y pseudocultismo senos como sinónimo de mamas, sin embargo tal pseudocultismo es erróneo: la palabra seno aplicada a la mama corresponde en realidad al espacio que se ubica entre las mamas (las mamas de una mujer en español son popularmente llamadas tetas entre otros muchos nombres disfémicos).

Los mamíferos machos también poseen mamas, aunque no están completamente desarrolladas, aunque suelen hacerlo como consecuencia de distintas enfermedades congénitas, como en el caso del seudohermafroditismo.

No comments yet.

Leave a Comment